Salud y Medio Ambiente

Y México ¿cómo va con las metas del Acuerdo de París?

08-06-2017 13:00

Estados Unidos no fue el único país que firmó este proyecto ambiental.

México también firmo el acuerdo de París  y dejó establecido que para 2030 reduciría en un 22% la emisión de sus gases de efecto invernadero. Agrandar
México también firmo el acuerdo de París y dejó establecido que para 2030 reduciría en un 22% la emisión de sus gases de efecto invernadero.

Desde que Donald Trump anunció la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París el mundo se consternó con las consecuencias medioambientales que esto podría traer para la humanidad.

La decisión del presidente de Estados Unidos fue calificada por el Premio Nobel de Química, Mario Molina, como ignorante e irresponsable para con las futuras generaciones.

Sin embargo y sin minimizar las graves consecuencias de su salida, Estados Unidos no es el único responsable del cuidado del medio ambiente, 195 Estados más firmaron el Acuerdo de París en la conferencia de 2015.

Dicho acuerdo establece un plan de acción para disminuir el calentamiento global a través de la acción multilateral de los países firmantes que acordaron limitar el incremento de la temperatura del planeta a no más de 2°C.  

México fue uno de ellos y dejó establecido que para 2030 reduciría en 22% la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

A nivel mundial México es uno de los 15 países con mayores emisiones de GEI.

 

Te puede interesar: Uno de cada siete niños en el mundo respira aire tóxico: UNICEF, 14 de noviembre de 2016 

 

Tan solo en 2013 el país produjo 665 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, 1.4% de todo lo emitido a nivel global, de acuerdo con el último Inventario Nacional de Emisiones de GEI, publicado en 2015 por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (Inecc) y que fungió como base de información para el Acuerdo de París.

Las fuentes móviles como carros, maquinaria, ferrocarriles, buques y aviones fueron las que más contribuyeron a la emisión de estos gases, 26% del total corresponde a los 174 millones de toneladas de gases que estas fuentes emitieron. 

Los vehículos de gasolina fueron los más contaminantes.

La generación de energía eléctrica fue la segunda fuente más contaminante con 19% y el sector industrial la tercera con 17%. El sector energético contribuyó con 12%.

 

A nivel mundial México es uno de los 15 países con mayores emisiones de GEI.

 

Para alcanzar su meta en el 2030, según lo establecido en el Acuerdo de París, México debe reducir de su producción 146 millones de toneladas de GEI, equivalentes al 22% de su meta.

Esto significa que límite máximo de gases efecto invernadero emitidos por el país debe ser igual o menor a 518.7 millones de toneladas de GEI.

Y si bien los esfuerzos se aprecian con dos o tres años de retraso, de 2013 a 2014 las emisiones de la fuente más nociva, los medios de transporte, se redujeron 6%, reveló un inventario parcial de los gases emitidos en 2014 publicado por el Inecc.  

El avance en la reducción de emisión total de gases aún no cuenta con un comparativo de 2014, por lo que asegurar que el país ha tenido o no un avance en esta meta no es posible hasta la fecha.

 

Metas agresivas, pero sin un plan claro

Una segunda meta fue la reducción del 51% de los contaminantes climáticos de vida corta para el 2030, especialmente del carbono negro producido por los vehículos.

El avance del país en este rubro es todavía más complejo, pues hasta la fecha se desconoce cuál es el plan que se debería estar siguiendo para lograrlo, asegura la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA).

El argumento de la AIDA se basa en el hecho de que México cuenta con dos planes diferentes  para la reducción del carbono negro. Uno hecho por el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto en 2013 y el Acuerdo de París firmado en 2015.

 

Te puede interesar: Inseguridad y medio ambiente opacan a la Ciudad de México en el mundo, 29 de mayo de 2017 

 

Antes del acuerdo de 2015, ya se contaba con el Programa Especial de Cambio Climático (PECC) 2013-2018, que es elaborado cada sexenio y en el correspondiente al gobierno de Enrique Peña Nieto se impuso como meta una reducción anual de 2,157 toneladas de carbono negro.

No obstante, esta cantidad sólo ayudaría a cumplir con el 2% de las reducciones planteadas en el Acuerdo de París, pues al año se reduciría el 1.7% de las más de 125,000 toneladas emitidas en 2013, dejando la reducción del 98% de las emisiones que se impusieron como meta a los próximos dos sexenios.

Ante ello la AIDA advierte que es necesario dar a conocer de manera detallada y transparente cómo se conseguirá reducir las toneladas prometidas en el Acuerdo de París, así como el emparejamiento de las metas establecidas entre la comunidad internacional y los proyectos domésticos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Inventario Nacional de Emisiones GEI, Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climatico, 2014

MÁS INFORMACIÓN: Inventario Nacional de Emisiones GEI , Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climatico, 2013 

MÁS INFORMACIÓN:Contaminantes climáticos de vida corta, Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) ,2016 

 

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.