Salud y Medio Ambiente

43% de quejas recibidas por CNDH de cárceles mexicanas son por violaciones al derecho a la salud

La falta de medicamentos, instalaciones inadecuadas y personal poco capacitado son de los mayores problemas del sistema penitenciario

28-06-2018 06:30 Por : Arena Pública
76% de las quejas recibidas por la CNDH en 2015 de parte del sistema penitenciario estuvieron relacionadas con violaciones al derecho a la salud
76% de las quejas recibidas por la CNDH en 2015 de parte del sistema penitenciario estuvieron relacionadas con violaciones al derecho a la salud

Por si la sobrepoblación, el autogobierno y la corrupción no bastaran, el sistema penitenciario mexicano debe añadir un problema más a su larga lista: la deficiente atención a la salud de los internos.

Entre 2000 y 2015, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió 2 mil 783 quejas por violación al derecho de protección de la salud de internos en cárceles mexicanas, es decir, 43% de las más de 6 mil 300 de las quejas recibidas en ese período, según un pronunciamiento publicado por el organismo en 2016. 

Desde 2002, la CNDH ha emitido recomendaciones y pronunciamientos en los que señala el grave problema de salud que se vive en las cárceles del país, donde la atención médica adecuada sigue siendo una de las carencias más alarmantes. Más de 15 años después, las carencias siguen y no hay señales de mejora a la vista.

 

Te puede interesar: Entre suciedad, ocio y desorden, así viven los reclusos en las cárceles municipales, 24 de octubre de 2017

 

Tan solo en 2015, el 76% de las quejas (mil 151) emitidas a la CNDH desde reclusorios del país correspondieron a violaciones al derecho de protección de la salud de los internos. En 2014, este tipo de quejas sumaron 564 (49% del total) y en 2013 llegaron a 500 (25%).

“Es evidente que las condiciones generales en las que se encuentra actualmente el sistema penitenciario en la República Mexicana han derivado de una insuficiencia de recursos financieros, humanos, materiales y de instalaciones para poder ofrecer un servicio integral de calidad a las personas que se encuentran privadas de la libertad”, señala el pronunciamiento.

La falta de personal médico suficiente y una calidad pobre en los servicios de atención a la salud son las principales carencias señaladas por la CNDH dentro del sistema penitenciario mexicano.

 

Deficiencias de salud en cárceles estatales del sistema penitenciario mexicano (Fuente: CNDH)

Deficiencias de salud en cárceles estatales del sistema penitenciario mexicano (Fuente: CNDH)

Ambos problemas se encuentran presentes en cárceles federales, estatales y municipales. Sin embargo, estas dos últimas cuentan con deficiencias añadidas.

La falta de medicamentos y la insuficiencia de las instalaciones son un problema más común en cárceles municipales, mientras que en las estatales se sufre una higiene pobre y la ausencia de personal capacitado, según el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria publicado por la CNDH el 2 de mayo de 2018.

Curiosamente, el diagnóstico señala que las prisiones militares son las que mejor atienden la salud de sus internos dentro del sistema penitenciario del país.

Los problemas de las cárceles mexicanas no se limitan al rubro sanitario. El autogobierno, la falta de personal de seguridad y la sobrepoblación son de las problemáticas más graves dentro del sistema penitenciario, según la CNDH.

Estos problemas son particularmente pronunciados en cárceles municipales. Sus espacios se caracterizan por tener deficientes condiciones de higiene y por no separar a quienes están en proceso de recibir sentencia de quienes ya lo hicieron.

Además, no existen manuales que regulen cómo debería procederse en caso de ingreso de un recluso, traslado, motín, uso de la fuerza, visitas familiares, visita íntima, entre otras actividades.

 

Te puede interesar: CDMX, Estado de México y Puebla tienen las cárceles más corruptas, 3 de abril de 2018

 

Estas características prevalecen en 90% de las cárceles municipales que se tomaron como muestra para el diagnóstico de la CNDH. Es decir, en 38 de las 42 diagnosticadas, las personas en reclusión viven en ocio, instalaciones sucias, reducidas y en desorden respecto de actividades básicas.

La protección a la salud de los internos del sistema penitenciario se encuentra respaldada legalmente por el párrafo segundo del artículo 18 constitucional, además de por el artículo 11 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica y el capítulo 8 del Reglamento de los Centros Federales de Readaptación Social.

 

MÁS INFORMACIÓN: Pronunciamiento sobre el derecho a la protección de la salud de las personas internas en centros penitenciarios de la República Mexicana, CNHD

MÁS INFORMACIÓN: Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017, CNDH, 2 de mayo de 2018