Gobiernos y Finanzas Públicas

PEMEX y CFE engordan los costos de la deuda pública para 2017

30-11-2016 11:28

El incremento del costo financiero de la deuda pone en riesgo la promesa que realizó la secretaría de Hacienda de estabilizar la deuda en su versión más amplia a partir del año próximo.

Si se compara con el presupuesto de 2016 el costo financiero de la deuda se incrementó 24% anual o 110,190 millones de pesos para el próximo año. Agrandar
Si se compara con el presupuesto de 2016 el costo financiero de la deuda se incrementó 24% anual o 110,190 millones de pesos para el próximo año.

Las empresas productivas del Estado llevan su nombre de adorno.

La reforma energética transformó a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en empresas productivas del Estado, por lo menos legalmente, pero esa característica ha brillado por su ausencia.

Las empresas productivas tienen por mandato generar ganancias para entregarlas al Estado mexicano pero en los últimos años se han convertido en una carga financiera. En 2016 el gobierno federal asumió una parte de los pasivos laborales de ambas y en 2017 tendrá que gastar más para financiar su deuda.

El costo financiero de la deuda del sector público para 2017 será 4,365 millones de pesos mayor al que originalmente estableció la secretaría de Hacienda al enviar el paquete presupuestal a la Cámara de Diputados.

Pasó de 586 a 572 mil millones de pesos, un crecimiento de 0.7% que obedece principalmente al aumento del costo de las deudas de PEMEX y CFE en poco más de 2,000 millones de pesos, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Si se compara con el presupuesto de 2016 el costo financiero de la deuda se incrementó 24% anual o 110,190 millones de pesos para el próximo año.

De los tres rubros que componen el costo financiero el Programa de Apoyo a Ahorradores y Deudores de la Banca antes FOBAPROA (Fondo Bancario de Protección al Ahorro) fue el que más se elevó. En 2017 requerirá 74% más recursos respecto de lo presupuestado para el año en curso, en total 35,848 millones de pesos.

Mientras que el costo financiero de la deuda de las empresas productivas del Estados se elevó 42% anual en 2017, PEMEX y CFE requerirán en total 120,394 millones de pesos.

En total el costo financiero de la deuda del sector público para el año entrante equivale a 3.9% del Producto Interno Bruto del tercer trimestre de 2016. Equivale al doble del presupuesto para el ISSSTE por 263,589 millones de pesos o seis veces el presupuesto conjunto del Poder Judicial y el Poder Legislativo para 2017 que es de 83,924 millones de pesos.

 

Adiós a la estabilización de la deuda

La secretaría de Hacienda prometió que a partir de 2017 la deuda en su versión más amplia -el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público- comenzaría a disminuir paulatinamente del 50.5% del PIB en que se pronostica cerrará el presente año hasta 47.7% del PIB en 2022.

Esa estimación la realizó con base en un costo financiero de la deuda de 568,197 millones de pesos que estableció en los Criterios Generales de Política Económica para 2017, pero los legisladores aprobaron un costo financiero que es mayor a ese monto por más de 4,000 millones de pesos.

El otro supuesto en el que la secretaría se apoyó para asegurar que estabilizaría y reduciría la deuda ampliada es que la economía crecería entre 2% y 3% anual en 2017, pero luego del impacto que representó el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos las expectativas de crecimiento económico para México se deterioraron hasta 1.8% según los analistas consultados en la encuesta de Citibanamex.

Ya desde septiembre pasado analistas de Bancomer aseguraron que el PIB del país tendría que crecer 3.3% anual en 2017 para que la deuda ampliada se redujera al 50.2% que prometió la secretaría liderada por José Antonio Meade.

Si el país no logra la anunciada estabilidad de la deuda -cómo los números apuntan- su calificación crediticia corre peligro.

En agosto pasado Standard & Poor's advirtió al gobierno mexicano que podría bajar su calificación soberana en los próximos 24 meses si el nivel de deuda o sus intereses aumentaban por arriba de sus expectativas y se incrementa la vulnerabilidad de las finanzas públicas ante shocks adversos.

Standard & Poor's y Moody’s redujeron la perspectiva de la calificación del país de estable a negativa por lo que la promesa de estabilización correo el riesgo de incumplirse.

La pérdida de credibilidad de la política fiscal es uno de los motivos por los cuales ha crecido la deuda según Alejandro García, investigador del programa de gasto público y rendición de cuentas de México Evalúa, la organización que se ha pronunciado a favor de que la secretaría de Hacienda conforme un Consejo Fiscal tal como se lo aconsejó el Fondo Monetario Internacional para contrarrestar la desconfianza.

 

A FONDO: Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2017 (primera sección).

A FONDO: Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2017 (segunda sección).

MÁS INFORMACIÓN: Se desploman expectativas para 2017: inflación al 4% y PIB cae a 1.8%, 22 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: PEMEX comenzó ya a gastar más de lo que gana en la producción de energéticos, 15 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Creciente nivel de deuda es la preocupación común de Moody´s, Standard & Poor's y Citigroup, 24 de agosto de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: La reforma fiscal se hizo para pagar la deuda, 24 de junio de 2016.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.