Economía y Sistema Financiero

Aumenta pobreza laboral en siete estados: Coneval

En el segundo trimestre del año, en Chiapas, Morelos, Zacatecas, Hidalgo, Ciudad de México, Sonora y Jalisco se elevó la población que no puede pagar sus gastos en canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo.

15-08-2018 18:16 Por : Arena Pública
Michoacán y Querétaro fueron los estados que más bajaron el porcentaje de población sin acceso a la canasta alimentaria. Foto: Archivo Arena.
Michoacán y Querétaro fueron los estados que más bajaron el porcentaje de población sin acceso a la canasta alimentaria. Foto: Archivo Arena.

¿Por qué es importante? El consumo interno es uno de los principales motores de la economía en México, mejorar el ingreso real de las familias es fundamental para detonar mayor crecimiento vía el gasto de los hogares.

No basta con condiciones marcroeconómicas estables, se requiere un combate efectivo contra la pobreza para reducir de manera eficiente y significativa la proporción de la población que no puede ni cubrir sus necesidades alimentarias diarias.  

Las cifras hablan: De las 32 entidades del país, en 25 de ellas disminuyó la población que no puede pagar la canasta alimentaria con los ingresos de su trabajo, de acuerdo con el reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). A nivel nacional la proporción de la población en esa situación fue de 38.5% en el segundo trimestre de 2018, frente al 40.1% observado en 2017.

Las entidades que observaron un incremento en el porcentaje de la población en situación de pobreza laboral fueron:  Chiapas, Morelos, Zacatecas, Hidalgo, Ciudad de México, Sonora y Jalisco

Algunos estados presentaron grandes reducciones como Michoacán y Querétaro que bajaron 5.9 puntos base (pb) y 7.3 pb respectivamente, y otros uno poco más pequeñas como Veracruz en donde a diferencia fue de 1.1 pb.

 

canasta alimentaria

Lo que están diciendo: De acuerdo con Coneval,  la disminución nacional de la población en situación de pobreza laboral a nivel nacional se explica por el aumento de 3.1% en el poder adquisitivo de los trabajadores consecuencia de la baja inflación.

El fondo del asunto: Si bien una inflación moderada favorece el ingreso real en los hogares, no se ha observado que los programas sociales destinados a resarcir los rezagos sociales y económicos tengan un impacto significativo en la salida de la población que se encuentra en situación de pobreza.

Y ahora ¿qué sigue? : Es probable que al cierre de 2018 la inflación cierre nuevamente por arriba del objetivo de Banco de México de 3% (+, - un punto porcentual) por presiones en el nivel de precios, además hay indicadores que apuntan a un menor dinamismo del mercado interno como ventas al menudeo y el crédito al consumo. 

Hacía adelante se requiere no sólo mejorar las condiciones macroeconómicas para favorecer el ingreso real de las familias, también se necesita que los programas y el dinero público destinado al combate a la pobreza sean efectivos y entreguen resultados favorables. 

 

MÁS INFORMACIÓN:Índice de tendencia laboral de la pobreza al segundo trimestre de 2018.