Finanzas

Negativa la perspectiva de Pemex por mal salud financiera y deudas sin garantía del gobierno

Las transferencias que la empresa hace al gobierno, su balance financiero y la falta de estrategia comercial provocaron el cambio de perspectiva de Fitch de estable a negativa.

19-10-2018 13:19 Por : Arena Pública
La deuda de Pemex es insostenible al superar los 3.6 billones de pesos. 
La deuda de Pemex es insostenible al superar los 3.6 billones de pesos. 

¿Por qué es importante? El cambio de perspectiva refleja las dudas de la calificadora acerca de la salud financiera actual de Pemex y la incertidumbre en la estrategia comercial futura de la empresa.

El panorama general: De acuerdo con Fitch, la Perspectiva de Calificación Negativa refleja el continuo deterioro financiero y del Perfil de Crédito Independiente de Pemex como resultado de los altos niveles persistentes de transferencias de fondos al gobierno mexicano, lo que resulta en una generación negativa de Flujo de Caja Libre y un aumento de la deuda. 

El Flujo de Caja Libre de la compañía sigue siendo negativo a pesar de los esfuerzos de la empresa para reducir los costos y los gastos de capital. 

Las cifras hablan: Pemex históricamente ha contribuido entre el 25% y el 30% de los ingresos del gobierno.

Si bien las contribuciones de la empresa productiva del estado disminuyeron a 11.3% de los ingresos del gobierno -un promedio de 435 mil millones durante 2016 y 2017, de 850 mil millones de pesos anuales entre 2011 y 2014-, las transferencias siguen siendo altas en relación con la generación de flujo de efectivo de la compañía, según Fitch. 

Durante los últimos cinco años, las transferencias al gobierno promediaron el 45% de las ventas, o el 83% del EBITDA ajustado. Como resultado, el balance de la compañía se ha debilitado constantemente, con un aumento significativo de la deuda y el patrimonio negativo desde el cierre del año 2009; su deuda actual carece de una garantía explícita del gobierno mexicano.

Lo que están diciendo: Jorge Arturo Gordillo Arias, Director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, detalla que "en ningún momento el comunicado de Fitch hace mención particular sobre la nueva administración del presidente López Obrador".  

El factor más importante: La deuda de Pemex es insostenible al superar los 3.6 billones de pesos. 

La deuda financiera de largo plazo de Pemex pasó de 672.6 mil millones de pesos en diciembre de 2012, a 1.9 billones de pesos en junio de 2018. Un salto de más de 1.2 billones de pesos -casi 3 veces- en menos de seis años.

 

MÁS INFORMACIÓN: Comunicado de Prensa, Fitch Ratings, 19 de octubre de 2018