Gobiernos y Finanzas Públicas

Escala conflicto por el muro entre Donald Trump y Enrique Peña

26-01-2017 14:00

Trump está rompiendo esquemas, las formalidades y delicadeza con que se había tratado la política exterior en el pasado las ha volcado a la informalidad de la red social Twitter, que según presume, administra él mismo.

Donald Trump pagará el muro con un impuesto de 20% sobre todas las importaciones mexicanas, dijo su portavoz. Agrandar
Donald Trump pagará el muro con un impuesto de 20% sobre todas las importaciones mexicanas, dijo su portavoz.

La mesa de negociación aun no se instala y la “conversación” entre los mandatarios de México y Estados Unidos ya subió de tono.

Un mensaje detonó el encono.

“Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60 mil millones de dólares con México. Desde el principio el TLCAN ha sido un acuerdo unilateral, hemos perdido miles de empleos y compañías. Si México no está dispuesto a pagar el muro, entonces será mejor cancelar la próxima reunión,” dijo el Presidente Donald Trump a través de su cuenta de Twitter.

 

 

 

 

 

 

Se refería a la reunión que sostendrían ambos mandatarios el 31 de enero para negociar las condiciones que sostienen el acuerdo comercial más importante de México, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que registra un flujo anual mayor a los 500 mil millones de dólares con Estados Unidos.

Trump está cambiando los esquemas en todo sentido y la política exterior no es la excepción, las formalidades y delicadeza con que se trataban estos asuntos en el pasado las ha volcado a la informalidad de la red social Twitter, que incluso presume administrar él mismo.

Por la misma vía llegó la respuesta del Presidente Enrique Peña Nieto, quien horas después anunció a través de su cuenta de Twitter que no asistiría a la reunión de trabajo. El incidente abrió una fisura en la historia de la relación bilateral entre ambos países.

Los tuits de Donald Trump representan una confrontación directa para Enrique Peña, quien una noche antes -el 25 de enero- había sentenciado que México no pagaría el muro que el mandatario estadounidense mando construir ayer mismo a través de una orden ejecutiva, reiterando como tantas veces lo hizo en campaña que su vecino del sur lo pagaría.

“Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que, desde hace años, lejos de unirnos nos divide. México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro,” dijo Peña desde Los Pinos la noche del miércoles 25.

 

Peña titubea

El equipo de gobierno mexicano ha titubeado para responder las afrentas de Donald Trump, mientras que desde la Casa Blanca las respuestas se han dado con celeridad y contundencia.

El titubeo se muestra claro en las contradicciones, el 26 de enero por la mañana el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, aseguró que no se cancelaría la reunión con el mandatario estadounidenses porque ello generaría una mayor incertidumbre en los mercados financieros.

“Habrá que ver qué sucede, en qué términos se da, qué espacios de diálogo, qué caminos y qué avenidas quedan abiertas. Habrá que esperar, habrá que estar atentos a ver qué resulta, qué sale de las reuniones que están teniendo ahorita," declaró antes de que Peña anunciara oficialmente la cancelación de la reunión.

Mientras que la oficina de la presidencia confirmaba lo mismo a El Universal: “no hay cambios a lo anunciado ayer por el Presidente Enrique Peña, respecto de los pasos a seguir en la construcción de la agenda bilateral,” explicaron.

 

Trump responde rápido: aplicará impuesto de 20% a importaciones

Trump responde rápido y contundente.

“Donald Trump pagará el muro con un impuesto de 20% sobre todas las importaciones mexicanas,” aseguró Sean Spicer, portavoz del Presidente de Estados Unidos.

"Si se impone un impuesto de 20% a las importaciones por 50 mil millones de dólares podemos recaudar 10 mil millones al año y fácilmente podremos pagar el muro [...] La política de nuestro país ha sido gravar las exportaciones y permitir que las importaciones fluyan libremente lo cual es ridículo, dijo Spicer en conferencia de prensa.

El impuesto no será exclusivo para México, el portavoz aclaró que la medida formará parte de un plan más amplio para gravar las importaciones de países con los que Estados Unidos registre un déficit comercial.

“Vamos a tener muchas negociaciones comerciales uno a uno y si ese país no nos trata justamente le daremos 30 días de plazo, después vendrán a decirnos que por favor no hagan eso y entonces tendremos mejores tratados,” señaló el propio Donald Trump en conferencia de prensa en Filadelfia unas horas antes de que su portavoz tuviera la propia, se refería al Tratado de la Asociación Transpacífico del que recientemente salió Estados Unidos.

“La seguridad fronteriza es un serio problema, la falta de seguridad es una amenaza para los ciudadanos y nuestra soberanía. La gran mayoría de los inmigrantes ilegales provienen de la frontera sur. Los ciudadanos americanos no pagarán por el muro, se lo dejé muy claro al Presidente de México,” comentó después.

 

¿Comienza una guerra comercial?

Las negociaciones comerciales que el equipo de Peña o el propio Presidente emprendan en los próximos días con Donald Trump se realizarán bajo la tensión que provocó el mandato de la construcción de un muro físico, pero que también es simbólico de la distancia que el nuevo Presidente de Estados Unidos ha interpuesto con los inmigrantes y bienes hechos en el país.

El anuncio del nuevo impuesto de 20% a las importaciones mexicanas podría ser el principio de una guerra comercial, economistas como Jonathan Heath han planteado la idea.

“Empieza a desarrollarse el peor escenario económico posible con la posibilidad de que Trump le declare la guerra (comercial) a México,” dijo a través de su cuenta de Twitter.

México debería realizar una protesta regional utilizando los mecanismos de la Organización de Estados Americanos “estamos siendo tibios con una decisión que separa y agrede,” opinó Iliana Rodríguez, internacionalista del Tec de Monterrey en entrevista para un noticiero por internet.

El panorama se vislumbra hostil para México.

Donald Trump ha señalado que “a menos que México trate a Estados Unidos justamente, con respeto, tal reunión no será fructífera y buscaré ir en una dirección diferente. No tenemos otra opción.”

A pesar de lo dicho tanto Enrique Peña Nieto como el portavoz de Trump señalaron que sus países estan interesados ​​en mantener relaciones positivas.

"Mantendremos las líneas de comunicación abiertas […] la Casa Blanca buscará una fecha para programar la reunión en el futuro," dijo Spicer desde Washington.

“Reiteró la voluntad de México de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones,” dejó asentado Enrique Peña en el escueto boletín donde la presidencia informó que el mandatario no asistiría a la reunión del 31 de enero próximo para encontrarse con Trump.

Sorpresivamente la moneda nacional no mostró una alta sensibilidad a las declaraciones de Trump, como ha sucedido en otras ocasiones. El tipo de cambio en el mercado al mayoreo abrió en 21.04 pesos por dólar y cerró en 21.22 pesos por dólar. En días pasados había tocado un nuevo máximo histórico de 21.96 pesos por dólar.

 

OPINIÓN: Trump ya tiene un plan para financiar el muro con México... y no son las remesas, José Miguel Moreno, 26 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Muro, deportaciones y negociar el TLCAN, Trump lo reitera todo en su primer día como Presidente de EU, 20 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: 5 consecuencias que padecerían los mexicanos de cumplirse las promesas de Trump, 20 de enero de 2017.
 

Comentar