Tecnologías y Educación

El Blockchain, la revolución que viene

29-11-2016 11:00

Lo revolucionario del sistema es que no requiere de intermediarios para verificar y transferir información de forma segura, como ocurre en el sistema tradicional; agiliza a segundos los tiempos de envío y recepción y no está sujeto a las reglas de un país o una institución específica.

La amenaza que se pronosticaba para los bancos durante el nacimiento de la cadena de bloques no se ve más en el panorama. Agrandar
La amenaza que se pronosticaba para los bancos durante el nacimiento de la cadena de bloques no se ve más en el panorama.

La historia se encuentra llena de revoluciones: sociales, industriales y otras que son pequeñas en apariencia pero disruptivas en paradigmas: las revoluciones tecnológicas.

La historia de Blockchain pertenece a ésta última, se trata de una tecnología que se asemeja a un gran libro contable, interminable, impenetrable y respaldado por el uso de una enorme comunidad en la red, cuya infinidad de usos podría cambiar al sistema financiero y empresarial como lo conocemos hoy en día.

El Blockchain o cadena de bloques nació en 2009 para hacer posible las transacciones de la moneda electrónica Bitcoin, funciona de forma autómata y autónoma en la red.

Uno de sus principales usos es la transacción de criptomonedas como el Bitcoin, pero no es el único. Para transferir información el sistema registra en un bloque -de forma encriptada- un nombre código del emisor y el receptor, así como del objeto o cantidad de dinero a transferir.

Luego envía el bloque a través de varios nodos que contienen una copia exacta de todos los movimientos que se hicieron antes mediante Blockchain.

Cada bloque de información es único, esta característica blinda las transacciones de fraudes o hackeos. Si el sistema detecta cualquier parecido con un movimiento anterior elimina el bloque y hace imposible la transacción, pero si el bloque es auténtico concluye el movimiento y lo agrega a la cadena de bloques que servirá posteriormente para verificar otras operaciones.

Todos los usuarios del sistema tienen una copia de la cadena de bloques que es periódicamente actualizada para asegurar que compartan la misma versión, ello hace posible que los usuarios tengan indefinidamente disponible su información sin que pueda ser alterada o censurada y elimina la necesidad de que entidades centralizadas gestionen y almacenen sus datos.

Lo revolucionario del procedimiento es que no requiere la intermediación de bancos, gobiernos o proveedores de tarjetas para verificar y transferir los valores de forma segura como ocurre en el sistema tradicional; agiliza a segundos los tiempos de envío y recepción y no está sujeto a las reglas de un país o una institución específica.

 

Instituciones bancarias con el ojo en Blockchain

La amenaza que se pronosticaba para los bancos durante el nacimiento de la cadena de bloques no se ve más en el panorama.

El blockchain puede ser aprovechado tanto por instituciones financieras como por startups para el desarrollo de productos y la realización de nuevas transacciones, explicó a Arena Pública el director de Nuevos Negocios Digitales de BBVA Bancomer, Carlos López-Moctezuma.

La tecnología blockchain al servicio de las transacciones internacionales entre bancos podría ahorrarles de 15 a 20 mil millones de dólares anuales, pues se reduce el fallo humano, los pagos de cruce de fronteras y las regulaciones por cumplimiento de país a país, asegura el informe The Fintech 2.0 Paper, publicado por Santander InnoVentures.

 

Ya hay bancos que lo están utilizando. En 2015 la compañía Ripple dedicada a crear tecnología para la ejecución de transacciones financieras a nivel mundial lanzó en colaboración con Santander una aplicación para transferir remesas entre los países de la Unión Europea y Estados Unidos con base en la tecnología de blockchain.

Bancos como UBS de Suiza, UniCredit de Italia y el Banco Nacional de Abu Dabi utilizaron a Ripple para transferir en segundos remesas que solían tardar de tres a siete días.

El uso de Ripple deja en duda que blockchain pudiera revolucionar las transacciones bancarias, pues la compañía funciona como una especie de intermediario entre la tecnología y las instituciones financieras y su uso podría regresar los costos que fueron evitados al elegir el innovador sistema.

En septiembre de 2015 nueve instituciones financieras acordaron crear una normativa común para utilizar el blockchain a su servicio a través de una startup creada en Nueva York de nombre R3CEV, se trata de Goldman Sachs, JPMorgan, Credit Suisse, Barclays, Commonwealth Bank of Australia, State Street, RBS, BBVA y UBS.

 

Startups también se montan sobre Blockchain

El servicio de rastreo y autenticación de diamantes ofrecido por la compañía Everledger es otra más de las aplicaciones que actualmente se le dan al Blockchain.

Mediante la digitalización del número de serie de cada piedra extraída legalmente y 40 metadatos más de cada diamante la startup de la compañía evita la compra y venta tanto de diamantes de sangre -extraídos con trabajo esclavo- como falsificados.

Antes de utilizar el Blockchain la prueba de autenticidad de un diamante era un papel en garantía que podía manipularse o perderse. Hoy las compañías de certificación, de seguros y la misma policía pueden acceder a los datos y suministrar más información sobre cada pieza. 

Empresas como Rootstock, Codius y Ethereum llevaron el uso de la cadena de bloques a la práctica jurídica con los contratos inteligentes.

Los contratos funcionan así: imagine que una persona compró un auto a crédito cuyos pagos debe realizar mes a mes y que por algún motivo los dejo de hacer. En el momento en que la cadena de bloques deja de detectar la transferencia correspondiente mandará una orden a un comando incrustado en el auto que podría bloquear el vehículo instantáneamente hasta que se reanuden los pagos pactados.

 

MÁS INFORMACIÓN: La pujante industria automotriz queda a deber en transferencia de investigación al país, 28 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Disminuir precios de internet, el pendiente de la reforma en telecomunicaciones. 22 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Inteligencia artificial pretende crear música, la nueva estrategia de los artistas,20 de octubre de 2016.

Comentar