Energía e Infraestructura

Inundaciones y desperdicio: la doble tragedia de las lluvias en la CDMX

04-07-2017 06:55

Autoridades sufren para desalojar toda el agua de lluvia que cae en la Ciudad de México durante la época de tormentas; solo captan y aprovechan 10%.

Las inundaciones han afectado el servicio del metro y ocasionado caos vial en la CDMX. Agrandar
Las inundaciones han afectado el servicio del metro y ocasionado caos vial en la CDMX.

Cuando llueve en la Ciudad de México toda el agua que cae se va, literalmente, por un tubo.

El agua que los últimos días de junio y los primeros de julio de 2017 ha inundado avenidas, hospitales y estacionamientos, creado cascadas artificiales en el metro y “ahogado” vehículos en plena calle no tiene un destino distinto al que usan los capitalinos para bañarse, lavar platos o cuando “le jalan” al WC.

La paradoja de la Ciudad de México es que la intensidad de las lluvias va en aumento y esto genera más problemas, en lugar de representar una solución para el abasto de agua.

 

Te puede interesar: Reinan los autos en CDMX, 42% de la ciudad es para estacionamientos, 11 de mayo de 2017.

 

Para aumentar la complicación del problema, el hundimiento que sufre el Valle de México, producto de la extracción de agua del subsuelo hace aún más complicado el desalojo del agua de lluvia.

Únicamente 10% del agua de lluvia que cae en la Ciudad de México es captada para su reutilización.

 

Ahogados en problemas

A lo largo de su historia se han hecho inversiones millonarias para desarrollar infraestructura que evite las inundaciones durante la temporada de lluvia que se da entre junio y septiembre de cada año en el Valle de México.

El sistema hidrológico de evacuación de aguas está compuesto por cientos de kilómetros de grandes tuberías que terminan en el Gran Canal de Desagüe y posteriormente en el Sistema de Drenaje Profundo.

 

La temporada de lluvias concluye en septiembre, así que todavía se desperdiciará mucha agua.

 

Estas tuberías llegan a tener hasta 6.5 metros de diámetro, sin embargo, resultan insuficientes para desalojar toda el agua que cae durante una tormenta intensa en el Valle de México.

“Este problema se vio agravado cuando las autoridades decidieron cambiar la vocación del Sistema de Drenaje Profundo en 1975: de ser el vertedor de aguas pluviales en la temporada de lluvias, a ser el Drenaje Sanitario permanente de las aguas residuales”, establece el documento Modelo de Marco Institucional para la Gestión de los Recursos Hídricos en el Valle de México.

 

Te puede interesar: Solo 1 de11 compromisos se han cumplido en mejoras el metro de la CDMX, 22 de mayo de 2017.

 

Una de las alternativas para evitar las inundaciones será la puesta en marcha del Túnel Emisor Oriente, el cual lleva casi 10 años en construcción, pero las autoridades federales no han logrado echarlo a andar en su totalidad.

Se trata de una obra de infraestructura de 62 kilómetros de longitud, pero solo se han puesto en operación 10 kilómetros.

De cualquier manera, esta obra ayudaría a desalojar de manera más eficiente el agua de lluvia, pero no a reutilizarla masivamente.

 

Agua que no has de beber…

Durante la temporada de lluvias en el Valle de México caen 1,100 millones de metros cúbicos de agua, según autoridades capitalinas, de las cuales en 2016 se aprovecharon 117 millones mediante el programa “Agua en tu casa” que impulsa el gobierno local.

Mediante la instalación de 474 sistemas de captación pluvial se logró este mínimo ahorro que presumió el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera el 11 de enero de 2017.

 

Las inundaciones se deben a lo complicado que es desalojar el agua del Valle de México, principalmente por el hundimiento que sufre.

 

Sin embargo, los 900 millones de litros de agua de lluvia que terminan en el drenaje representan más de la capacidad total que tienen las presas que integran el Sistema Cutzamala, responsable del 25% del total abasto de agua en el Valle de México.

En la Ciudad de México se deben privilegiar políticas públicas que promuevan la recolección de agua de lluvia en escuelas, hospitales, desarrollos inmobiliarios y edificios públicas, antes que seguir extrayendo agua de subsuelo a 2,000 metros de profundidad, consideró el investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Luis Marín.

 

Sigue pendiente la entrega y puesta en marcha del túnel emisor oriente para evitar inundaciones como estas.

 

Y aunque no sea una alternativa de abasto constante, la recolección de agua de lluvia debe formar parte de un plan integral de ahorro, reciclaje y saneamiento del líquido, consideró el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre.

 

MÁS INFORMACIÓN: Modelo de Marco Institucional para la Gestión de los Recursos Hídricos en el Valle de México, BID, noviembre de 2012.

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas del agua en México, Conagua, octubre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Principios de gobernanza del agua, OCDE, 4 de junio de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Programa de gestión integral de los recursos hídricos, visión 20 años, Gobierno de la Ciudad de México, octubre de 2012.

 

Comentar