Autos

Motor de hidrógeno, ¿una alternativa antes de la llegada de los autos eléctricos?

Los coches eléctricos aún no son una realidad generalizada, por lo tanto, los autos con motor de hidrógeno buscan ser una alternativa antes de que los primeros acaparen el mercado.

12-11-2018 16:04 Por : Arena Pública
Aunque puede ser una alternativa sustentable, el uso de los autos con motor de hidrógeno no está generalizado en el mundo (Foto. Twitter@cnh2_es).
Aunque puede ser una alternativa sustentable, el uso de los autos con motor de hidrógeno no está generalizado en el mundo (Foto. Twitter@cnh2_es).

La preocupación de las automotrices por el medio ambiente cada vez es más evidente. Por esa razón, el desarrollo de los carros eléctricos se ha acelerado; sin embargo, aún no son una realidad y una alternativa antes de su llegada al mercado son los carros con motor de hidrógeno.

Existen dos maneras de emplear el hidrógeno en un auto, una es a partir de su combustión, tal y como si se tratase de gasolina. La otra forma de usarlo es a partir de una pila de combustible, que utiliza el hidrógeno para convertirlo en electricidad y así poner en funcionamiento al vehículo.

La pila de combustible puede ser una gran alternativa para disminuir el deterioro ambiental, pues el único resultante de esos motores sería vapor de agua.

 

Te puede interesar: Confianza, factor esencial para integrar vehículos autónomos a las ciudades

 

Al no emitir gases nocivos para el medio ambiente, los motores de hidrógeno, de acuerdo con la Asociación Española de Hidrógeno, supondrían un ahorro de 15 millones de toneladas de dióxido de carbono anualmente dentro de 12 años.

Una de las ventajas sobre los vehículos eléctricos es que, según las marcas, su recarga completa es de cinco minutos a comparación de las ocho horas de los eléctricos.

Por otro lado, la forma en que se reposta la energía no es por medio de un enchufe, sino que se abastece al carro a través de una manguera ubicada en estaciones especiales… aquí comienzan las dificultades.

El primer punto relevante es que las estaciones de hidrógeno no están tan extendidas en el mundo. En América Latina, solo Argentina cuenta con estos mecanismos de reposición del combustible, el cual no es barato, ya que no se encuentra de forma natural en el ambiente y debe pasar por un proceso químico su obtención.

 

Te puede interesar: Asistentes de conducción, ¿en verdad ayudan al manejar?

 

Este último aspecto también es un elemento en contra del motor de hidrógeno, debido a que el proceso para generar el gas necesita de otro tipo de recursos fósiles como el gas natural, lo cual produciría grandes cantidades de dióxido de carbono y así, la premisa de que este tipo de motor es totalmente limpio se caería por completo.

No obstante, empresas como Toyota han trabajado en el desarrollo de estos motores desde 2002 y más automotrices como Hyundai, BMW o Audi han visto en este sector de la sustentabilidad una oportunidad para apostar con vehículos que utilicen esta tecnología durante la próxima década.

A pesar de los elementos que lo desfavorecen, el hidrógeno es un elemento clave para la transición energética.

De acuerdo con el estudio Hydrogen, Scaling Up, realizado por el Consejo del Hidrógeno, “este gas inodoro e incoloro podría suponer una quinta parte de la energía final total consumida para 2050”.

MÁS INFORMACIÓN: Estudio Hydrogen, Scaling Up

MÁS INFORMACIÓN: Asociación Española de Hidrógeno