Economía y Sistema Financiero

Peso, la moneda más fuerte frente al dólar en 2017, pero TLCAN podría hacerla tambalear

27-06-2017 18:52

El comportamiento de la divisa mexicana frente al dólar es el mejor de entre todas las monedas del mundo, pues es la que más se ha revaluado en lo que va del año.

En lo que va del 2017 el peso ha subido 11.56% frente al dólar. Agrandar
En lo que va del 2017 el peso ha subido 11.56% frente al dólar.

El peso es la moneda que mejor se ha comportado frente al dólar en el mundo.

Aunque no lo parezca, en lo que va del 2017 el peso se ha apreciado casi 15% frente al dólar.

El 31 de diciembre de 2016 20.6 pesos y al 27 de junio de 2017, 17.9 pesos.

Un día antes la moneda nacional alcanzó su mejor nivel en más de 14 meses con 17.8 pesos, según el tipo de cambio FIX que administra el Banco de México.

El resto de las economías emergentes -que aún no llegan a niveles altos de industrialización- no han sido tan afortunadas.

 

 

Te puede interesar: Depreciación del peso, el gancho que atrajo capital de riesgo a México durante 2016, 21 de marzo de 2017. 

 

El rublo ruso se apreció 7.7% frente al dólar de enero a lo que va de junio de 2017. El rand sudafricano mostró una mejoría del 6.5% al igual que la rupia india que avanzó 5.2%.

A la moneda que peor le ha ido es al real brasileño, que se ha depreciado 0.94% según datos de ese país.

La mejoría en el desempeño del peso se explica por dos factores: los especialistas consideran que las promesas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no tendrán el efecto que se había previsto en un primer momento y la especulación financiera antes de que se negocie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según Bloomberg.

Donald Trump había prometido reducir los impuestos a Estados Unidos y, para solventar esa disminución, propuso imponerle impuestos a las exportaciones mexicanas.

Sin embargo, en la promesa de la construcción del muro con financiamiento estadounidense como en otras, no ha recibido el apoyo del Congreso, por lo que los dichos del presidente están dejando de tener impactos tan grandes en los mercados, según los expertos de Bloomberg. 

Antes de la renegociación del TLCAN el precio está ganando fuerza porque a decir de los expertos en mercados financieros, es poco probable que Estados Unidos negocie un tratado que tenga altos impactos negativos para México, a diferencia de lo que se pensaba en marzo. 

Las propuestas inviables para hacer que México pague por el muro, además del revés que sufrió Trump con su ley de salud que iba a reemplazar el Obamacare han hecho que la presión que su administración ponía sobre la divisa mexicana se reduzca, según analistas financieros de Bloomberg.

Los incrementos a la tasa de interés de referencia que administra el Banco de México -la que utilizan los bancos para imponer sus propias tasas a créditos y ahorro- también han fortalecido a la moneda nacional, pues logran retener a las inversiones.

En diciembre de 2016 la tasa se situaba en 5.75% y al 22 de junio en 7%, un incremento de 125 puntos en seis meses.

 

Las promesas inviables de Donald Trump ayudaron a la mejora en el peso mexicano.

 

En México, el factor de incertidumbre política se ha desvanecido luego de las elecciones intermedias en el Estado de México en las que ganó el PRI, afirma CIbanco, lo cual da fortaleza a la moneda nacional.

Sin embargo, la renegociación del TLCAN que se preveé para después del 16 de agosto, según lo dicho por el negociador clave de Estados Unidos, Robert Lighthizer, es lo que definirá el nivel con el que cierre la moneda mexicana el año de acuerdo a reportes de analistas financieros y de CIBanco.

Ya hay señales por parte de quienes negociarán el tratado de que no será perjudicial para México. Por ejemplo, del secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross.

“Parece ser que la nueva estrategia de Wilbur Ross y su equipo será continuar reduciendo la incertidumbre en relación a la negociación del TLCAN, esto debería permitir un fortalecimiento adicional del peso, lo cual sería favorable para las exportaciones de EUA", afirmó la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller, en un reporte.

 

Te puede interesar: Depreciación del peso salvó a mexicanos de más impuestos, cuando menos en 2017, 21 de abril de 2017. 

 

La industria estadounidense también se encuentra interesada en que las condiciones de comercio entre ese país, México y Canadá permanezcan abiertas.

“Mantener y expandir nuestros mercados, las concesiones arancelarias y otras reglas que han permitido una integración económica y respaldado los ingresos del campo sigue siendo nuestra prioridad número uno”, señaló Iowa Corn, una empresa agrícola estadounidense, en la consulta en línea sobre el TLCAN que se llevó a cabo en ese país.

A pesar de que hay señales positivas para la negociación del TLCAN. Los pronósticos apuntan a que el peso cerrará el año más depreciado que su nivel actual.

El dólar puede despedir el año en 18.20 pesos, según los pronósticos de la casa de bolsa Ve por Más. Otros son más conservadores: JPMorgan bajó su vaticinio sobre el cierre del peso frente al dólar de 19.8 a 18.5 pesos.

 

Todo bien en 2017, pero 2016 es otra historia

2016 fue el peor año para el peso desde la crisis de 2008. La caída de 18% frente al dólar fue resultado de la debilidad de las finanzas públicas, principalmente, por la caída de los precios del petróleo y la campaña y triunfo de Donald Trump. 

El promedio de venta del dólar en 2015 fue de 15.84 pesos, mientras que en 2016 fue de 18.65 pesos.

 

La caída del peso en 2016  fue el resultado de la fuerte apreciación del dólar, combinada con la caída de los precios del petróleo.

El dólar durante 2016 fue muy fuerte, sobre todo comparado con casi todas las monedas del mundo, debido a la expectativa del inicio del ciclo de las alzas en las tasas de interés por parte de Estados Unidos.

Es decir, cuando un país sube su tasa de interés, este atrae inversión extranjera pues le ofrece a los inversionistas más dinero por su inversión. En 2016 las tasas de interés de Estados Unidos vieron un alza que tuvo como consecuencia un aumento en el valor de su moneda.

En México, la baja de los precios de petróleo hizo que la moneda nacional se depreciara. Lo anterior responde a que los ingresos por petróleo eran la mayor entrada de dinero a las arcas del gobierno hasta 2013 y, al perder valor, también hubo una menor recaudación.

 

Te puede interesar: Tasas al alza, a pesar de la revaluación del peso, Samuel García, 14 de junio de 2017 

 

A ello se sumó el hecho de que la deuda pública llegara a niveles que rozaron el equivalente a 50% del Producto Interno Bruto, ambos factores debilitaron las finanzas públicas e impactaron a la baja el tipo de cambio.

A esa debilidad se refirió la Junta de Gobierno del Banco de México en la minuta de la reunión de política monetaria correspondiente a septiembre de 2016.

 

 

MÁS INFORMACIÓN:  Mercado cambiario, Banxico, 2017. 

Comentar