El Observador

¿Dejarán que el peso se revalúe?

03-06-2017 08:33

Interesante. Las altas autoridades financieras del país advirtieron en esta semana que el peso se devaluará frente al dólar.

El lunes pasado José Antonio Meade, secretario de Hacienda, dijo en un evento en el que participó que si bien a la secretaría que dirige no le toca hacer pronósticos sobre el tipo de cambio, las condiciones de volatilidad obliga a ser cautos, cuidadosos y responsables.

En términos coloquiales Meade dijo: “Pónganse abusados sobre el tipo de cambio”.

La misma señal que el secretario de Hacienda, enviaron ayer los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México sobre el futuro inmediato del peso.

Más volatilidad y más depreciaciones por la incertidumbre sobre la relación comercial con Estados Unidos fue la expectativa de la Junta en la reunión en la que decidieron incrementar la tasa de interés de referencia en 0.25 puntos porcentuales.

 

José Antonio Meade, Secretario de Hacienda. 

 

Es interesante hacer notar las opiniones de las dos autoridades financieras que toman decisiones sobre la política cambiaria en momentos en que el peso había mostrado su mayor fortaleza frente al dólar.

Entre el 9 y el 26 de mayo el peso se revaluó 3.8% frente a la divisa estadounidense y llegó a operarse en el mercado al mayoreo en un mínimo de 18.36 pesos por dólar el jueves 25 de mayo.

Una paridad que no se había visto desde el 7 de septiembre del año pasado y que puso nervioso a más de un funcionario en el banco central.

Ya lo hemos visto en el pasado reciente. Cada vez que el peso se fortalece frente al dólar y la paridad se mueve por debajo de los 19 pesos por dólar, las autoridades financieras se pronuncian abiertamente recordándole al mercado que deben ponerse “abusados” porque la depreciación del peso es una posibilidad.

También lo observamos el 30 de marzo pasado. En días anteriores a esa fecha el peso ganaba fuerza frente al dólar hasta que alcanzó una paridad mínima de 18.65 pesos por dólar en el mercado al mayoreo.

Así que la Junta de Gobierno advirtió en su comunicado de política monetaria sobre “nuevos episodios de depreciación” del peso en un claro mensaje al mercado.

 

Te puede interesar: 
Depreciación del peso, el gancho que atrajo capital de riesgo a México durante 2016,
21 de marzo de 2017 

 

Esta semana se siguió el mismo patrón de aquellos días de finales de marzo de advertir al mercado que una depreciación del peso sigue latente. Sin embargo si bien el peso se debilitó ligeramente frente al dólar producto de aquellas advertencias, la paridad siguió hasta ayer por debajo de los 18.60 pesos por dólar.

¿Acaso hay un “piso” no explícito para el tipo de cambio? ¿Acaso el peso no puede fortalecerse aún más frente al dólar para cotizarse por debajo de los 18.30 pesos por dólar?

Los mensajes que han lanzado las autoridades financieras hacen pensar que sí existe ese “piso” para el tipo de cambio y de allí que hemos insistido en este espacio que difícilmente veremos una revaluación significativa del peso frente al dólar en los próximos meses, más allá de las condiciones de volatilidad financiera internacional.

El “piso” para el tipo de cambio es el que se estableció cuando el banco central entregó al gobierno federal miles de millones de pesos producto de las ganancias cambiarias (remanentes de operación) que produjo la fuerte depreciación del peso frente al dólar el año pasado.

 

El banco central entregó al gobierno federal miles de millones de pesos producto de las ganancias cambiarías que produjo la fuerte depreciación del peso frente al dólar en 2016.

 

Es lógico, si el Banco de México ya le entregó a Hacienda las ganancias cambiarias por la depreciación del peso; una revaluación de la moneda le provocaría pérdidas al banco central, a pesar de que conservó una parte de esas ganancias precisamente para enfrentar esa contingencia.

Un cálculo sencillo fija el “piso” del tipo de cambio en alrededor de 18.30 pesos. Una paridad por debajo de este nivel, provoca que el capital del banco central se torne negativo. De allí las advertencias de depreciación cada vez que el tipo de cambio se acerca a ese nivel.

Lo delicado del asunto es que los requerimientos de la política fiscal del gobierno federal –para recibir miles de millones de pesos en remanentes de operación desde el banco central- le hayan impuesto un “piso” a la revaluación del peso frente al dólar.

Si por esta razón el peso no puede ganar más terreno frente al dólar y regresar a niveles de 17 pesos por dólar -por ejemplo- entonces tampoco hay posibilidad de que millones de consumidores del país recuperen su poder adquisitivo.

 

Te puede interesar:
 Depreciación del peso dará al Gobierno ganancias históricas. Se estima 469 mil millones en 2016 
3 de enero de 2017

 

El silencio del Banco de México (IV)

Ante las evidencias mostradas en este espacio y en arenapublica.com sobre la manipulación de las cifras del turismo extranjero en el Banco de México, Agustín Carstens y su equipo prefieren el silencio. No hay explicaciones sobre las cifras infladas que dieron a conocer en materia de turismo extranjero para los últimos años y que tanto han presumido el secretario Enrique de la Madrid y el presidente Enrique Peña Nieto.

La decisión de apostar al olvido, manteniendo un discurso asentado en cifras mentirosas, ha sido recurrente en el gobierno federal durante los últimos años. Pero ahora es el banco central la que se ha sumado a esa misma estrategia que tanto ha dañado a las instituciones. Insisto: Aún hay tiempo de corregir.

 

 

Twitter:  SamuelGarciaCOM

Correo:  samuel@arenapublica.com

Comentar