Política Social y Seguridad

Las calles son percibidas como más inseguras por ciudadanos, y tienen razón

19-07-2017 16:42

Los datos del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública indican que lo que va del 2017 ha tenido un repunte en cuanto a delitos y violencia en comparación con el mismo periodo de 2016.

La ciudadanía piensa que sus lugares de residencia son cada vez más inseguras. Agrandar
La ciudadanía piensa que sus lugares de residencia son cada vez más inseguras.

La percepción sobre la inseguridad en el país alcanzó niveles históricos en junio de 2017. Y si bien, esta rara vez está basada en hechos, en esta ocasión está justificada.

Todos los delitos, tanto del fuero común como del fuero federal, han aumentado en lo que va del año y también con respecto al año anterior. 

La Encuesta Nacional sobre Seguridad Pública Urbana elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) recaba información de habitantes de ciudades importantes del país para saber si se sienten seguros en diferentes lugares públicos. ¿El resultado? Casi el 75% de los mexicanos creen que vivir en su ciudad presenta un peligro.

Los resultados indicaron que cada vez menos personas se sienten seguras en las calles y que una gran proporción de ellos consideran que el gobierno es incapaz de resolver las problemáticas que les preocupan.

Y su temor está justificado. De enero a mayo del 2016 el total de delitos registrados en el país fue de 617 mil 464. En el mismo periodo pero de 2017, los delitos en el país sumaron 732 mil 255. Este aumento equivale al 16% y a todos los delitos cometidos en el Estado de México y la Ciudad de México durante 2016.

En 2016 el total de robos con o sin violencia fue de 226 mil 999 y para 2017 de 267 mil 446. Este aumento de 17% es lo que más asusta a los mexicanos, que se sienten especialmente inseguros en calles, parques e instituciones bancarias.

 

Te puede interesar: ¿Cuántos civiles han matado las fuerzas armadas? Nadie lo sabe, uno de junio 2017. 

 

El único delito que no ha aumentado en lo que va del año es el robo de ganado.

Pero lo que más ha aumentado son los homicidios. En este periodo de 2016 fueron 13 mil 888, subió en más de 3 mil, es decir el 22%. El total de homicidios de 2016 fue suficiente para que el Instituto Internacional de Estudios estratégicos, un Think Thank inglés considerará a México el segundo país más peligroso del mundo.  Este año parece que va a romper con la marca del año anterior.

Aunque aquí cabe hacer una aclaración, la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes (16.8) no es, ni de lejos, de las más altas del mundo, un aspecto que no consideró el estudio publicado en mayo de este año.

Entre todos los delitos que han aumentado, uno disminuyó: los delitos sexuales. Pasaron de 5 mil 267 a 5 mil 222, aunque este decrecimiento no representa más que el 0.85% de la cifra.

De ahí en más, las lesiones, extorsión, secuestro, amenazas, fraudes y despojo han visto un crecimiento en sus cifras.

 

Las autoridades no son capaces de resolver problemáticas

La percepción de la ciudadanía deja mal parada la eficacia de las autoridades para resolver las problemáticas que más les interesan.

En orden de importancia, los mexicanos se preocupan por los baches y el estado de las calles; la delincuencia y la falta de alumbrado público. Consistentemente, este orden se ha mantenido desde junio de 2016.

Y en ninguno de estos rubros, consideran que la solución esté con las autoridades. El 75.3% de la población nacional considera al gobierno “poco o nada” efectivo para resolver sus problemas. Es decir, poco más de 27 millones de mexicanos dudan de las capacidades del gobierno tanto nacional como local.

Mérida, donde el 54.8% de la población sí confía en la capacidad de las autoridades, es la localidad donde mejor salen paradas en el país. Por el contrario en la zona sur de la Ciudad de México y en Ecatepec, menos del 10% tienen certidumbre en las fuerzas del orden.

 

Para los mexicanos impacta más un secuestro que un homicidio en su percepción de seguridad. 

 

En la Ciudad de México los delitos aumentaron a 79 mil 955 en 2017, de 72 mil 450 que hubo en 2016. En el Estado de México el aumento es aún mayor. De 74 mil 777 en 2016 pasaron a 110 mil 941, un aumento del 33%.

Tampoco hay mucha esperanza en el futuro. 36.7% o 13 millones 276 mil 878 millones de mexicano piensan que en los próximos meses la situación delictiva empeorará. Solo en Tampico y Los Mochis más del 30% de la población cree que mejorará.

Esto es a pesar de que Tamaulipas y Sinaloa han visto un repunte importante en el número de delitos en 2017. En el caso de Tamaulipas el número de delitos es casi del doble con respecto al año anterior.

De igual manera, cada vez más personas están alterando sus rutinas por temor a la delincuencia. Si en junio de 2016 el 49.3% de la población no caminaba de noche cerca de su vivienda, hoy es el 50.3% de la población el que no lo hace. 34.3% de la población ya no visita a parientes o amigos por temor a la delincuencia y el 55.5% de los padres no permiten que sus hijos salgan de sus casas, informa el Inegi.  

 

Te puede interesar: Inseguridad y medio ambiente opacan a la Ciudad de México en el mundo, 29 de mayo de 2017. 

 

La percepción de seguridad es algo que debe ser monitoreado. En la manera de ver de la ciudadanía, es el secuestro, no el homicidio, lo que más impacta en la seguridad, independientemente de si la persona regresa con su familia, de acuerdo con el Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C.

Por ello, apuntan, monitorear la percepción es importante para crear políticas públicas que resuelvan las preocupaciones de la ciudadanía y así acrecentar la legitimidad de las autoridades.

Hasta el momento, se han visto rebasadas por la delincuencia en el país, y eso afecta cada vez más su imagen, revelan las cifras.

 

MÁS INFORMACIÓN: Incidencia delictiva, SESNSP, 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Incidencia delictiva, SESNSP, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, Inegi, 2017.

 

 

Comentar