Economía y Sistema Financiero

Depreciación del peso noquea precios de productos básicos

10-01-2017 09:30

Productos como el frijol y la azúcar han registrado incrementos superiores a 45% entre diciembre de 2014 y noviembre de 2016.

La inflación comenzó una trayectoria ascendente desde julio de 2016 que no se ha detenido, impactando principalmente a productos de consumo de la Canasta Básica. Agrandar
La inflación comenzó una trayectoria ascendente desde julio de 2016 que no se ha detenido, impactando principalmente a productos de consumo de la Canasta Básica.

La canasta básica ya no cuesta lo que hace dos años.

Productos como el frijol y el azúcar han registrado incrementos en sus precios por arriba de 45% entre diciembre de 2014 y noviembre de 2016.

Uno de los principales motivos ha sido la depreciación del peso frente al dólar, los movimientos cambiarios han sido tan fuertes que la misma Junta de Gobierno del Banco de México ha señalado desde finales de 2016 que ya han comenzado a impactar a la inflación al alza.

El tipo de cambio pasó de un promedio de 14.51 pesos por dólar a finales de 2014 hasta 20.12 pesos en noviembre del año pasado, lo que significó una depreciación de 39%.

Un ejercicio realizado por Arena Pública reveló que los precios de 32 productos que integran una despensa esencial -tomados de la Canasta Básica- han sufrido un aumento promedio de 7.8% durante los últimos dos años, esto es, durante el mismo periodo de tiempo en el que se acentuó la depreciación del peso frente al dólar.

El incremento de precios es 2.3 veces mayor a la tasa de inflación general de noviembre de 2016 que se ubicó en 3.31%. Se trata de alimentos básicos consumidos a todo nivel socioeconómico como la tortilla, el arroz, la pechuga de pollo, el aceite y otros de limpieza esenciales como el champú, el papel higiénico o el jabón de tocador.

De entre estos el azúcar fue la mercancía que más elevó su precio, pasó de 12.73 pesos por kilo en diciembre de 2014 a 19.81 durante noviembre de 2016, un incremento de 56% de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Elaboración propia con datos de INEGI

Elaboración propia con datos del INEGI

Otros productos que tuvieron un aumento considerable fueron el frijol que pasó de un promedio de 20.80 pesos por kilo a 30.29 pesos, un alza de 45%; y la manzana que transitó de 30.36 pesos a 38.62 el kilo, un aumento de 27%, ambos bajo la comparación anterior. 

Aunque otras mercancías disminuyeron su precio durante el lapso de tiempo en el que más se depreció el peso, fue el caso del huevo blanco que disminuyó 22.2% al pasar de 29.4 pesos el kilo a 22.8 pesos; y el jitomate que cayó 11.67% al pasar de 28.7 pesos por kilo a 25.4 pesos.

En el área de aseo personal la pasta dental fue el artículo que más aumentó su precio al público durante los últimos dos años, pasó de 22.84 pesos a 34.18 por un tubo de 125 gramos, un incremento de casi 50%.

Tipo de cambio, el principal responsable

El segundo semestre de 2014 marcó el acento de una tendencia de la depreciación del peso frente al dólar que poco a poco impacto al alza los precios de los productos y servicios.

La presente administración pasó de contar con la tasa de inflación más baja desde hace 15 años, cuando se ubicó en 2.13% durante diciembre de 2015, a pronósticos que la sitúan en 5% para 2017 de acuerdo con los analistas de Citibanamex.

La inflación comenzó una trayectoria ascendente desde julio de 2016 que no se ha detenido, impactando principalmente a productos de consumo de la Canasta Básica.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: 2016, el año en que los precios comenzaron la cuesta arriba, 9 de enero de 2016.

MÁS INFORMACIÓN:Arranca 2017 con malos pronósticos: más depreciación e inflación y tasas más altas, 6 de enero de 2016.  

MÁS INFORMACIÓN: Depreciación del peso catapulta remesas a máximos históricos, 5 de enero de 2016.  

 

 

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.