Economía

Menos poder de compra y altas tasas de interés frenan venta de autos

Incrementos en precios, tasas de interés y el valor del dolar frente al peso disminuyeron la venta de automóviles en 2017.

16-01-2018 11:30 Por : Arena Pública
Las empresas automotrices esperaban que la alza en ventas sostenida desde 2010 continuara hasta 2020.
Las empresas automotrices esperaban que la alza en ventas sostenida desde 2010 continuara hasta 2020.

En 2017 la economía jugó en contra de quienes planearon comprar un auto nuevo.

Las tasas de interés, el tipo de cambio y el alza de precios se conjugaron en contra de los ciudadanos para hacer menos accesible la adquisición de un vehículo.

El año pasado quedó marcado en las gráficas como el que dio un abrupto revés a siete años de crecimiento sostenido en la venta de autos nuevos en México -desde 2010-, una tendencia que tuvo su cenit en 2015 y 2016 con crecimientos anuales de 19% y 18.6% respectivamente.

73 mil 355 vehículos menos se vendieron en 2017 respecto de 2016, lo que significó una disminución anual de 4.6%. La caída comenzó en junio y se prolongó sostenidamente hasta diciembre, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Entre los grandes de la industria Volkswagen resistió el embate con el modelo Gol y Ford con Figo Sedán, ambos crecieron sus ventas en más de 21% anual durante 2017; el gran perdedor fue Chevrolet, sus modelos Spark y Sonic tuvieron caídas anuales mayores a 45%, las peores de entre los 15 autos más vendidos en México.

 

Te puede interesar: Cae venta de autos nuevos en México 2.8%, es la primera vez desde 2009, 11 de diciembre de 2017.

 

Las razones

1.- Aumentan tasas de interés de créditos automotrices

A inicios de 2015, cuando la venta de autos nuevos en México estaba en su apogeo, la tasa de interés que administra la Junta de Gobierno del Banco de México se ubicaba en 3%, uno de sus niveles más bajos, esto es, la tasa usada por los bancos como referencia para otorgar créditos a los ciudadanos.

Al cierre de 2016 la tasa de interés de referencia se elevó hasta 5.75% y el año pasado llegó a 7.25%, más del doble que dos años atrás. En consecuencia, la tasa promedio de un crédito automotriz se elevó de 12% en 2015 a 14% en 2017.

El aumento en las tasas de interés impactó la venta puesto que 7 de cada 10 autos nuevos en México se adquieren mediante créditos bancarios.

 

2.- Disminuye poder de compra

La disminución del poder de compra provocada por el alza de precios y la depreciación del peso fue un segundo factor.

El poder de compra de los mexicanos disminuyó en 2017 ya que sus ingresos crecieron mucho menos que los precios de los productos y servicios.

Las negociaciones salariales entre patrones y sindicatos, por ejemplo, lograron un incremento de alrededor de 4.6% en 2017, mientras que la inflación –que mide el aumento continuo de los precios en el tiempo- cerró el año con una tasa de 6.7%, la más alta desde hace 16 años.

En línea con la inflación los precios de los autos nuevos registraron aumentos de entre 4% y 6% en 2017, debido –principalmente- a que la depreciación del peso frente al dólar encareció la importación de vehículos y autopartes para la producción en el país.

En enero de 2017 el tipo de cambio llegó a 21.9 pesos por dólar, un máximo histórico no visto desde 1991, y aunque logró apreciarse en julio al registrar 17.5 pesos por dólar, volvió a depreciarse para cerrar el año en 19.65 pesos por dólar, de acuerdo con datos del Banco de México.

 

La venta de autos disminuyó un 4.6% en 2017 en relación a 2016.

 

3.- Estabilización de mercado

“Más que una caída el mercado entró a una fase de estabilización”, aseguró Edgar Estrada, director general de SEAT México a Expansión.

Los crecimientos a doble dígito de autos nuevos en 2015 y 2016 sentaron bases de comparación muy elevadas e incrementos difíciles de sostener según la propia AMIA.

Los casi tres millones de autos nuevos que se vendieron en esos años todavía no son susceptibles de ser renovados, pues las personas conservan sus vehículos por lo menos tres años, incluso más tiempo si solicitaron créditos de 60 o 72 meses, asegura Jorge Ramírez, gerente nacional de Finanzas y Seguros de KIA Motors México a la revista.

 

Te puede interesar: Banxico pronostica una menor alza de precios en enero, 8 de enero de 2018.

 

Los empresarios del sector automotriz esperaban que en 2017 la venta de autos nuevos en México continuara la tendencia al alza sostenida desde 2010 para alcanzar un récord de 2 millones de unidades vendidas hacia 2020.

Sin embargo, el freno se metió con fuerza; 2018 también será un “año complicado” para el sector. Se espera un primer semestre en etapa recesiva por la incertidumbre ante la renegociación del TLCAN y el proceso electoral en puerta, aseguró Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

 

MÁS INFORMACIÓN: Venta y producción de autos en México, AMIA, enero 2018.