Política Social y Seguridad

En 10 años se encareció 200% el Centro Histórico de la CDMX

14-06-2017 10:00

Cada año desde 2000, en promedio, 150,000 habitantes se han ido de la Ciudad de México a otras como Querétaro, Cuernavaca y el Estado de México.

La gentrificación podría convertirse en un problema aún mayor para la ciudad de México en 2018. Agrandar
La gentrificación podría convertirse en un problema aún mayor para la ciudad de México en 2018.

Si en 2007 comprar una casa o departamento en el Centro Histórico de la Ciudad de México era caro, ahora lo es más.

Una propiedad que en ese entonces hubiera costado un millón de pesos, actualmente cuesta casi 2.2 millones de pesos, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal.

El aumento de más del doble hace que las propiedades sean impagables para gran parte de los que vivían ahí desde hace años.

Es decir, el primer cuadro de la ciudad ha sufrido un proceso de gentrificación.

El fenómeno consiste en que las zonas cercanas a servicios como supermercados o cines y el transporte público, sobre todo en una ciudad tan dispersa como la capital del país, se encarecen, desplazando a quienes ahí vivieron durante años y que se ven imposibilitados a pagar los nuevos inmobiliarios, volviéndose barrios de élite.

Un hecho que no parece que vaya a revertirse a través de las políticas establecidas por el Gobierno de la ciudad.

 

Te puede interesar: El proyecto de Constitución para la CDMX es negocio de unos cuantos, 9 de diciembre de 2016. 

 

En promedio son 150,000 al año los habitantes que se van de la ciudad desde 2000, según datos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), es decir, más de 2.5 millones de personas han tenido que abandonar su hogar en 17 años.

Aunque no hay datos de cuántos de ellos se han tenido que ir por no poder pagar la vivienda en la Ciudad de México (CDMX), es posible suponer que al menos alguna proporción de estos ha sido desplazado a la periferia por los altos precios de vivir en la capital.

A nivel nacional, en promedio el metro cuadrado cuesta 2,000 pesos, mientras que para la Ciudad de México el promedio puede ir de 7,780 a 38,640, dependiendo de la zona.

 

El aumento de la renta en Ciudad de México ha subido a razón de 7.8% anual en los últimos 10 años. 

 

 

Leyes que incentivan la gentrificación

En la nueva Constitución de la Ciudad de México, en el artículo 23, se otorga al Jefe de Gobierno y a la Autoridad del Centro Histórico la responsabilidad total en la regulación urbana, intendencia, mantenimiento, renovación, restauración y conservación de inmuebles y monumentos históricos.

Dentro de las funciones de la Autoridad del Centro Histórico está el “promover la inversión inmobiliaria, tanto del sector público como privado, para la vivienda, el equipamiento, servicios” y “la gestión y ejecución de programas de vivienda en el Centro Histórico”.

 

Te puede interesar: Fracasa repoblamiento de zona central en la CDMX, 9 de mayo 2017.

 

Él órgano estará adscrito a la Jefatura de Gobierno y acordará directamente con su titular el despacho de los asuntos encomendados, según la Gaceta Oficial de la CDMX.

Esto invade las atribuciones que tiene la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México(Seduvi).

Será el mismo gobernante local quien decida los proyectos de construcción en el primer cuadro, que tiene una extensión de más de nueve kilómetros cuadrados, y para ello no necesitará la autorización o consulta ciudadanas.

Ejemplos de lo que puede pasar los encontramos en la situación actual de la capital.

El gobierno de Miguel Ángel Mancera aprobó la Ley de Vivienda de la Ciudad de México que afirma que viviendas para los trabajadores serán construidas cerca de las zonas de trabajo y lo servicios públicos así como de los medios de transporte público.

Lo anterior significa que la vivienda se construirá en el centro de la ciudad, pues es la única zona que cuenta con esas características.

 

Miguel Angel Mancera firmando la Ley de Vivienda de la Ciudad de México. 

 

Sin embargo, la ley también dice que estas viviendas no serán para todos los trabajadores, sino para quienes laboran en el gobierno de la Ciudad y que los contratos para inversionistas serán gestados por el gobierno capitalino, sin mayores precisiones, es decir, bajo su discreción.

Si en adelante no habrá más gestor de los proyectos de desarrollo urbano y de vivienda que el gobierno capitalino y en especial el Jefe de Gobierno, esto pudiera prestarse para que se lleven a cabo edificaciones que gentrifiquen y eliticen la zona a decir de expertos como el jurista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), César Astudillo Reyes.
 

¿Gentrificación de servicios?

La falta de servicios básicos como luz, drenaje y agua también contribuye a que se gentrifiquen las zonas que sí cuentan con ellos.

"Si ves la Ciudad de México desde Google Maps, en esta visión desde arriba notarás que ha crecido de manera caótica. Este crecimiento no es nuevo, aunque cada delegación tenía sus planes y programas de desarrollo urbano, la ciudad es un ente vivo, un organismo que crece al margen de los planes y programas urbanos", expresa la autora del libro Servicios Urbanos en las Ciudades Mexicanas del Siglo XIX y XX, María Esther Sánchez Martínez.

Y es que los servicios públicos están concentrados en territorios que tienen más población, pero esa misma concentración hace que no todos los capitalinos tengan acceso igual a ellos.  

En especial, el agua es un problema de la ciudad que encarece las zonas en las que el servicio es más regular.

 

Te puede interesar: Continúan atropellos a la propiedad privada en CDMX, ahora con Ley de Vivienda, 8 de diciembre de 2016. 

 

Abastecer de servicios a la Ciudad de México es difícil por cuestiones como su distribución y geografía. Se debe eliminar el 41% de las fugas de agua tanto en redes primarias como secundarias, así como en las instalaciones propias de los usuarios, sustituyendo 7,000 kilómetros lineales de redes de agua potable y 7,000 kilómetros lineales de drenaje, de acuerdo con el representante del Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex), Gerardo González.

Mientras eso no se lleve a cabo, delegaciones como Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo, de las más caras de la Ciudad, concentran una dotación de agua de más de 400 litros por habitante al día.

En contraste, las delegaciones más baratas como Milpa Alta, Tláhuac e Iztapalapa reciben entre 177 y 240 litros por habitante al día, de acuerdo con Sacmex. 

“El desarrollo inmobiliario y comercial ha propiciado el aumento del predial y de servicios como agua y luz. Tanto los colonos que ya no pueden costearse la vida ahí, como quienes tienen recursos suficientes, se marchan a otros sitios de la ciudad, porque el barrio ha cambiado,” según el investigador del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, Luis Salinas.

 

MÁS INFORMACIÓN: Constitución Política de la Ciudad de México, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Acuerdo por el que se crea el órgano de apoyo a las actividades de la jefatura de gobierno en el centro histórico de la Ciudad de México, denominado autoridad del centro histórico, 2007.

Comentar