Energía e Infraestructura

Solo 1 de 11 compromisos se han cumplido en mejoras al metro de la CDMX

22-05-2017 06:55

El aumento de dos pesos al precio del boleto resulta insuficiente para que en el corto plazo se cumplan todas las propuestas de mejora en la red que iniciaron en diciembre de 2013. Los 11 compromisos tardarán, al menos, 15 años más

El Metro está saturado. Tiene capacidad para 3 millones de pasajeros, en promedio al día, pero en realidad lo abordan 5.5 millones. Agrandar
El Metro está saturado. Tiene capacidad para 3 millones de pasajeros, en promedio al día, pero en realidad lo abordan 5.5 millones.

Si eres de los millones de personas que desde hace poco más de tres años paga dos pesos más por subirse al Metro y esperas que el servicio mejore, espera sentado, porque va a ser un viaje largo.

Las cuentas son sencillas: cumplir los 11 compromisos tras el aumento a la tarifa de 3 a 5 pesos por viaje tendrá un costo de 43,270 millones de pesos y los ingresos anuales para estos son de 2,500 millones de pesos.

Es decir, faltan como 15 años más de espera.

El cálculo forma parte de una recomendación que emitió la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) el 8 de diciembre de 2016.

El organismo denunció la deficiente calidad en la prestación del servicio público otorgado por el Sistema de Transporte Colectivo (Metro), tras el alza a la tarifa.

 

Primera estación: el aumento y los compromisos

El viaje para las mejoras en el Metro comenzó en 2013, cuando se realizó una encuesta entre usuarios para conocer su opinión sobre el aumento de la tarifa, luego de que las autoridades capitalinas reconocieron que los ingresos que recibían no eran suficientes para darle mantenimiento a la red.

Lo que le cuesta al Metro cada viaje son 10.50 pesos, de los cuales el usuario únicamente paga 5 pesos desde hace tres años y medio. Es decir, todos los viajes son subsidiados por el gobierno de la Ciudad de México.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto les cuesta transportarse a los latinoamericanos?, 11 de mayo de 2017.

 

Este subsidio impedía, por ejemplo, darles mantenimiento adecuado a los trenes. En 2013, de 385 convoyes que tenía el sistema, 105 estaban fuera de servicio, casi un tercio del total.

Para convencer a la ciudadanía del incremento, el entonces director del Metro, Joel Ortega Cuevas, se comprometió a lo siguiente:

1.- Comprar 45 trenes con aire acondicionado para la Línea 1 -Pantitlán-Observatorio- y 12 trenes para la Línea 12 -Tláhuac-Mixcoac- que se ampliará hasta Observatorio.

2.- Renovación integral de la Línea 1 y remodelación de las estaciones con la asesoría del Metro de París.

3.- Dar mantenimiento mayor a los 45 trenes de la Línea 2 -Cuatro caminos-Taxqueña-.

4.- Reparar 105 trenes que están fuera de servicio.

5. Mejorar los tiempos de recorrido de trenes en las Líneas 4 -Santa Anita-Martín Carrera-, 5 -Politécnico-Pantitlán-, 6 -El Rosario-Martín Carrera- y B -Ciudad Azteca-Buenavista-.

6.- Incorporar 1,200 policías para fortalecer la seguridad del Metro y evitar el comercio informal en sus instalaciones.

7.- En la línea A -Pantitlán-La Paz- se realizarán trabajos de renivelación de vías, incorporación de siete trenes férreos y eliminación del doble pago en torniquetes para usuarios que transbordan en la terminal Pantitlán.

8.- Sustitución de 50 escaleras eléctricas en las Líneas 1, 2 y 3 -Indios Verdes-Universidad-.

9.- Comprar 3,705 ventiladores para vagones y 258 compresores para mejorar tanto el sistema de frenado como el cierre de puertas.

10.- Comprar un nuevo sistema de radiocomunicación para trenes, estaciones y personal operativo con el objetivo de ampliar la seguridad.

11.- Modernizar el sistema de torniquetes y generalizar el uso de la tarjeta recargable en la Red del Metro.

Las autoridades nunca aclararon el plazo para cumplir esos compromisos, pero las encuestas reflejaron que la ciudadanía estuvo de acuerdo con el aumento, el cual comenzó a aplicarse en diciembre de 2013.

Al inicio de su aplicación hubo algunas protestas y la iniciativa convocada por redes sociales para ingresar al Metro sin pagar, pero el incremento fue impuesto.

Parte del compromiso fue que los dos pesos adicionales que pagaran los usuarios se destinarían íntegramente a un fideicomiso que se encargaría de darle cumplimiento a estas promesas.

El Fideicomiso Metro, Fimetro, se creó en enero de 2014. Así, con 5.5 millones de usuarios en promedio, el organismo pasó de recibir 16.5 millones de pesos diarios, en promedio, a 27.5 millones de pesos.

Aunque nominalmente, el incremento fue de 2 pesos, en términos porcentuales, el precio de cada viaje en Metro aumentó 67%.

 

Segunda estación: de 11 compromisos, solo uno… y a medias

A tres años del aumento de la tarifa, el Fimetro ha recibido 8,116 millones de pesos y solo ha cumplido al 100% uno de los compromisos… y eso de cumplir, es cuestionable.

En su respuesta a la Comisión de Derechos Humanos del DF, el Metro reconoció que el único compromiso cumplido a cabalidad fue el de incorporar a 1,200 policías más para vigilar las estaciones del sistema.

 

A pesar del incremento en el número de policías, las denuncias de robo en el Metro siguen en aumento.

 

Esos policías ni se notaron, pues de enero a noviembre del 2016 se denunciaron 670 robos, 44% más que en el mismo periodo de 2015, cuando hubo 404 denuncias por este delito.

Desde que entró en vigor la nueva tarifa, el fideicomiso ha invertido 5,947 millones -o 73% del recurso- y tiene en reserva 2,169 millones, según el balance financieros más reciente correspondiente a enero de 2017, disponible en la página de internet del organismo.

En el documento se detallan todos los gastos hechos para cada uno de los compromisos, pero la realidad es que los usuarios siguen esperando las mejoras.

 

Tercera estación: avance lento

En la danza de millones de pesos que significan las mejoras del Metro, queda claro que falta mucho para que  esté en buenas condiciones.

Por ejemplo, según la recomendación de la comisión, la inversión requerida para reparar 105 trenes que estaban fuera de servicio es de 10 mil 530 millones de pesos, al cierre de enero de 2017 iban gastados 1,172 millones, es decir, ni el 12%.

 

Te puede interesar: Hyperloop y los autobuses elevados, ¿el futuro del transporte?, 24 de mayo de 2016.

 

Para mejorar los tiempos del recorrido de trenes en las Líneas 4, 5, 6 y B se requiere una inversión de 6,475 millones de pesos, pero solo van gastados 1,660 millones, lo que representa 25%.

Renivelar la Línea A tendrá un costo de 798 millones y para ello se han invertido 466 millones, es decir, 58%.

Para la renovación integral de la Línea 1 se requieren 3,851 millones y se han destinado 358 millones, ni 10% de lo programado.

El mantenimiento mayor de los 45 trenes de la Línea 2 requiere 2,400 millones de pesos y únicamente se han invertido en ello 1,081 millones, lo que significa 45%.

Lo que marcha a paso más lento es la compra de 45 trenes para la Línea 1, que tendrían un costo de 12,600 millones de pesos, pero solo se han pagado 1,136 millones, es decir, solo 9%.

 

Destino: se puede poner peor

El significativo aumento del dólar frente al peso se comió los recursos generados por el incremento de dos pesos a la tarifa, es decir, tres años después no hay más dinero si se trata de comprar refacciones y otros insumos del exterior, en dólares, por ejemplo.

Cuando se aprobó el incremento, el precio promedio del dólar era de 13 pesos, ahora es de 20, 50% mayor. Si se convirtiera a dólares el precio del boleto, los ingresos del sistema serían los mismos que en 2013 puesto que el usuario sigue pagando por cada viaje 23 centavos de dólar.

 

Los usuarios siguen padeciendo constantes fallas en la red del Metro.

 

“Estamos en el punto de partida en lo que respecta al costo de refacciones, esto quiere decir que podemos comprar menos refacciones y materiales del exterior y por tanto debemos buscar proveedores locales”, reconoció el actual director del Metro, Jorge Gaviño, el 16 de febrero.

Otro mal augurio para el Metro es la saturación, pues en realidad la red actual tiene capacidad para transporta a 3 millones de personas diarias, pero este sistema de transporte recibe diariamente, en promedio, a 5.5 millones de usuarios.

Mientras esperamos las mejoras en el Metro, por ahora al menos, seguiremos viendo  durante el viaje  los videos de la gente que se avienta de los vagones porque el convoy no se detiene, las imágenes de los amontonamientos y nos quejaremos en redes sociales por el mal estado de la red… es lo único que podremos hacer, además de esperar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Recomendación 14/2017, Comisión de Derechos Humanos del DF, 8 de diciembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Balance financiero, Fideicomiso Metro, enero de 2017.

 

 

Comentar