Gobiernos y Finanzas Públicas

Niños migrantes son detenidos en condiciones carcelarias

22-08-2016 19:00

Mantener a los niños encerrados viola las leyes internacionales, pero en México se ha convertido en la norma.

Tienen a los menores aislados, no asisten a las escuelas locales, no tienen visitas supervisadas a jardines infantiles, parques o iglesias, ni tienen ningún otro tipo de interacción con la comunidad. Agrandar
Tienen a los menores aislados, no asisten a las escuelas locales, no tienen visitas supervisadas a jardines infantiles, parques o iglesias, ni tienen ningún otro tipo de interacción con la comunidad.

La detención de niños migrantes es la norma en México.

La práctica de detener a los niños migrantes en condiciones carcelarias es el obstáculo más desafiante del Instituto Nacional de Migración, aseguró Human Rights Watch en su informe "Puertas Cerradas: El fracaso de México en la protección de niños refugiados y migrantes de América Central".

A pesar de que la ley mexicana establece que los niños migrantes deben ser transferidos a refugios operados por el DIF y que sólo pueden ser detenidos bajo circunstancias excepcionales, más de 35,000 niños fueron detenidos en centros de inmigración el año pasado, la mitad de ellos no estaba acompañado. 

Aquellos que tuvieron la “suerte” de ser transferidos a centros del DIF, detalla el informe, también experimentaron alguna forma de detención, pues en la mayoría de estos centros tienen a los menores aislados, no asisten a las escuelas locales, no tienen visitas supervisadas a jardines infantiles, parques o iglesias, o cualquier otro tipo de interacción con la comunidad.

Mantener a los niños encerrados viola las leyes internacionales, advierte Human Rights Watch, en virtud de ello los Estados deben “poner fin rápida y completamente a la detención de los niños a causa de su estatus migratorio”, así como lo establece el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

 

Aislamiento por dentro y fuera

Las “Puertas cerradas” en más de un sentido. Acceder a una estación migratoria es más complicado de lo que parece.

Al menos así lo señalan asociaciones religiosas, ONG´S que solicitan ingreso para dar un apoyo humanitario, o académicos que quieren realizar algún estudio para medir el fenómeno centroamericano.

“No pudimos reunirnos con altos funcionarios del departamento de aplicación y cumplimiento del Instituto Mexicano de Migración, a pesar de múltiples solicitudes de entrevistas”, fue la experiencia del propio Human Rights Watch.

 

A FONDO: Puertas cerradas: El fracaso de México en la protección de niños refugiados y migrantes de América Central, 31 de marzo de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: La crisis de niños migrantes regresa al abandono, Arena Pública, 16 de octubre de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: 1 de cada 4 migrantes es menor de edad; ¿está México preparado para enfrentarlo?, Arena Pública, 23 de julio de 2015.

Comentar