Gobiernos y Finanzas Públicas

Inundaciones del Metro, conclusión de una falla anunciada

05-07-2017 14:13

La posibilidad de inundaciones en el sistema de Metro ya había sido reportada en la Cuenta Pública 2016 de la Ciudad de México.

El 60% del presupuesto del metro se gasta en mantenimiento y es insuficiente. Agrandar
El 60% del presupuesto del metro se gasta en mantenimiento y es insuficiente.

Que no cunda el pánico. Las inundaciones de la línea 7 del metro y los encharcamientos de la línea 2 ya habían sido anunciadas.

Las documentaron, las advirtieron e incluso solicitaron un mantenimiento para evitarlas, no obstante, las inundaciones dentro del Metro terminaron por hacerse realidad, evitando que más de un capitalino pudiera llegar a casa temprano durante los últimos días de junio.

La necesidad de eliminar las filtraciones de los andenes y de techar los accesos de agua pluvial directa en las estaciones y talleres de mantenimiento del Metro fueron reportadas en el informe del director de finanzas del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Miguel Alfredo del Rosal, para la Cuenta Pública 2016 de la Ciudad de México.

Habrá que imaginar la necesidad de las reparaciones que incluso el mismo día de la Virgen de Guadalupe, 12 de diciembre, fue autorizada una solicitud de las autoridades encargadas del Metro, para obras de drenaje que ayudaran a mitigar los riesgos de inundaciones en el Metro. La solicitud no presenta especificaciones de línea o de haber completado mantenimiento.

 

Te puede interesar: Solo 1 de 11 compromisos se han cumplido en mejoras al metro de la CDMX, 22 de mayo de 2017 

 

Sin embargo, el reporte indica que sí se llevaron a cabo algunas acciones respecto al desvío de agua pluvial como la sustitución de canales y mantenimiento de drenajes, además asegura que en 2017 se dará mantenimiento a la estación La Paz -Línea A- para evitar inundaciones.

No obstante, ningún reporte fue específico sobre si la Línea 7 recibió algún mantenimiento en este sentido, misma que reportó las inundaciones más graves.

En el tramo Tacubaya – El Rosario, los respiraderos de la estación funcionaron como alcantarillas para la lluvia del miércoles 28 de junio, lo que causó la creación de cascadas que inundaron las vías férreas y el cierre de las estaciones, de acuerdo con los reportes del director general del Metro, Jorge Gaviño.

 

Inundación en el metro Panteones. 

 

Daños y más daños

La infraestructura para evitar inundaciones no es el único problema que presenta el Metro por los efectos de las lluvias. Al 31 de diciembre, 35 trenes estuvieron detenidos por falta de refacciones para repararlos, entre ellos dos trenes inundados, uno de ellos considerado como pérdida total y el otro detenido desde una inundación en septiembre de 2013, que no ha sido reparado.

En cuestión de infraestructura civil se agrega el deterioro interior y exterior de estaciones, así como los asentamientos diferenciales en el suelo y las vías de varias líneas, que no se especifican.

Además de ello, el reporte señala como indispensable sustituir los equipos de pilotaje automáticos, señalización, mando centralizado y demás aparatos obsoletos, especialmente en la Línea 1, la más antigua de la red.

El Sistema del Metro cuenta con millones de pesos en piezas obsoletas o que requieren de reparación, 70,108 millones de pesos para ser precisos, que no sirven para nada más que para almacenarse.

 

Te puede interesar: Inundaciones y desperdicio: la doble tragedia de las lluvias en la CDMX, 4 de julio de 2017 

 

El costo de mantener el Metro

El 60% del presupuesto del metro se gasta en mantenimiento y es insuficiente. De los 18,147 millones de pesos gastados en 2016, 10,825 fueron destinados a los diferentes mantenimientos del sistema.

A pesar de ello, esta cantidad es el doble de lo que se gastó en 2010 por cuestiones de mantenimiento, de acuerdo con la Cuenta Pública de ese año, pero sólo el 25% del presupuesto que se otorgó al Metro en 2010.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto les cuesta transportarse a los latinoamericanos? 11 de mayo de 2017 

 

El motivo de tal porcentaje se debe a que la mayoría de los fondos para el mantenimiento de la infraestructura y material rodante proviene de fondos federales cuyo único propósito es costear estos servicios, entre ellos se encuentra el fondo de programas regionales, de capitalidad, metropolitano y de accesibilidad para personas con discapacidad. Únicamente el 8% de los gastos proviene de recursos propios.

El informe del Sistema de Transporte Colectivo Metro fue enviado al director general del STC, Jorge Gaviño; el subdirector general de administración y finanzas, Roberto Azbell y a la subsecretaria de egresos de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, Victoria Rodríguez Ceja.  

 

MÁS INFORMACIÓN: Cuenta Pública de la Ciudad de México, 2016. 

 

Comentar