Información

Fracasa repoblamiento de zona central en la CDMX

09-05-2017 14:09

En 25 años aumento 23% el número de viviendas totales en las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztacalco, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, pero el número de habitantes se redujo 10%.

La saturación del transporte público es uno de los efectos de que la gente viva lejos de sus trabajos. Agrandar
La saturación del transporte público es uno de los efectos de que la gente viva lejos de sus trabajos.

Se construyeron las casas, pero no llegaron más habitantes. En un cuarto de siglo, la zona central de la Ciudad de México ha perdido una cantidad de población equivalente a cuatro llenos totales en el estadio Azteca.

Desde 1990 se comenzó a registrar un despoblamiento en las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztacalco, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, el cual no se ha podido detener, aunque se siguen construyendo viviendas en la zona.

Hace 25 años el número de habitantes en el perímetro conformado por esas siete delegaciones era alrededor de 3 millones 495 mil; ahora viven 3 millones 140 personas, de acuerdo datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a 2015, los más actuales. Es decir, la pérdida de población supera a las 350 mil personas, cerca del 10% de las que había en 1990.

A pesar de ello, la cantidad de viviendas que hay en las delegaciones aumentó considerablemente al pasar de 826 mil en 1990 a 1 millón 17 mil en 2015; es decir, un incremento de 191 mil viviendas o 23%, el doble que la población.

Mientras la zona central de la Ciudad de México pierde habitantes, las delegaciones, más alejadas del primer cuadro -en algunos casos con vocación rural, como Milpa Alta y Tláhuac-, registraron un aumento poblacional de 64% al pasar de 962 mil habitantes en 1990 a poco más de 1.5 millones en 2015.

 

Te puede interesar: Mudarse a Tecámac: vivienda accesible, a cambio de un viacrucis diario, 8 de mayo de 2017.

 

Adicionalmente, municipios del Estado de México, pertenecientes a la zona conurbada de la capital, tuvieron incrementos poblacionales de hasta el 200% en 20 años, como es el caso de Tecámac.

Pero no es el único: en Chalco, el incremento poblacional en un cuarto de siglo fue de 50%; en Valle de Chalco Solidaridad, de 39%, y en Ecatepec, de 38%.

¿A qué se debe este fenómeno? Hay varios factores, pero el precio de la vivienda es uno de los más importantes.

El mercado que tiene acceso a viviendas ubicadas en la zona central de la Ciudad de México ha permanecido constante, explica el investigador del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, Jorge González Sánchez.

No ha habido un importante aumento en la gente que puede comprar vivienda en el perímetro que abarcan estas siete delegaciones, lo único que cambia es el promedio de habitantes por casa. Es decir, antes eran cuatro o cinco personas las que vivían en una sola residencia, ahora son de una a tres.

 

Más lejos, pero más barato

Las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztacalco, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, en la mayoría de los casos, son opciones para sectores de alto poder adquisitivo.

Iztacalco es la delegación de ese grupo con el precio de vivienda más barato, ya que el costo promedio por metro cuadrado de un departamento es de poco menos de 15 mil pesos; en Miguel Hidalgo se eleva a 46 mil pesos.

 

Para muchas familias la única opción es comprar casa en lo municipios conurbados.

 

Sin embargo, el metro cuadrado de un departamento en Tláhuac cuesta poco menos de 11 mil pesos, en promedio, y en Iztapalapa, 11 mil 500 pesos, salir de la Ciudad de México hacia los municipios conurbados es más barato aún.

Por ejemplo, el metro cuadrado de un departamento en Tecámac cuesta, en promedio, 6 mil 800 pesos; en Ecatepec, 7mil 500; en La Paz, 8 mil 200, y en Chalco, 8 mil 700.

“El despoblamiento tiene que ver con el reacomodo que están teniendo las actividades y la población al interior de la ciudad, pero también la falta de condiciones asequibles para la población, sobre todo en términos de vivienda”, explicó el director de la administradora de fondos inmobiliarios Alignmex Capital, Roberto Ordorica.

 

El “boom inmobiliario”

En diciembre de 2000, en sus primeros días como jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador decretó el llamado Bando 2, un plan que tenía como objetivo repoblar de la zona central de la Ciudad de México.

La política puesta en marcha a principios de 2001 buscaba otorgar facilidades para la edificación de vivienda en las delegaciones centrales. 

Fue entonces que los desarrolladores inmobiliarios comenzaron a construir miles de viviendas. El resultado a 15 años es nulo. Ahí están las casas, pero nunca llegaron más habitantes.

Según los datos del INEGI, de 2000 a 2015 la oferta de viviendas aumentó en 160 mil, es decir, hay 19% más que hace 15 años; sin embargo, 44 mil habitantes menos que hace tres lustros.

 

Te puede interesar: En juego la credibilidad del INEGI con Merodio en la Junta de Gobierno, 4 de abril de 2017.

 

Dos de las delegaciones que más construcciones albergaron fueron Benito Juárez que pasó de 116 mil viviendas en el 2000 a casi 160 mil en 2015 y Miguel Hidalgo donde el número de viviendas aumentó poco más de 31 mil 800, de las 97 mil que había en 2000.

Al aumento de 38% en el número de viviendas en ambas delegaciones sólo generó un incremento poblacional de 16% en Benito Juárez y de 3.3% en Miguel Hidalgo.

 

El futuro

La demanda de vivienda en la Zona Metropolitana del Valle de México seguirá creciendo. Alignmex Capital estima que el incremento deberá ser de 13% para el 2030.

Lo que sí puede cambiar es la vocación de la zona central de la Ciudad de México. El director de la inmobiliaria Quiero Casa, José Shabot estima que a finales de 2016 había en construcción 4.5 millones de metros cuadrados de oficinas.

 

En la zona central de la CDMX viven 350 mil personas menos que hace 25 años.

 

Con este incremento la población flotante que llega a la zona central, actualmente de 6 millones de personas, aumentará considerablemente, lo que mantendrá su dinamismo económico por muchos años, ya que las oficinas atraerán a 500 mil personas más, aproximadamente.

Aunque la zona central de la CDMX sigue perdiendo habitantes, difícilmente sucederá lo que ocurre en algunas ciudades de Estados Unidos, en donde por la noche desaparece toda la población de la parte central, añade González Sánchez.

“En diversos países esas regiones parecen marginadas, al estar semidesiertas, mucha gente que no tiene donde dormir llega a pernoctar. Ahí puede proliferar la delincuencia, violencia y drogadicción, pero ese tipo de efectos no son factibles en la Ciudad de México”, considera. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Censos y conteos de población, INEGI, consultas el 8 y 9 de mayo de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Intercensal 2015, INEGI, consultas el 8 y 9 de mayo de 2017.

 

 

 

 

 

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.