Gobiernos y Finanzas Públicas

Inmigrantes no le hacen daño a Estados Unidos, los datos desmienten a Trump

27-06-2017 06:55

Los inmigrantes en EUA cometen menos delitos que los nativos y son responsables del bono demográfico que impulsa la economía, los datos desmienten los prejuicios que Trump alimenta con sus discursos.

Donald Trump alimenta prejuicios contra los inmigrantes que son refutables con los datos. Agrandar
Donald Trump alimenta prejuicios contra los inmigrantes que son refutables con los datos.

“México acaba de ser clasificado como el segundo país más peligroso del mundo, solo después de Siria. El narcotráfico es la mayor causa. ¡Vamos a CONSTRUIR EL MURO!”, escribió el 22 de junio el presidente Donald Trump en su cuenta de Twitter.

Su fuente podría ser un reporte del Instituto de Estudios Estratégicos que se publicó en mayo y que ha sido cuestionado por intelectuales, centros de investigación y la Organización de las Naciones Unidas, por su metodología.

Esta no ha sido la única vez que el presidente se expresa negativamente de México y sus ciudadanos, o bien de los inmigrantes.  

En un mitin el miércoles 21 de junio en Iowa, pidió que se creara una ley que impidiera que los inmigrantes accedan a la seguridad social por lo menos cinco años. Al recibir una ovación de pie por parte de los casi 6,000 presentes aseguró que la pondría en marcha de inmediato.

Sin embargo, la ley ya existe, se ha hecho por más de 20 años. Fue firmada por el presidente Bill Clinton en 1996.

 

 Te puede interesar: Incrementan remesas 61% poder de compra de los más pobres en tres años. Ahora peligran, 15 de junio 2017

 

El presidente Trump maneja un discurso que hace ver a los inmigrantes como la causa de los males de Estados Unidos, pero hay estudios revelan que sus dichos están lejos de ser verdad.

 

¿Llegan más musulmanes? 

“Si eres musulmán puedes entrar, pero si eres cristiano era casi imposible y la razón de que eso fuera tan injusto –todo el mundo estaba siendo perseguido, a decir verdad— pero estaban cortando más cabezas de cristianos. Y pensé que eso es muy, muy injusto. Así que les vamos a ayudar”, dijo el presidente Trump en 2016 en una entrevista con una cadena televisiva cristiana.

Lo anterior cuando le preguntaron por sus posturas ante la política de refugiados de Estados Unidos y la crisis humanitaria en Siria.

El presidente Trump dio a entender que los musulmanes tienen más facilidad de acceso a Estados Unidos que los cristianos. Esto es falso, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigaciones Pew, con base en Estados Unidos.

En los últimos 20 años, ese país ha permitido la entrada legal a 20 millones de inmigrantes que califican para obtener un permiso de residencia.

De estos, 61% son cristianos, 14% no se identifican como afiliados a alguna religión y el resto son de minorías religiosas: 10% son musulmanes, 7% son hindús y 6% son budistas.

 

En Estados Unidos las declaraciones de Trump han causado protestas. 

 

En cuanto al país de origen, la mayor parte de esos inmigrantes documentados vienen de Latinoamérica y de África subsahariana, de acuerdo con el reporte.

En 1992, los musulmanes que entraban de manera legal al país eran el 5% de los inmigrantes, para 2012 la cifra llegó al 10%.

En números: 600,000 inmigrantes cristianos se convirtieron en ciudadanos residentes de Estados Unidos en promedio al año desde 1992, para un total de 12.4 millones en 2011.

 

Te puede interesar: ¡No le digas a Trump! Estas son las 20 zonas metropolitanas de EUA con más indocumentados, 23 de junio de 2017. 

 

En contraste, se han admitido poco menos de 100,000 inmigrantes musulmanes anuales de manera legal al país, y su total estimado es de 2.75 millones al 2011.

Así que sí, los principales beneficiados por el estatus de refugiados y los permisos de residencias, siguen siendo quienes pertenecen a la fe cristiana.

 

¿Inmigrantes delincuentes? 

“Hemos sacado a tremendos criminales de este país. Estoy hablando de inmigrantes ilegales que estaban aquí y que causaban crímenes tremendos. Ellos han matado personas, violado personas… cosas horribles han pasado. Se van a ir al demonio de aquí, o se van a ir a prisión”, dijo Trump en 2017.

Sin embargo, si hablamos de criminales, los inmigrantes sin papeles o con ellos tienen probabilidades mucho más bajas de ir a prisión que los nativos, según un estudio hecho en 2017 por el Instituto Cato de Washington, D.C.

El estudio toma en cuenta solo a la población encarcelada, ya que las cifras de criminalidad son difíciles de obtener de otra forma.

El instituto demuestra que los nativos tienen tasas de encarcelamiento de casi el doble que los inmigrantes indocumentados y de más de tres veces que los inmigrantes con papeles.

En su primera semana como presidente, Donald Trump emitió una orden para deportar a los inmigrantes que hubieran tenido antecedentes penales, basándose en la percepción de que los inmigrantes indocumentados son una fuente significativa de crimen en los Estados Unidos.

Si esta se llevara a cabo, no bajarían las tasas de encarcelamiento ni la población en cárceles de manera significativa pues la mayor parte de la población carcelaria son nacidos en Estados Unidos, y de estos, la etnia con mayor porcentaje de encarcelamiento son los negros, sin importar si son migrantes o nativos.

 

 

El porcentaje de prisioneros nativos es de 91% de acuerdo con el reporte “Inmigrantes criminales: sus números, demografía y países de origen”. El 5.6% inmigrantes sin papeles y el 2.9% con papeles.

La tasa de encarcelamiento de los nativos es de 1.54, la de inmigrantes documentados de 0.85 y la de migrantes indocumentados de 0.47 por cada 100,000 habitantes.

Para agregar a lo anterior, entre los adolescentes nativos hay un mayor índice de delincuencia y criminalidad que entre sus pares inmigrantes, según un reporte de The Sentencing Project, un centro de investigación en Washington, D.C.

Los individuos nacidos en el extranjero son menos propensos a tener conductas violentas como el acoso, ataques físicos o multas de tráfico, eso a pesar de tener menores niveles de ingreso y educación, asegura la su investigación “Migración y seguridad pública”.

Esa tasa de violencia menor, específicamente entre los mexico-americanos comparada con los nativos blancos, se explica por una combinación de factores entre los que destacan que los padres suelen estar casados, viven en barrios con concentraciones altas de inmigrantes y el estatus de migrante en sí, que los hace más respetuosos de las leyes, de acuerdo con el sociólogo de Harvard, Robert Sampson.

 

Inmigrantes, el motor de la economía 

“Están tomando nuestros trabajos en la industria manufacturera. Están tomando nuestro dinero. Nos están matando”, dijo Donald Trump específicamente acerca de los mexicanos en 2015.

No obstante, los empleos para los que compiten los inmigrantes con bajo nivel de educación -que son el 44% del total de esa población- y los nativos con las mismas características -que son 56%- se ha demostrado que son diferentes.

Los nativos son en su mayoría cajeros, conductores de camiones y conserjes, mientras que los inmigrantes son en su mayoría empleados de servicio doméstico, cocineros y trabajadores agrícolas, de acuerdo con datos del centro de investigaciones Urban, de Estados Unidos en 2015.

Además, para 2022, se crearán cuatro millones de empleos adicionales que no requerirán estudios medios superiores, según el Buró de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Así que mientras que el número de personas nativas sin educación superior disminuye, el número de personas migrantes aumenta, lo cual será beneficioso para cubrir esos nuevos empleos.

Por otra parte, Estados Unidos no está experimentando un crecimiento más lento de su bono demográfico a diferencia de otras naciones industrializadas como Japón, en Estados Unidos siguen naciendo niños.

 

Te puede interesar: Grave pérdida de ingresos fiscales si México se alinea a la política fiscal de Trump, 05 de junio de 2017. 

 

El aumento en el número de nacimientos totales anuales de 3.74 millones en 1970 a 4 millones en 2014 se debe por completo a los niños nacidos de padres inmigrantes, de acuerdo con un reporte del Centro de Investigaciones Pew del 2016.

En 2014, más de 900,000 niños nacieron de madres inmigrantes, lo cual es un aumento de más de tres veces la tasa de nacimientos registrada en 1970.

Mientras que la tasa de nacimientos de madres nativas ha crecido a mucho menor ritmo. En 1970 nacieron 3.46 millones de niños y en 2014 se registraron cuatro millones, 1.1 más niños.

Como resultado el incremento de nacimientos en esas fechas se debe mucho más a los nacimientos de niños de madres inmigrantes.

La investigación abunda más y dice que sin los inmigrantes el bono demográfico en Estados Unidos –es decir, el que haya más jóvenes que adultos mayores para entrar en el mundo laboral- podría revertirse como en el caso de Europa y otras naciones avanzadas.

Sin ellos, en unos años no habría personas para ocupar los puestos laborales y mover la economía, concluyen.

 

MÁS INFORMACIÓN: Tendencias Sociales y Demográficas, Centro de Investigaciones Pew, 2016. (En inglés)

MÁS INFORMACIÓN: Migrantes y Seguridad Pública The Sentencing Project, 2017. (En inglés)

MÁS INFORMACIÓN: Las afiliaciones religiosas de los inmigrantes hacia Estados Unidos. Centro de Investigaciones Pew, 2013. (En inglés)

MÁS INFORMACIÓN: Inmigrantes Criminales: sus números, demografía y países de origen, Centro cato, 2017. (En inglés)

Comentar