Gobiernos y Finanzas Públicas

Aprobación a reformas de Disciplina Financiera abrirá paraíso de gasto a gobernadores en 2018

23-11-2017 06:00

La ley lleva 19 meses de creada y ya se están quitando los candados que buscaban regular las finanzas de las entidades.

En 2018, 23 de las 32 entidades podrán en lugar de disminuir sus deudas gastar a manos llenas en lo que quieran. Agrandar
En 2018, 23 de las 32 entidades podrán en lugar de disminuir sus deudas gastar a manos llenas en lo que quieran.

La posibilidad de evitar más Quintana Roos está en manos del Senado.

A 19 meses de haber sido aprobada la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, los legisladores ya están quitando candados y abriendo la puerta al gasto discrecional que llevó a gobernadores como Duarte o Borge a dejar sus entidades como ahora las conocemos.

Este miércoles 22 la Cámara de Diputados turnó al Senado las reformas aprobadas a la ley que buscó encarrilar a las entidades al saneamiento y organización de sus finanzas públicas y que ahora se encuentran en peligro.

Solo fue necesario analizar un artículo para darse cuenta de que, los diputados acordaron soltarle la correa a las entidades para que dejen de pagar sus deudas y regresen a tener gastos discrecionales al por mayor, comenzando en el 2018, un año electoral.

La base de esta ley se encuentra en el “Sistema de Alertas” un método configurado como semáforo que indica el momento en el que la deuda de entes públicos como estados, municipios, empresas paraestatales u organismo públicos descentralizados se encuentren en ciertos niveles de endeudamiento, mismos que parten de “sostenido”, pasan a “en observación” y terminan en “elevado”.

 

Te puede interesar: En 2018, 23 de las 32 entidades podrán en lugar de disminuir sus deudas gastar a manos llenas en lo que quieran, 21 de noviembre de 2017. 

 

Esto a través del análisis de tres variables: deuda pública y obligaciones sobre ingresos de libre disposición; servicio de la deuda y de obligaciones sobre ingresos de libre disposición; y obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas sobre ingresos totales.

Antes de dichas reformas promovidas, por cierto, por las Secretaría de Hacienda, el artículo 14 de la Ley de Disciplina Financiera establecía que los estados con deudas etiquetadas como “en observación” y “elevado” debían destinar al menos el 50% de sus ingresos excedentes no etiquetados a la amortización de sus deudas públicas.

Los que involucraba a los estados que durante 2016 destacaron por el manejo corrupto de las finanzas por parte de sus gobernadores, es decir Chihuahua, Coahuila, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora y Veracruz. Todos ellos con deudas en estado de “observación”.

Sin embargo, con la reforma aprobada por los diputados, solo los estados con deudas “elevadas” deben destinar el 50%, aquellas “en observación” bajan al 30%.

Cabe señalar que para que una deuda pública llegue a ser clasificada como de alto riesgo, ésta tiene que ser mayor al triple de los ingresos de libre disposición de la entidad. Y para que sea de rango medio tiene que ser mayor al doble o exactamente el triple.

 

 

Para sorpresa, ninguna entidad se encuentra clasificada en el rango más alto, ni siquiera Coahuila que tiene un nivel de endeudamiento del 194%, y que a pesar del problema que esto implica, si los Senadores también pasan la reforma, la entidad ya no tendrá la obligación de sanear sus finanzas como estaba previsto.

Al respecto, la organización México Evalúa comentó que dicho cambio “suaviza la disciplina financiera de los estados, objetivo inicial de esta ley que pretendía reducir la presión que ejerce la deuda en las finanzas públicas estatales”.

En suma, los estados cuya deuda esta clasificada como “sostenida” quedarían libres de la obligación de siquiera abonar un porcentaje al pago de su deuda pública y contrario a la disposición de mantenerlo a raya en su endeudamiento, les permitirán tomar un 5% para gasto corriente.

 

Te puede interesar: Repartición de fondos federales: ¡que comiencen “los juegos del hambre”!, 6 de noviembre de 2017. 

 

Tal propuesta abre la puerta a la irresponsabilidad financiera de las 23 entidades restantes del país en lugar de a su disciplina, como dicta el nombre de la de la misma ley.

No obstante, estas modificaciones comenzarán a partir del ejercicio fiscal 2019, porque durante el del 2018 todos los pagos quedan exentos y pueden destinarse a gasto corriente, si la deuda es sostenible.

Es decir que, durante un año tan sensible como lo es el año electoral de 2018, 23 de las 32 entidades podrán, en lugar de disminuir sus deudas, gastar a manos llenas en lo que quieran.

Algo que no podría ser llamado de otra forma que “el paraíso para nuestros gobers” como señala México Evalúa.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Minuta de reformas a la Ley de Disciplina Financiera rotada a la Cámara de Senadores, 2017. 

MÁS INFORMACIÓN: Elección 2018 desarma disciplina financiera local, México Evalúa, noviembre 2017. 

Comentar