Gobiernos y Finanzas Públicas

Pemex, una máquina de perder dinero, pero de los contribuyentes

21-03-2017 16:40

En 2016 y por cuarto año consecutivo registró pérdidas netas por 296 mil millones de pesos, las segundas peores de los últimos doce años luego de que en 2015 ascendieran a 521 mil millones.

La enorme carga tributaria, el creciente costo de la deuda y su improductividad son algunas de las causas que han llevado a PEMEX a posicionarse como la máquina para perder dinero que es hoy. Agrandar
La enorme carga tributaria, el creciente costo de la deuda y su improductividad son algunas de las causas que han llevado a PEMEX a posicionarse como la máquina para perder dinero que es hoy.

“En la época actual, los países pueden dividirse entre los que tienen y los que no tienen petróleo. Nosotros lo tenemos.”

Dijo triunfal el ex Presidente José López Portillo durante su primer informe de gobierno en 1977. México vivía un auge petrolero, por entonces se inauguraba la refinería Miguel Hidalgo en Tula.

Seis años antes se había descubierto el segundo yacimiento petrolero más importante del mundo: Cantarell, que años después integraría a 190 pozos y una producción de 2.3 millones de barriles de petróleo diarios hacia 2004, la misma que hoy agoniza con menos de 200 mil barriles.

En cuarenta años México pasó del famoso "tenemos que acostumbrarnos a administrar la abundancia," de López Portillo al “se acabó la gallina de los huevos de oro,” de Enrique Peña Nieto.

Petróleos Mexicanos en 1977.

Petróleos Mexicanos se convirtió en una máquina de perder dinero, el de los contribuyentes.

El año pasado la mayor empresa productiva del Estado registró pérdidas netas por 296 mil millones de pesos, la segunda mayor en doce años y por cuarto año consecutivos.

 

Te puede interesar: PEMEX confiesa que su deuda podría frenar su operación, 8 de marzo de 2017.

 

La corona se la llevó en 2015 cuando las pérdidas ascendieron a 521 mil millones, la petrolera ha registrado pérdidas en nueve años desde 2005 y hasta 2016.

Para sacarla a flote la administración de Enrique Peña Nieto le ha inyectado recursos que, como tragamonedas, parecen no haber sido significativos para una empresa con una deuda superior a los 1.983 billones de pesos.

Tan sólo en 2016 la secretaría de Hacienda y la banca de desarrollo absorbieron el 12% de su pasivo laboral por pensiones y jubilaciones equivalente a 184,230 millones de pesos.

Ese mismo año la secretaría de Hacienda le destinó 160 mil millones de pesos más a través del rubro del gasto llamado inversión financiera directa.

La suma de ambas transferencias por 345 millones de pesos equivale a la mitad del presupuesto designado al Instituto Mexicano del Seguro Social en 2017.

 

Te puede interesar: Éxodo de jubilados en PEMEX por cambios en contrato colectivo, 1 de septiembre de 2016.

 

La enorme carga tributaria, el creciente costo de la deuda y su improductividad son algunas de las causas que han llevado a PEMEX a posicionarse como la máquina de perder dinero que es hoy.

Sonda petrolera de PEMEX en Campeche.

La petrolera mexicana es una de las empresas estatales con mayor carga tributaria en América Latina, tiene que pagar entre otros: 30% de Impuesto sobre la Renta; un derecho sobre hidrocarburos de 70%; de 37% a 57% por precio de exportación.

PEMEX pagó 306 mil millones en impuestos y derechos al gobierno federal durante 2016, que representaron 84% de sus ingresos de operación, uno de los motivos por los que sus rendimientos fueron negativos de acuerdo con su informe de estados financieros. 

Los intereses y comisiones de la deuda de PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad crecieron 16% anual en términos reales el año pasado, pasaron de 86 mil millones de pesos a 103 mil millones.

Y siguen creciendo, tan sólo en el primer mes de 2017 se incrementaron 83% anual en términos reales al pasar de 13,520 millones en 2016 a 25,930 millones en enero de 2017, el mayor monto de intereses y comisiones registrado en los últimos 12 meses.

 

 

Te puede interesar: PEMEX y CFE engordan los costos de la deuda pública para 2017, 30 de noviembre de 2016.

 

A PEMEX ya le cuesta más producir que no hacerlo, en 2015 y por primera vez en la historia sus costos de operación rebasaron 13% a sus ingresos por ventas, de acuerdo con un informe elaborado por México Evalúa.

Sin contar que la plantilla laboral ahoga los gastos de la empresa productiva de Estado, mientras que PEMEX produce 0.023 barriles diarios de petróleo equivalente por trabajador, trasnacionales como Shell o Exxon producen 0.031 barriles diarios por trabajador, 1.3 veces más. 

Las compañías extranjeras emplean una cantidad mucho menor de trabajadores que PEMEX, la noruega Statoil -por ejemplo- cuenta con una sexta parte de los más de 138 mil trabajadores que tiene la mexicana y su productividad es del doble.

 

Te puede interesar: Ahorro de PEMEX en pasivos laborales toda una simulación, 24 de agosto de 2016.

 

Tres años han pasado desde que se emprendiera una reforma energética con el objetivo de que PEMEX contara con “mayores recursos para financiar nuevos proyectos de inversión que resulten en mayores rendimientos en beneficio de todos los mexicanos.”

De sus resultados dan cuenta las cifras.

Luego de 70 años de ser exprimida por el gobierno federal PEMEX será aventada al ruedo para que compita con gigantes petroleros sin tener siquiera la capacidad de autofinanciarse, llevando en sus insaciables entrañas las inyecciones de recursos hechas por los contribuyentes y en su lomo el peso de una deuda que frena su potencial para invertir.

Comentar