Gobiernos y Finanzas Públicas

SAT pierde miles de millones por delincuencia fiscal, pero dobla las manos

29-09-2016 10:58

Hay muchas empresas registradas ante el SAT como contribuyentes que deben cantidades enormes y que se han utilizado como fachada para actividades ilícitas, sobre todo de contrabando.

El año pasado el SAT canceló -dejó de cobrar- más de 56,000 millones de pesos a 902 contribuyentes. Agrandar
El año pasado el SAT canceló -dejó de cobrar- más de 56,000 millones de pesos a 902 contribuyentes.

El fisco mexicano también es víctima de la delincuencia organizada, aunque hace poco por defenderse.

Cada año las arcas públicas pierden miles de millones de pesos a través de la delincuencia fiscal organizada, redes de personas que se dedican a constituir empresas “fantasma” para eludir al Servicio de Administración de Tributaria (SAT), realizando operaciones de contrabando y defraudación fiscal.

Hay personas que constituyen empresas de mala fe, acuden al SAT para que les emita un Registro Federal del Contribuyente, pero luego de que el fisco acude al domicilio dado de alta para cerciorarse de que ahí se encuentran, pueden cambar de dirección, o hacer actividades ilícitas al amparo de una empresa moral, explica el abogado penalista especializado en delitos fiscales, Benjamín Orozco, quien trabajó en el área penal fiscal del SAT durante ocho años. 

Cuando el SAT no puede cobrar los impuestos, ya sea porque no localiza al contribuyente o porque se declaró insolvente, entonces los cancela, una operación contable que no implica perdonar el pago de impuestos, pues si en el futuro el contribuyente tuviera para pagar, el fisco le cobraría. El movimiento implica sacar esa deuda de la contabilidad para mantener las cuentas sanas, pero en términos prácticos el SAT les deja de cobrar.

El año pasado el SAT canceló más de 56,000 millones de pesos a 902 contribuyentes con adeudos que iban de los cinco a los 2,400 millones de pesos, de acuerdo con el informe “Privilegios Fiscales, beneficios inexplicables para unos cuantos” realizado por la organización Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

Un ejercicio realizado por Arena Pública -a partir de esa base de datos- detectó que por lo menos tres de las seis empresas a las que se les canceló el monto de impuestos más grande entre 2015 y 2016 tienen características de empresas fantasma.

Hilados y Maquilados de Azteck -la empresa con la mayor cancelación de impuestos, 2,426 millones de pesos- tiene un permiso de importación, pero desde 2010 aparece en el Diario Oficial de la Federación como una importadora sin datos de localización. La empresa aparece en una lista de importadores de mezclilla china, dentro de un documento donde se solicita investigar a este tipo de importadores por "prácticas desleales de comercio internacional en su modalidad de discriminación de precios."

La importadora ha seguido operando desde 2010, o por lo menos lo hizo entre 2015 y 2016, años a los que corresponde la base de datos de cancelaciones y condonaciones del SAT que Fundar obtuvo a través de una solicitud de transparencia.

“Una empresa grande por mucho que el SAT le quiera fincar un crédito fiscal, si es alguien que se dedica realmente a una actividad productiva, podrá pelearse todo lo que quiera con el SAT, pero nunca va a desaparecer. Si una empresa registrada ante el SAT como contribuyente debe tanto dinero y van y la buscan y no está localizable, es porque en realidad es una empresa que es altamente sospechosa de que nunca tuvo una actividad productiva y de que es una empresa de papel,” explicó el ex director de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros de la Procuraduría General de la República, Benjamín Orozco.

“Si usted recibe de buena fe una factura falsa, cuando revise el fisco ¿a quién se la va rechazar? a usted, entonces tiene usted un doble problema, uno, ya desembolsó 100 pesos y por otro lado el fisco le está rechazando 100 pesos más IVA. Es un perder por perder por todos lados, pierde el fisco, pierde el contribuyente, y por otro lado hay gente que se ha enriquecido, pero no tiene usted una idea de qué tamaño, por vender facturas falsas," señaló el abogado fiscalista, socio director de Bettinger Asesores, Herbert Bettinger Barrios, quien coincide con Orozco respecto a que pudiera tratarse de empresas fantasma.

Otros ejemplos de empresas que podrían estar en ese supuesto son Comercializadora y Asesoría Planet, con una deuda al fisco de 1,860 millones de pesos, y Grupo Turks, con un adeudo de 1,530 millones.

Ambas empresas se ubican en los listados de “contribuyentes que emitieron comprobantes fiscales que simulan operaciones inexistentes,” publicados por el Diario Oficial de la Federación, ya sea porque han estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal o infraestructura necesarios para prestar servicios o producir, o bien porque se encuentran ilocalizables.

Hay muchas empresas registradas ante el SAT como contribuyentes que deben cantidades enormes y que se han utilizado como fachada para actividades ilícitas, sobre todo de contrabando. Se establecen tramas de 10, 15, 20 o más empresas fachada que pueden ir acumulando -al menos en los números- créditos muy importantes por miles millones, explicó Benjamín Orozco.

Débil respuesta del SAT

“Cuando hablamos de mil millones de pesos en facturación estamos hablando de empresas que deben tener una utilidad mayor a los 250 o 300 millones de pesos, un contribuyente importante para los niveles de nuestro país. Entonces, considero que, puede ser una falta de interés el no estar siguiendo empresas que facturan hasta mil millones de pesos,” señaló el abogado fiscalista, socio director de Bettinger Asesores, Herbert Bettinger Barrios, respecto a la actuación del SAT.

"Cada vez que usted hace una factura la está capturando el sistema tributario, el seguimiento es inmediato de cualquiera que la emita, el SAT conoce perfectamente bien cuantas facturas hicieron a una empresa o a una persona física," agrega.

El SAT hace la lucha, lo intenta, pero eso no es suficiente, deja en claro el especialista en delitos fiscales, Benjamín Orozco Manjarrez.

“El Servicio de Administración Tributaria hace muy poco para defenderse de esos delincuentes, la parte penal nunca la ha atendido de una manera más importante, nunca han perseguido de una manera eficiente los temas de ese tipo de delincuencia. Hace falta más energía o decisión por parte de las autoridades fiscales,” asegura Orozco.

Hoy las Sociedades Anónimas (S. A.) han sido el lugar de impunidad donde se esconden los pillos para cometer una serie de delitos, aunque en sus orígenes sirvieron para fomentar el comercio, por ello la Ley de Sociedades Mercantiles debe modificarse, ya no se les debe dar la amplitud que tiene porque es cuna de delitos, opinó el especialista en delitos fiscales.

13 de las 15 empresas que deben más de 500 millones de pesos en impuestos al SAT entre 2015 y 2016 en el listado de Fundar se constituyeron como Sociedades Anónimas y cuentan con Registro Federal del Contribuyente.

En suma el SAT les canceló impuestos a estas 13 empresas por un monto cercano a los 14,000 millones de pesos, equivalente a los presupuestos para 2016 de la secretaria de Relaciones Exteriores por 7,776 millones de pesos, y al de la secretaria de Turismo por 5,884 millones.

“Es fácil ponerse atrás de una Sociedad Anónima, que la S. A. de la cara, luego abandonarla, crear otra y así sucesivamente […] los acreedores se ven defraudadas por esa razón, esto le pasa al SAT,” concluyó el abogado penalista.

La labor que está haciendo el SAT es importante, ojalá que lo hubiera hecho antes. Ese mercado de mil millones en facturas falsas le cuesta al erario más de 100 mil millones de pesos anuales, aproximadamente, sino es que es un poco más, asegura el integrante de Ernst & Young International, Herbert Bettinger, quien aclara que los sistemas del SAT para perseguir ese tipo de delitos tienen máximo dos años.

“Aquí yo no considero que estén involucrados negocios o actitudes no lícitas por parte de los servidores del SAT, lo que considero es que no se tenían las herramientas para poderlo hacer,” concluye el abogado fiscalista. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Suprema Corte privilegia intereses del gobierno por encima de los trabajadores, Arena Pública, 26 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Discrecionalmente el fisco deja de cobrarle a los más ricos, Arena Pública, 20 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Pendiente, regulación fiscal de Facebook en México, Arena Pública, 29 de agosto de 2016.

Comentar