El Observador

El sucesor de Agustín Carstens

21-06-2017 23:19

El presidente Enrique Peña Nieto deberá enviar al Congreso su propuesta para reemplazar a Agustín Carstens.

En poco más de cinco meses, el 30 de noviembre, el actual gobernador del banco central se marchará para ocupar la titularidad del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) con sede en Basilea, Suiza, al término del segundo mandato del español Jaime Caruana y que fue prorrogado para esperar la llegada de Carstens.

El 21 de febrero Carstens dio a conocer que permanecería cinco meses más como Gobernador del Banco de México después de que en diciembre pasado había anunciado que dejaría el puesto el 1 de julio.

El cambio de decisión de Carstens se dio por petición del presidente Enrique Peña Nieto en un momento en que las perspectivas de la economía mexicana se habían deteriorado, que el peso se había debilitado fuertemente frente al dólar y que la incertidumbre económica y política se habían profundizado.

 

Carstens permaneció cinco meses más como Gobernador del Banco de Méxio a petición de Enrique Peña Nieto.

 

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, le insistió al propio Carstens y al Presidente sobre la importancia de que permaneciera unos meses más en el banco central para dar a tiempo a que se aclarara el futuro del TLCAN con Donald Trump y a que las calificadoras de riesgos bajaran la espada que habían alzado sobre la calificación soberana del país en lo que parecía un recorte inminente con serias consecuencias sobre las maltrechas finanzas públicas.

Pero había un factor adicional que el Presidente consideró al pedirle a Carstens que se mantuviera en el banco central hasta noviembre: Que transcurrieran las elecciones del Estado de México del 4 de junio y, con ello, se despejara el panorama sucesorio del propio Agustín Carstens; toda vez que los nombres de Luis Videgaray y de Meade se habían mencionado para llegar al Banco de México, lo mismo que para la baraja de fichas hacia la sucesión presidencial de 2018.

 

Te puede interesar: Carstens retrasó su salida de Banxico por petición de Peña Nieto, 20 de febrero de 2017 

 

Con estas consideraciones queda claro que para el Presidente el reemplazo de Carstens en la Junta de Gobierno del banco central es un asunto político, sobre todo cuando se trata de un cargo transexenal hasta diciembre de 2021.

Así que en la decisión que tome Peña Nieto tendrá un gran peso la opinión de Luis Videgaray, de José Antonio Meade y, por supuesto, del propio Agustín Carstens quien ha sido leal al Presidente.

Los nombres de los suspirantes al Banco de México, impulsados por alguno de los tres, se han multiplicado en los últimos cuatro meses.

En la baraja sucesoria aparecen el subgobernador Alejandro Díaz de León, de reciente ingreso; el subsecretario de Ingresos Miguel Messmacher; la directora general de sistemas de pagos de Banxico, Lorenza Martínez; el subgobernador Javier Guzmán; el subgobernador Manuel Ramos Francia; los secretarios José Antonio Meade y Luis Videgaray; y el ex sub gobernador José Sidaoui.

 

Posibles sucesores de Agustín Carstens.

 

La pregunta es ¿quién sería un contrapeso real al Presidente entrante desde la fortaleza de un banco central autónomo?

Aunque faltan poco más de cinco meses, en realidad el Presidente Peña Nieto no tiene mucho tiempo para tomar su decisión sobre el nuevo gobernador.

Hay tres factores que se están considerando: 1. Los tiempos para la negociación y aprobación del Paquete Económico 2018 que inicia la segunda quincena de julio y se extiende hasta noviembre.

2. La ronda de revisiones de la calificación soberana de México durante agosto y en el que será clave la situación financiera de Pemex.

Y 3. El inicio de las negociaciones del TLCAN, hacia finales de agosto, que podría causar turbulencias cambiarias.

 

Te puede interesar: Ni datos de Sectur avalan cifras del Banco de México y de Peña Nieto, 26 de mayo de 2017 

 

Si el candidato de Peña Nieto es Meade, el verano es propicio para despejar esta incógnita y enviar la propuesta a la Comisión Permanente en condiciones favorables hacia mediados de julio, dejando al nuevo secretario de Hacienda (presumiblemente José Antonio González Anaya o Miguel Messmacher) la tarea de negociar y presentar el Paquete Económico al Congreso en septiembre próximo.

Cualquiera de los dos podría hacerlo con solvencia dada sus experiencias y conocimientos sobre la hacienda pública.

La otra alternativa para la llegada de Meade al banco central es que elabore, negocie y entregue el Paquete Económico el 8 de septiembre, para luego presentar su renuncia al día siguiente y ser nombrado miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México y, luego, gobernador.

Aunque Meade es un externo al banco central (nunca ha laborado en el Banco de México) es reconocido -dentro y fuera del país- por sus capacidades políticas y técnicas que lo convierten en un candidato fuerte.

 

Te puede interesar: Admite Banxico que 'ajuste' estadístico provocó fuerte incremento en cifras de turismo, 9 de junio de 2017 

 

Tiene las simpatías de los economistas y políticos del gobierno y de no pocos de la oposición, aunque también las críticas de aquellos en el entorno al Banco de México.

Pero el factor ha considerar en cuanto a sus probabilidades de ser el nombrado, es que se ha ganado la confianza de Peña Nieto como para postularlo al cargo.

La otra posibilidad proviene precisamente del entorno más cercano al Banco de México que busca un gobernador surgido del banco central, con una trayectoria sólida y con un peso personal que genere confianza en la institución.

Y allí aparece el nombre de José Sidaoui, quien fue subgobernador del banco central entre 1997 y 2012, aunque un tanto distante de aquellos que son cercanos al círculo del Presidente.

La decisión está en camino.

 

Twitter: @SamuelGarciaCOM

Correo: samuel@arenapublica.com

 

 

 

Comentar