Economía y Sistema Financiero

Peso en tensa calma, augura lo que vendrá con elecciones de Estados Unidos

08-11-2016 10:00

Los mercados están tensos ante el posible triunfo del republicano Donald Trump, el candidato que rechaza contundentemente dos pilares que sustentan la economía mexicana, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, de la que se deprende la millonaria cantidad de remesas que llegan al país.

El peso podría depreciarse entre 20 y 25 pesos por dólar si gana Trump. Si el triunfo es de Hillary, la moneda podría apreciarse hacia los 17 o 18 pesos por dólar. Agrandar
El peso podría depreciarse entre 20 y 25 pesos por dólar si gana Trump. Si el triunfo es de Hillary, la moneda podría apreciarse hacia los 17 o 18 pesos por dólar.

En tensa calma amaneció la moneda nacional.

El peso no reaccionó de forma violenta el día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, cuyos resultados se darán a conocer hoy alrededor de las 23:00 horas.

El tipo de cambio amaneció en 18.57 pesos por dólar, hacia las 10:15 horas registró su mayor depreciación con un incremento de18.66 pesos por dólar, y al cierre de ésta nota regresó a 18.40 pesos por dólar, es decir, se apreció 0.9% desde las 6:00 horas.

El valor de la moneda está lejos de su nivel más bajo de este año, que alcanzó el 26 de septiembre pasado cuando el tipo de cambió se cotizó en 19.87 pesos por dólar.

Los mercados están tensos ante el posible triunfo del republicano Donald Trump, el candidato que rechaza contundentemente dos pilares que sustentan la economía mexicana, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, de la que se deprende la millonaria cantidad de remesas que llegan al país.

Es por ello que en los últimos meses el peso mexicano ha reaccionado de forma inversamente proporcional a los triunfos de Donald Trump, y lo seguirá haciendo. Si hay muestras de su avance o si Hillary se equivoca la moneda nacional perderá frente al dólar.

La tensa calma del peso podría explicarse por la ligera ventaja que tiene la demócrata Hillary Clinton frente a Trump, quien lo supera con 3.2 puntos en el promedio de las encuestas de preferencias electorales que monitorea Real Clear Politics.

También lo rebasa en votos del Colegio Electoral. Hillary Clinton cuenta con 203 votos electorales, le faltan 67 para lograr los 270 que le darían el triunfo, a su oponente le faltan el doble, es decir, 164 votos electorales.

La moneda nacional se vio en aprietos hace una semana, cuando se reveló un nuevo lote de correos electrónicos del servidor privado que utilizó Clinton cuando fue secretaria de Estado -durante el primer periodo presidencial de Barack Obama- y el Buro de Investigaciones Federales reabrió la investigación.

Hacia el 2 de noviembre el peso se depreció hasta 19.36 por dólar, pero comenzó a apreciarse luego de que el Buro de Investigaciones revelara que no encontró evidencias de criminalidad.

México no puede cantar victoria

La moneda nacional no puede cantar victoria, las siguientes serán horas muy intensas. Las elecciones se definirán en estados como Florida, Pensilvania y Ohio, tres de los 15 indecisos que tienen más votos del Colegio Electoral, en suma 67, los mismos que necesita Clinton para ganar.

El peso podría depreciarse entre 20 y 25 pesos por dólar si gana Trump, aunque después se estabilizaría. Si el triunfo es de Hillary, la moneda podría apreciarse hacia los 17 o 18 pesos por dólar, coinciden diferentes analistas de Casa de Bolsa.

La preocupación sobre el resultado de las elecciones presidenciales al otro lado de la frontera, es -por excelencia- el factor que más vulnera al peso, coinciden en ello los cinco miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México, así lo asentaron en la más reciente minuta de la reunión de política monetaria que celebraron el 13 de octubre pasado.

México vivirá una “tormenta” independientemente de quien gane las elecciones en Estados Unidos, advirtió el gobernador del banco central, Agustín Carstens, durante una reunión privada que sostuvo con senadores del Partido Acción Nacional.

De Trump se sabe lo que podría venir en materia de comercio y migración, políticas inminentemente proteccionistas, pero de Hillary no se sabe que esperar, pues no ha sido clara respecto de su postura en políticas migratorias y de comercio exterior.

Durante los debates Clinton ha dejado ver que no está de acuerdo con la apertura de fronteras, se sabe que ella no estuvo de acuerdo con el Tratado de Libre Comercio cuando su esposo lo firmó en 1994. Sobre la migración ha dicho que desea incorporar a las personas sin legal estancia a la formalidad laboral, pero no se ha pronunciado por los miles de mexicanos que migran temporalmente para enviar remesas al país.

En la incertidumbre, hoy el dólar será el termómetro de lo que vendrá.

 

MÁS INFORMACIÓN: El huracán del “America first” de Trump, 8 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Elecciones EU: Ante un cerrado pronóstico en las encuestas, el interés se concentra en el Colegio Electoral, 7 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: La de Hillary Clinton, una reforma migratoria sin fronteras abiertas, 20 de octubre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Debate Clinton–Trump: gana peso, pierde Tratado de Libre Comercio, 29 de septiembre de 2016.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.