Gobiernos y Finanzas Públicas

Más deuda o mermar servicios, opciones de Salud ante recortes presupuestales

24-11-2016 12:30

La administración de Enrique Peña ha puesto contra la pared a la Secretaría de Salud.

A la secretaría se le presupuestaron 10,400 millones de pesos menos que en 2016, un recorte de 8% para quedar en 121,800 millones de pesos. Agrandar
A la secretaría se le presupuestaron 10,400 millones de pesos menos que en 2016, un recorte de 8% para quedar en 121,800 millones de pesos.

La administración de Enrique Peña Nieto ha puesto contra la pared a la Secretaría de Salud.

Los recortes presupuestales ejecutados durante el presente sexenio le dejan pocas opciones: incrementar la deuda o mermar sus servicios.

A partir de 2015 la secretaría de Hacienda se vio obligada a recortar diferentes rubros del gasto público para afrontar la disminución de ingresos petroleros que hasta 2013 representaban la tercera parte del total de los recursos públicos.

Los recortes se hicieron bajo la promesa de no afectar el desarrollo social del país y a los ciudadanos, pero los datos la desmienten. Por lo menos en la secretaría de Salud los recortes han abierto una brecha entre el gasto y la demanda, entre otras razones, por el crecimiento de las enfermedades crónico degenerativas.

Cerca de 30,000 millones de pesos se le han recortado al presupuesto aprobado para la Secretaría de Salud entre 2015 y 2017, de acuerdo con la Red de Acceso, una alianza de 16 organizaciones civiles que trabajan para incidir en políticas públicas de salud.

Para el año entrante a la secretaria se le presupuestaron 10,400 millones de pesos menos que en 2016, un recorte de 8% para quedar en 121,800 millones de pesos.

En el monto recortado cabe 17 veces el presupuesto que se destinó este año para atender al programa de prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes por 590 millones de pesos. Por la creciente demanda ese presupuesto crecio 82% tan sólo de 2015 a 2016.

Mientras que la Hacienda recorta el gasto a la secretaría que atiende a la población más vulnerable, aquellos que no cuentan con acceso a la seguridad social, los recursos para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se han incrementado paulatinamente a un promedio de 9% anual entre 2015 y 2017.

El programa estrella de la secretaría de Salud tampoco se salvó de los recortes. El Seguro Popular trabajará en 2017 con 6,400 millones de pesos menos que representan una disminución de 8% respecto del año en curso. Este programa absorbe casi el 60% de los recursos de la secretaría para atender a los 54 millones de mexicanos sin seguridad social, mientras que el IMSS atiende a 62 millones y el ISSSTE a 12.

 

MÁS INFORMACIÓN: La atención médica no se dará a privados, sí los demás servicios del IMSS: Mikel Arriola, 15 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Finanzas del IMSS dependen del empleo y la voluntad política, 16 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Gobierno recortó programas de salud que CONEVAL calificó como prioritarios, 09 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: La mitad de los mexicanos pide prestado para pagar comida y salud, 04 de julio de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: IMSS debe precisar las cifras de nuevos empleos; "hay divergencias": BBVA Bancomer, 20 de agosto de 2015.

Comentar