Tecnologías y Educación

Falta de innovación estancó la industria manufacturera de México

04-07-2017 17:03

La competitividad de México en la industria manufacturera está atrapada entre la innovación y la mano de obra barata.

La población mexicana con estudios de ingeniería tienen conocimientos básicos que no llegan las necesidades de la industria. Agrandar
La población mexicana con estudios de ingeniería tienen conocimientos básicos que no llegan las necesidades de la industria.

México quiere hacer dinero sin invertir un peso, la industria manufacturera que representa el 17% del PIB está en un proceso de cambio y el país está rezagado en la carrera.

Si bien la mano de obra barata permanece atractiva para algunas clases de manufacturas como la del calzado y la ropa, aquellas de mayor valor como la de energías verdes e internet de las cosas apenas cuentan con proveedores.

Incluso China, número uno de la industria, cuenta con un plan a 2025 para mantener su posición, con el cambio de su cadena de producción de mano de obra barata, por una de alto valor, pues ya encontró competidores que están dejan a su población sin empleos.

En 2017 al menos dos compañías manufactureras de calzado cerraron sus fábricas en China para trasladarse a Vietnam e Indonesia, países atractivos para manufacturas baratas de producción en masa que son difíciles de automatizar debido al tiempo requerido por las máquinas y a la necesidad de manos humanas con habilidad y rapidez, según reportes de The New York Times.  

Las manufacturas son una industria altamente ligada a la optimización de recursos, la producción en masa y la tecnología y se estima que para 2020 sea la segunda que más personal de bajo capital humano despida a causa de la automatización de fábricas, asegura el informe El futuro de los trabajos, del Foro Económico Mundial.

En 2014 México anunció con agrado su “ventaja competitiva” en la industria, motivada por los bajos salarios pagados a los trabajadores dentro del país en comparación con sus pares del mundo, esto a través de la revista Negocios de ProMéxico.

México verá crecer en los próximo años sus competidores en manufacturas de bajo nivel y mano de obra barata.

 

Sin embargo, México se encuentra estancado en el séptimo lugar de países con mayor competitividad manufacturera, por el encima de él están los países con cadenas de alto valor tecnológico como Alemania, Reino Unido, Japón y Corea del Sur.

Por debajo se encuentran el resto de países con mano de obra barata, como Singapur y la India, pero donde se espera que Vietnam y Malasia avancen rápidamente para 2020, pasando de los escalones 18 y 17, al 12 y 13 respectivamente, volviéndose competidores más cercanos a México.

Para asegurar una buena competitividad en el futuro de la industria se requieren fábricas manufactureras de tecnología avanzada, asegura el Índice Global de Competitividad Manufacturera 2016 creado por Deloitte.

 

Te puede interesar: Trump podría acelerar las amenazas sobre el empleo por la automatización manufacturera, 5 de enero de 2017. 

 

En contraste, los bajos salarios que se pagan en la industria y de los que alardea el país, representan el capital humano que trabaja en el área. Al menos el 7% de la población mayor de 15 años se encuentra empleada dentro de las manufacturas, misma que se caracteriza por tener la secundaria como su máximo nivel educativo.

Y aquellos que cuentan con educación superior no están preparados para lo que requiere la industria, un ejemplo de ello se encuentra en el sector aeroespacial.

El presidente del Consejo Mexicano de Educación Aeroespacial (Comea), Miguel Álvarez, asegura que a pesar de que existen 22 instituciones públicas y privadas que ofertan la carrera de ingeniería aeronáutica, el talento que están generando es básico, lo que obliga a las empresas a capacitar a los egresados para llevarlos al nivel deseado. Lo que implica costo y tiempo.

Querétaro se convirtió en una zona central para la industria aeroespacial. 

 

Asimismo, el director general de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, Luis Lazcano declaró que en la mayoría de los jóvenes hace falta experiencia, certificaciones internacionales y dominio de idiomas.

Es tal la necesidad de personas calificadas y el déficit de ellas en México que la Universidad del Estado de Arkansas, Estados Unidos, decidió colocar un campus en el estado de Querétaro con el objetivo de “surtir el crecimiento de la demanda que genera el estado de profesionistas en las áreas automotriz, aeroespacial, electrodomésticos y de biotecnologías”, declaró Ricardo González, presidente del Consejo de la universidad, cuyo inicio de clases comenzará en el otoño de 2017.

 

El plan del gigante asiático

China no piensa perder su lugar número uno en la lista de los países más competitivos de la industria manufactura, es por ello que en octubre 2016 publicó su plan Hecho en China 2025, un documento en el que plantea las medidas que seguirá para pasar de ser un líder manufacturero a una poderosa potencia del sector en 2025.

Con el plan Hecho en China 2025, el país asiático aspira a crear la tecnología, el conocimiento y el personal necesario que se necesite para al menos 10 sectores manufactureros tradicionales y nuevos, en los que destacan el equipamiento aeroespacial, de ahorro energético general y de vehículos y de maquinaria agrícola.

Áreas manufactureras de prioridad para China. 

Para llevarlo a cabo se centrará en cinco guías fundamentales, el desarrollo de la capacidad de innovación, pasar de manufacturas de cantidad a calidad, desarrollar una economía sostenible, optimizar la estructura industrial del país y promover la formación de talento.

Y es que al igual que México, China cuenta con un problema de capital humano que reconoce en el plan, pero que señala es un pilar en el que se trabajará a través de la formación de los técnicos e ingenieros necesarios para los sectores de su interés a través de la promoción de los intercambios, el establecimiento de centro de investigación y desarrollo; y el apoyo tanto a empresas de tecnologías avanzadas como Pymes de la industria.

 

Te puede interesar: Empresas globales mexicanas aún rezagadas en inversión para investigación y desarrollo, 1 de marzo de 2017. 

 

En suma, China es el segundo país que más dinero destina a la investigación y desarrollo (I&D), un promedio de 400,000 millones de dólares anuales, que representan el 1.9% de su PIB, mientras que México sólo invierte el 0.5% del PIB, un estimado de 11,000 millones de dólares, de acuerdo con el Pronóstico de Financiamiento en Investigación y Desarrollo 2017.

Estados Unidos es el líder mundial de inversión en I&D con un gasto anual mayor a 500,000 millones de dólares, 2.8% de su PIB y el mismo pronóstico estima que para 2026, China supere esta cifra.

 

MÁS INFORMACIÓN:Índice Global de Competitividad Manufacturera 2016, Deloitte. 

MÁS INFORMACIÓN: Plan Hecho en China 2025, Oficina Ecnoómica y Comercial de la Embajada de España en Pekín. 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Pronóstico de Financiamiento en Investigación y Desarrollo 2017.

Comentar