Gobiernos y Finanzas Públicas

Depreciación del peso dará al Gobierno ganancias históricas. Se estima 469 mil millones en 2016

03-01-2017 09:54

La depreciación de 20.5% del peso durante 2016 producirá un remanente de operación en el Banco de México nunca antes visto que entregará a Hacienda en abril del próximo año en medio de fuertes cuestionamientos a las finanzas públicas

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dejará el puesto el 1 de julio de 2017 Agrandar
El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dejará el puesto el 1 de julio de 2017

La fuerte depreciación del peso en 2016 le produjo al Banco de México ganancias cambiarias históricas que entregará al Gobierno Federal en abril próximo.

El peso mexicano sufrió una depreciación de 20.49% frente al dólar el año pasado al pasar de 17.2065 pesos a 20.7314 pesos de acuerdo al tipo de cambio al mayoreo que da a conocer el banco central para solventar obligaciones.

Con esta depreciación, y de acuerdo a los estados de cuenta financieros del Banco Central que semanalmente da a conocer, se calcula que el Banco de México entregará un remanente de operación por 469 mil 168 millones de pesos a la secretaría de Hacienda.

El saldo al 30 de diciembre del renglón ‘Otros Pasivos y Capital Contable’ del estado de cuenta semanal de Banxico fue de 837 mil 206 millones de pesos, mientras que el saldo que registró este mismo renglón el 15 de abril pasado -después de que entregó los remanentes correspondientes a 2015- fue de 368 mil 45 millones de pesos.

Así, el monto del remanente de operación estimado que recibirá el Gobierno Federal desde banco central producto de la fuerte depreciación del peso será el más alto de la historia.

El artículo 55 de la Ley del Banco de México establece que el Banco Central debe entregar el remanente de operación al Gobierno Federal una vez constituidas sus reservas. En abril de 2016 el Banco de México entregó 239 mil 93 millones de pesos al Gobierno Federal derivado de las operaciones correspondientes a 2015; un monto transferido que ayudó a mejorar el balance fiscal del gobierno.

En octubre de 2015 la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria a fin de que el remanente recibido por el Gobierno Federal del Banco de México se aplique en, por lo menos, un 70% a la amortización de la deuda pública o a la reducción del financiamiento; mientras que el restante irá al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o a incrementar activos del Gobierno Federal.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido duramente cuestionado por los inversionistas por el fuerte incremento de su deuda y los desequilibrios fiscales en momentos de alta incertidumbre global.

En términos de dólares estadounidenses las reservas internacionales del Banco Central ascendieron a 176 mil 542 millones de dólares al 30 de diciembre de 2016, una variación ligeramente menor a los 176 mil 737 millones que cifró al 30 de diciembre de 2015.

Sin embargo –y dada la depreciación que sufrió el peso mexicano- las reservas al 30 de diciembre de 2016 fueron equivalentes a 3 billones 640 mil 181 millones de pesos, esto es una revaluación de activos netos por 591 mil 944 millones de pesos en relación a las reservas registradas el 31 de diciembre de 2015.

 

MÁS INFORMACIÓN: Boletín Semanal sobre el Estado de Cuenta del Banco de México, 3 enero 2017

MÁS INFORMACIÓN: Boletín Semanal sobre el Estado de Cuenta del Banco de México, 19 abril 2016

MÁS INFORMACIÓN: Cámara de Diputados adiciona el artículo 19 Bis a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria sobre la distribución de los ingresos extraordinarios asociados al remanente de operación del Banco de México (Banxico). 19 octubre 2015

A FONDO: El gobierno apuesta a que Banxico lo rescate. Columna de Samuel García; 23 noviembre 2016

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.