Economía y Sistema Financiero

PEMEX confiesa que su deuda podría frenar su operación

08-03-2017 16:21

Su deuda suma 1.983 billones de pesos y podría solicitar más porque no le alcanzan sus recursos para financiar su operación en el corto plazo.

Si PEMEX no mejora su situación financiera podría dejar de operar. Agrandar
Si PEMEX no mejora su situación financiera podría dejar de operar.

Petróleos Mexicanos está contra la pared.

Su nivel de deuda en 1.983 billones de pesos podría impedir que continúe operando, confesó la empresa en los estados financieros básicos correspondientes al 4to trimestre de 2016 y el año completo que envió a la Bolsa Mexicana de Valores.

La principal empresa del Estado tiene que pagar el 23.5% de esa deuda o 466 mil millones de pesos en los siguientes tres años.

Pero su nivel de deuda podría seguir incrementando ya que no cuenta con los recursos suficientes para financiar su operación.

 

Te puede interesar: Economía de Campeche, tres años padeciendo la debilidad de PEMEX, 4 de enero de 2017.

 

A diciembre de 2016 registró un capital de trabajo negativo, es decir, un saldo negativo de 66.5 mil millones de pesos sobre los recursos que necesita para operar en el corto plazo.

Por ello la empresa productiva de Estado podría incrementar su nivel de deuda en el corto o mediano plazo, pero si lo hace corre el riesgo de que las calificadoras de riesgo le reduzcan aun más la calificación sobre su capacidad de pago de deuda, según reconoce en el apartado "Factores de riesgo relacionados con las operaciones de PEMEX."

Esa posibilidad desencadenaría un círculo vicioso pues encarecería los créditos que solicite en el futuro y ese encarecimiento limitaría su capacidad para invertir en proyectos productivos, en las reservas probadas de hidrocarburos que le asignó el gobierno federal o simplemente en mantener su nivel de producción actual, también afectaría su capacidad para pagar la deuda  ya contraída y sus intereses.

Refinería de PEMEX en Campeche

Existen dudas sobre la capacidad de PEMEX para continuar como negocio en marcha como consecuencia de las pérdidas recurrentes en las operaciones, su capital de trabajo negativo y patrimonio negativo,” advirtieron los auditores externos en su dictamen sobre los estados financieros de 2015.

A diciembre de 2016 la petrolera registró pérdidas netas después de impuestos por 296 mil millones de pesos originadas principalmente por la caída en los precios del crudo, la elevada carga tributaria y la depreciación del peso frente al dólar. Además tiene un patrimonio negativo de 1.333 billones de pesos.

“Si las acciones que PEMEX está tomando para mejorar su situación financiera […] no son exitosas podría no ser capaz de continuar operando como negocio en marcha,” reconoce la petrolera.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estados financieros al 4to trimestre de 2016, Petróleos Mexicanos.

Comentar