Energía e Infraestructura

Antigüedad del Metro cobra factura con accidentes cada vez más fuertes

31-07-2017 12:09

En un año ocurrieron 37 incidentes mayores a los que suceden cotidianamente como retrasos cercanos a una hora y fallas en el sistema que obligaron al desalojo.

El Metro sigue dando de que hablar con las fallas que cada vez son más graves. Agrandar
El Metro sigue dando de que hablar con las fallas que cada vez son más graves.

El Metro de la Ciudad de México está que arde.

En un año ocurrieron 37 incidentes más graves de los que suceden cotidianamente como retrasos cercanos a una hora o más y fallas en el sistema que obligaron al desalojo.

Tres de los más recientes, incluidos el peor hasta el momento, ocurrieron en la Línea 1 del Metro con dirección Pantitlán-Observatorio.

Un incendio y dos cortos circuitos provocaron la presencia de humo en los túneles lo que llevó al desalojo de los usuarios de la segunda línea más transitada del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Durante los incidentes del 26 de octubre de 2016 y el 29 de junio de 2017 las autoridades desalojaron a los pasajeros de los andenes y detuvieron la marcha de los trenes sin heridos. La quemadura de un banco de resistencia en el tren y un corto circuito por un objeto de metal en las vías fueron los motivos.

Pero en el tercer incidente, ocurrido el 27 de julio de 2017, al menos 10 pasajeros fueron llevados al hospital por intoxicación. En esta ocasión el humo de una falla eléctrica se coló dentro de los vagones mientras el tren estaba en el túnel de traslado entre las estaciones Juanacatlán y Chapultepec.

Debido a la presencia de humo y la falta de comunicación con las autoridades, los usuarios abrieron las puertas de los vagones y comenzaron a caminar por las vías hasta llegar a la estación más cercana, Chapultepec. Estas acciones provocaron que las autoridades tardaran en actuar, aseguró el director general del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Jorge Gaviño.

 

Pasajeros decendieron de los vagones del metro de la CDMX tras la presencia de humo en los túneles. Fuente: ciudadano Paco Dorado.

 

Los usuarios hicieron mal desde el momento en que abrieron las ventanas para intentar contar con más aire para respirar, como se escucha en los videos subidos a las redes sociales, pues lo único que hicieron fue dejar entrar más humo, de acuerdo con Gaviño.

No obstante, ni esta indicación ni el protocolo de desalojo de trenes -disponible en la página web del Metro- se encuentra al alcance de los usuarios dentro de los vagones.

 

Te puede interesar: El Metro de la CDMX, el segundo más saturado a nivel internacional, 8 de junio de 2017.

 

A esto se suma la antigüedad de los trenes, loa más nuevos de la Línea 1 tienen más de 20 años y los más viejos están por cumplir 50, entre otras fallas tienen una ventilación insuficiente y un sistema de comunicación deficiente, revela el informe sobre el Fideicomiso maestro del Metro publicado en 2014.

Asimismo, la demanda de esta línea sobrepasa la oferta actual de trenes, lo que unido a la obsolescencia de los sistemas de los convoyes disminuye la fiabilidad de cada viaje, incluye el informe que asegura que el nivel de averías en la Línea 1 va al alza.

Estos daños ponen en peligro a los más de 250 millones de personas que viajan al año en esta línea, de acuerdo con datos del diagnóstico sobre el servicio y las instalaciones del Metro publicado en enero de 2017.

 

Te puede interesar: Inundaciones del Metro, conclusión de una falla anunciada, 5 de julio de 2017. 

 

 

12 meses de fallas continuas

De julio de 2016 a julio de 2017, nueve de las 12 líneas que conforman la red del Metro en la Ciudad de México tuvieron algún problema que causó el retraso del servicio por al menos una hora o la necesidad de un servicio externo de transporte para trasladar a los usuarios.

La Línea 3 con dirección Indios Verdes-Universidad fue la que más registró incidentes, de acuerdo con lo reportando en la prensa nacional, con 10 de los 37 totales. Le siguieron la Línea 1 y la Línea 7 -El Rosario-Barranca del Muerto- con cinco incidentes cada una.

Las Líneas 1, 2 y 3 “tienen 48 años de servicio y necesitan una atención urgente”, aseguró el líder sindical del Metro, Fernando Espino,

Otras Líneas que reportaron largos retrasos fueron la Línea 2, Cuatro Caminos-Taxqueña; Línea A, Pantitlán-La Paz; Línea 9, Pantitlán-Tacubaya; Línea B, Ciudad Azteca-Buenavista; Línea 12, Tláhuac-Mixcoac y Línea 4, Santa Anita-Martin Carrera.

 

Metro Pantitlan, Línea A. 

 

Los pasajeros han tenido que desalojar los trenes a mitad de los túneles en dos ocasiones en lo que va del 2017. La primera el 3 de marzo en la Línea 7, después de que un tren rozara con las vías de intersección en el túnel de la estación Tlatelolco. La segunda el pasado 27 de julio en la Línea 1.

No obstante, el 5 de agosto de 2016 los pasajeros se quedaron más de media hora dentro de un túnel de la estación Allende, en la Línea 2, antes de que el tren los llevara a la siguiente estación. De acuerdo con lo publicado en la prensa ningún pasajero recibió información sobre los motivos o algún protocolo a seguir.

Otras causas de los largos retrasos del Metros fueron: fallas en el sistema de frenado de los trenes, problemas con neumáticos, fallas en el control de las puertas, problemas técnicos en los modos de conducción, falta de suministro de energía, entre otros problemas mecánicos no especificados. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Diagnóstico sobre el servicio y las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo 2013-2018, CDHDF, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Fideicomiso maestro del metro, STCM, 2014. 

Comentar