Salud y Medio Ambiente

De cara al G20, México llega con escasos avances en energías renovables

07-07-2017 17:00

Las cuestiones medioambientales serán el centro de las pláticas durante la reunión del G20 y México no está tan bien parado.

Solo el 8% de la energía eléctrica de México es producto de energías renovables. Agrandar
Solo el 8% de la energía eléctrica de México es producto de energías renovables.

La frase “México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos” no es desconocida por los mexicanos.

Sin embargo cuando en las reuniones del G20 de esta semana en Alemania se traten cuestiones de energía renovable, México se alejará de ambos.

Para darle la bienvenida a Donald Trump a su primera reunión del G20, la canciller alemana Angela Merkel, en su papel de anfitriona 2017, decidió centrar la conversación en temas medioambientales, un asunto espinoso para el presidente de Estados Unidos quien asegura que el cambio climático es un invento de los chinos y que su país no seguirá lo acordado en el Acuerdo de París.

No obstante, caras vemos producción de energía no sabemos. Y es que México no es el país que más ha avanzado en su producción de energía renovable. En dos años nuestro país pasó de generar 7% de su energía eléctrica en 2013 con estos recursos, a 8% en 2015, según los datos más actuales.

Pero no es el peor, Estados Unidos no avanzó ni un sólo punto en el mismo periodo de tiempo manteniéndose en 13%, aunque pasó a 14% en 2016. Lamentablemente esto significa que a pesar de que su avance no es tan diferente que el de México, su energía eléctrica producida con fuentes renovables es, por dos puntos, casi el doble de la nuestra.

 

Parque eólico de Coahuila inaugurado en abril 2017.

 

Mientras tanto la canciller alemana no tiene ningún problema en hablar del origen de la energía eléctrica de su país, pues en 2014 el 27% de esta ya venía de las fuentes renovables y en 2015 era el 33%. Actualmente, Alemania está a dos puntos de que el 40% de su energía sea de esta clase.

Entre estas energías se encuentran las hidroeléctricas, eólicas, solares, de biomasa -calor generada por la combustión de materiales vegetales y animales - y la geotérmica -aquella que aprovecha el calor del núcleo de la tierra-. Por su parte en el lado de las no renovables están el gas natural, el carbón, el petróleo y el uranio -responsable de la energía nuclear-.

Como parte del Acuerdo de París, Alemania se puso la meta de que para 2020 reducirían en 40% sus emisiones contaminantes y para el 2050 el avance sería del 80%.

 

Canciller de Alemania, Angela Merkel.

 

 

Asimismo, tras el accidente de la planta nuclear de Fukushima, en Japón durante 2011, Angela Merkel decidió que las plantas nucleares dejarían de existir en Alemania, por lo que las 17 plantas activas con las que contaba el país en ese año debían cerrarse gradualmente. En 2015 nueve ya estaban cerradas y este año sólo continúan activas siete, de acuerdo con datos de la organización Fraunhofer de investigación científica.  

Al mismo tiempo su producción de energía con origen nuclear disminuyó cuatro puntos desde 2015 a la fecha, pues pasó del 16% al 12% respectivamente. Este porcentaje es ocho puntos menos que lo que produce Estados Unidos, que genera el 20% de su energía a través de esta fuente y posee 61 plantas nucleares activas, mismas que no parece que vayan a desaparecer, pues en octubre de 2016 comenzaron las operaciones de la más reciente.

 

Te puede interesar: Y México ¿cómo va con las metas del Acuerdo de París?, 8 de junio de 2017. 

 

Por su parte, México sólo cuenta con una planta nuclear, Laguna Verde, ubicada en Veracruz y origen del 1.4% de la energía eléctrica del país.

El petróleo es la principal fuente de energía de nuestro país, con 61%, y en segundo lugar el gas natural, con una aportación de 24%, según datos del último Balance Nacional de Energía publicado por la Secretaría de Energía, correspondientes al 2015.

En comparación, Estados Unidos soporta su producción eléctrica en el gas natural -34%- y el carbón y sus derivados -30%-. Mientras que Alemania hace lo propio con los derivados del carbón, de donde proviene el 41% de su energía.

 

MÁS INFORMACIÓN: Producción de energía eléctrica de Alemania, Fraunhofer, 2017. 

MÁS INFORMACIÓN: Balance Nacional de Energía, SENER, 2015. 

MÁS INFORMACIÓN: Producción de energía eléctrica de Estados Unidos, Administración de Información sobre Energía, 2015. 

 

Comentar