Salud y Medio Ambiente

Bebés nacidos del alquiler de vientres no están siendo registrados en Tabasco

13-06-2017 10:00

Entre diez y 15 bebés no han sido registrados en Tabasco debido a que nacieron después de que la forma en la que fueron concebidos -por alquiler de vientres- se restringiera en la ley.

Hasta enero de 2016 en Tabasco fue legal el alquiler de vientres. Agrandar
Hasta enero de 2016 en Tabasco fue legal el alquiler de vientres.

Entre los países que permitían el alquiler de vientres, con algunas restricciones, figura México.

Pero Tabasco era un caso único en el mundo hasta que en enero de 2016 cambió su código civil.

Hasta entonces, era el único lugar en el mundo que permitía la maternidad subrogada –el alquiler de vientres- entre particulares sin importar su nacionalidad, no a través de un programa nacional o ley de reproducción asistida, sino a través de particulares y agencias.

A partir de la modificación y la restricción de la maternidad subrogada, las autoridades perjudicaron a dos grupos: las personas que usando este medio podían convertirse en padres y los bebés que nacieron después de la entrada en vigor de la ley pero que fueron concebidos bajo el código legal anterior. 

Ahora la ley indica que esta solo puede llevarse a cabo bajo tres condiciones principales: 1) debe ser sin fines de lucro; 2) debe ser entre mexicanos y 3) el servicio solo está disponible para parejas casadas que demuestren haber tenido problemas de fertilidad mediante un certificado médico.

Además, se establece un límite de edad –entre 25 y 40 años–, y que el contrato entre las personas contratantes y la mujer que prestará el vientre sea firmado ante notario público.

 

Te puede interesar: Realiza sector salud 3 veces más cesáreas que las recomendadas. ISSSTE, el que más las aplica

 

Así, quedan excluidos las parejas del mismo sexo, personas de edad avanzada, extranjeros y padres solteros.

El hueco legal que permitió por años el nacimiento de niños bajo estas condiciones ahora hace que los bebés que fueron gestados antes de la entrada en vigor de la ley se encuentren hoy en un limbo legal.

Los contratos firmados antes del cambio en el código civil siguen siendo válidos, en teoría,  por lo que algunas mujeres dieron a luz después de enero de 2016 a niños de parejas extranjeras que no deberían ser objeto de persecución legal.  

Aun así, existen testimonios de niños a los que, bajo esas condiciones, se les está negando un acta de nacimiento y sin ese documento no pueden salir del país, lo cual ha dejado varados tanto a los bebés como a sus padres en el país. 

El argumento que están dando las autoridades tabasqueñas es que esos niños son hijos de las mujeres que les dieron a luz.  

Internacionalmente, el debate gira en torno a si debe permitirse o no,  pero se entiende que los niños son hijos de quienes proporcionan el material genético en la mayoría de los países, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

                                                                                            

Luis y Antonio son una pareja gay de españoles que rentó un vientre en Tabasco  y  ahora no les otorgan los pasaportes de los bebés. 

 

Siguiendo esta lógica, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) está contactando a las madres sustitutas de Tabasco y amedrentándolas, diciéndoles que cometieron un delito pues “vendieron a sus hijos”, según se ha reportado en medios locales. 

“Sin duda, el gran problema es que los contratos se firmaron previo a la entrada en vigor de la ley y por lo tanto hemos documentado que el Estado está aplicando la ley de manera retroactiva y usa como excusa la negativa del registro siendo que los niños tienen todo el derecho, por haber nacido en México”, explicó la directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE),  Regina Tamés.

Esto ha dado como resultado que entre diez y 15 bebés no hayan sido registrados.

El DIF niega estas acusaciones y ya ha entregado algunas actas de nacimiento, por ejemplo, a una pareja homosexual israelí, en febrero pasado, pero otros padres acusan al gobierno de Arturo Núñez de discriminación, pues no han podido sacar a sus bebés del país. 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación recibió en febrero de 2017 una acción de inconstitucionalidad promovida por la Procuraduría General de la República para impugnar la reforma al Código Civil de Tabasco.

 

Te puede interesar: Gastan 49,000 millones en prevenir embarazos en adolescentes con dudosos resultados, 16 de mayo de 2017 

 

Las ganancias de alquilar un vientre

El dinero era una de las razones por las cuales existía el alquiler de vientres. El salario promedio mensual en Tabasco es más bajo que el del resto del país, de acuerdo a datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de ese estado.

En 2017, un trabajador tabasqueño gana al mes poco menos de 8,500 pesos. A nivel nacional se gana poco más de 10,000 pesos.

En contraste, las mujeres participaban en esa práctica recibían en promedio entre 242,000 y 272,000 pesos por embarazo, según una investigación llevada a cabo por el diario El País.

Otro factor que debe considerarse para el boom en este tipo de actividad económica es que Tabasco tiene una tasa de desempleo del doble que el promedio nacional, de acuerdo a esa Secretaría.

 

Las mujeres que alquilaban su vientre recibían en promedio entre 242,000 y 272,000 pesos por embarazo.

 

Es decir, una mujer podía ganar  casi el doble que lo que un trabajador promedio gana en todo el año por alquilar su vientre y así asegurar un ingreso a su hogar en un ambiente laboral difícil.  

Ello sin contar los regalos que los padres les hacían, según testimonios recolectados por El País. Desde fiestas de quinceañeras para sus hijas mayores hasta ropa, juguetes y dinero en efectivo, ser madre sustituta era beneficioso para la mayoría de quienes de esto trabajaban.

Por otra parte, lo que se pagaba a las agencias puede ir entre $908,682 y $1, 272,000 –aproximadamente la mitad de lo que la se cobra por el alquiler de un vientre en Estados Unidos–, de acuerdo a los presupuestos de éstas. Esta cantidad podía o no cubrir los gastos médicos, que en caso de no correr a cargo de la agencia, eran responsabilidad de los padres. 

A pesar de lo lucrativo que resultaba para las mujeres, las agencias se quedaban con aproximadamente 75% de las ganancias por una transacción así.

 

Y las siguen promocionando como legales

No obstante que en gran parte del territorio nacional nunca ha estado regulado el alquiler de vientres y en lugares como la Ciudad de México ya se regula, algunas páginas en internet siguen promocionando esto como si fuera legal.

Páginas como The Fertility Institutes, Care Surrogacy Center Mexico y Miracle Surrogacy dicen operar en México, con oficinas en ciudades como Guadalajara y Puerto Vallarta, donde la regulación no permite el alquiler de vientres.

México es un destino atractivo para las parejas extranjeras por el precio y por el sistema de salud pública, destacan estos sitios web.

Estas empresas afirman que rentar un vientre para la reproducción asistida en México es conveniente para las parejas, y hacen énfasis en las parejas extranjeras del mismo sexo, sin decir que la regulación prohíbe que los homosexuales alquilen vientres en el país.

 

MÁS INFORMACIÓN: Código Civil del Estado de Tabasco, 2017. 

Comentar