Salud y Medio Ambiente

1,800 muertes y 1,600 millones al año: el alto costo de la contaminación en el Valle de México

16-05-2017 16:02

Este lunes 15 de mayo se decretó la primera contingencia ambiental del año en el Valle de México, un mal que no se ve para cuando vaya a solucionarse.

La OMS ya declaró que la contaminación es la principal causa de cáncer de pulmón. Agrandar
La OMS ya declaró que la contaminación es la principal causa de cáncer de pulmón.

Si crees que dejar tu auto en casa cuando hay contingencia ambiental es la mayor afectación que sufres, piénsalo dos veces. La contaminación genera daños a la salud y elevados costos al erario.

Es más, no tiene que haber contingencia ambiental y Doble Hoy No Circula para que tanto tu cuerpo, como las finanzas públicas resientan los efectos del ozono y las partículas suspendidas en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Para empezar, hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la contaminación ambiental es la principal causa de muerte por cáncer de pulmón. Se trató de una declaración histórica hecha el 17 de octubre de 2013.

 

A partir de 100 puntos IMECA, comienzan a hacerse evidentes afectaciones a la salud. Fuente: Sedema.

 

Así, la contaminación ambiental del aire está clasificada como un cancerígeno, según un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación Sobre el Cáncer.

 

La alerta a la salud

La mala noticia para quienes viven en la zona metropolitana es que van en aumento la cantidad de días en los que se superan los 100 puntos de ozono en el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA).

Arriba de ese número el aire que respiramos se considera malo, es decir, que pone en riesgo a grupos sensibles como niños, ancianos y personas con problemas respiratorios.

En 2012, 36% de los días del año (130) con índices superiores a los 100 puntos de ozono; el año pasado, fueron 87% (317), es decir, cada vez hay menos días en los que el aire no representa un riesgo para los habitantes de la metrópoli, de acuerdo con el monitoreo de la Comisión Ambiental Megalopolitana.

 

Te puede interesar: Uno de cada siete niños en el mundo respira aire tóxico: UNICEF, 4 de noviembre de 2016.

 

 

Y aunque todos los 21 millones de personas que viven en la ZMVM están expuestos a los altos niveles de contaminación la población más vulnerable son los niños y adultos mayores.

Las molestias inician con dolor de cabeza, ardor de ojos, irritación en las vías respiratorias, agudización de problemas entre las personas asmáticas, y, a largo plazo, problemas cardiovasculares.

Pero según la OMS, la tos o el dolor de pecho provocados por la contaminación no son  cosa menor, pues a pesar de que estos síntomas desaparecen en un par de horas, los contaminantes siguen generando daños en el cuerpo.

Se estima que 1.7 millones de niños menores de cinco años mueren al año en el mundo por la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior, la exposición al humo de tabaco , la insalubridad del agua, la falta de saneamiento y la higiene inadecuada, expone la OMS.

“La insalubridad del medio ambiente puede ser letal, especialmente para los niños pequeños, que son vulnerables a la contaminación del aire debido a que sus órganos y su sistema inmunitario se están desarrollando y a que todo su cuerpo, en especial sus vías respiratorias, es más pequeño”, alerta la directora general de la OMS, Margaret Chan.

 

La realidad chilanga

En el Valle de México se estima que los daños por la contaminación generan en un año 1,823 muertes prematuras, 4,494 hospitalizaciones por causas respiratorias y enfermedades cardiovasculares y casi 250,000 consultas médicas por infecciones respiratorias agudas, asma y enfermedades isquémicas del corazón.

Estos datos forman parte de un estudio elaborado en 2016 por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

 

Con más de 150 puntos de ozono se declara contingencia ambiental en el Valle de México.

 

Y las afectaciones no son solo para la salud. La economía también recibe un golpe por los efectos del ozono y las partículas suspendidas, pues se estima que generan costos anuales por 1,600 millones de pesos al año, añade el organismo.

La mayor parte de estos costos, 1,400 millones de pesos se deben a la pérdida de productividad por muertes prematuras y ausentismo laboral, y el resto, 200 millones de pesos, por el gasto en salud.

 

Las causas

En la zona metropolitana las contingencias son producto de las condiciones climatológicas atípicas que evitan la dispersión de contaminantes, pero también ocurren por factores que tienen que ver con la actividad en la metrópoli.

El sector transporte es el que más contribuye a ensuciar el aire: 46% de las emisiones de contaminantes que son precursores del ozono proviene de vehículos de carga, privados y de pasajeros, establece el IMCO.

“Las principales causas de la contaminación del aire en la ciudad se pueden resumir en dos: vehículos con tecnología obsoleta y contaminante, y congestión por falta de alternativas de movilidad distintas del automóvil”, explica el informe.

 

Te puede interesar: Reinan los autos en CDMX; 42% de la ciudad, para estacionamientos, 11 de mayo de 2015.

 

 

En menos de 35 años el número de vehículos que circulan en la zona metropolitana pasó de 2.1 millones en 1980, a 8.9 millones en 2014, es decir, un aumento de 323%.

 “Los chilangos nos rehusamos a dejar el coche. En ocasiones es simplemente por una resistencia a cambiar de comportamiento, pero en muchas otras es por razones comprensibles: no hay alternativas de movilidad que sean igualmente rápidas, cómodas y seguras”, recomienda el IMCO.

Una de las medidas que implementan las autoridades cuando los niveles de contaminación superan los 150 puntos de ozono es hacer más estricto el Hoy No Circula que implica restringir la circulación del 20% de los vehículos.

“El Hoy No Circula por sí sólo no resuelve las principales causas de la contaminación de la ciudad. La evidencia no apunta a que el programa incentive una modernización del parque vehicular ni ayuda a diversificar las alternativas de transporte. (…) Es fundamental que en el largo plazo aumenten la oferta de transporte público y los costos del uso del automóvil”, indica el IMCO.

El lunes 15 de mayo se decretó la primera contingencia ambiental del año, y mientras no se hagan mayores esfuerzos por reducir la contaminación ambiental, seguirá aplicándose esa medida como única respuesta para reducir los niveles de ozono…la salud puede esperar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Análisis de una contingencia anunciada, IMCO, abril de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Las consecuencias de la contaminación ambiental, OMS, 6 de marzo de 2017.

 

Comentar