El Observador

¿Cuánto más se revaluará el peso frente al dólar?

03-04-2017 22:04

Desde que el polémico Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos a la fecha, el peso mexicano se ha revaluado 13.3% frente al dólar.

En estos 73 días transcurridos el dólar ha perdido valor frente al peso y ahora se vende a 2.88 pesos menos que el precio que tenía el 20 de enero pasado.

Así que el tipo de cambio peso-dólar se encuentra en el nivel de octubre pasado, cuando ‘el efecto Trump’ aún no jugaba un papel determinante en la volatilidad del peso que vimos en las semanas siguientes.

Ahora la pregunta que nos hacemos es hasta dónde llegará la revaluación de nuestra moneda después que el viernes pasado alcanzó una paridad de 18.72 pesos. La respuesta no es sencilla porque el entorno económico y político —interno y externo— para México aún sigue siendo muy incierto.

 

Te puede interesar: Peso ya alcanzó depreciación de 68% en dos años y vuelve a batir su mínimo histórico, 18 de enero de 2017.​

 

Aunque hay signos de una postura menos agresiva en la negociación con México sobre el TLCAN por parte de la administración Trump, su proyecto fiscal sigue siendo una amenaza para la economía mexicana en el corto plazo. Lo mismo ocurre con la situación interna.

La economía en general inició el año con un mejor desempeño del esperado y las finanzas públicas también; pero ello aún no garantiza nada y más aún cuando se cierne la sombra político-electoral sobre el ejercicio presupuestal y las finanzas públicas.

La incertidumbre sigue imperando para los meses que vienen como lo reconoció el secretario José Antonio Meade en una entrevista que le realicé recientemente.


​José Antonio Meade Kuribreña, actual secretario de Hacienda

Los analistas, el gobierno y los inversionistas en Chicago tienen una opinión mas o menos cautelosa cuando se trata de pronosticar el futuro del peso.

Veamos:

 1. Los analistas del sector privado en general siguen creyendo que la revaluación del peso que hemos visto en los últimos 73 días no será perdurable. Por lo menos eso dijeron en la más reciente encuesta que publicó Banamex el 21 de marzo.

Allí estimaron que el precio del dólar cerrará el año en 20.60 pesos, un precio que si bien es 60 centavos menor que el que habían estimado previamente, aún muestra a un peso débil frente al dólar.

2. El gobierno federal es ligeramente más optimista. En el documento de PreCriterios para 2018 que entregó la semana pasada al Congreso con miras a la elaboración del presupuesto para el próximo año, la Secretaría de Hacienda estimó una paridad de 19 pesos por dólar para el cierre de 2017 y de 19.50 pesos por dólar en promedio para este año.

Con estos pronósticos del gobierno es probable que los analistas, particularmente de los bancos privados, reduzcan sus precios estimados del dólar para lo que resta del año. Ha ocurrido en años anteriores.

3. Y los inversionistas en el mercado de futuros de Chicago estuvieron cerrando contratos para junio próximo a una paridad de 18.96 pesos por dólar, ligeramente por arriba del precio al que se cotiza hoy en día el dólar.

Mi opinión es que el escenario más probable es que tendremos un tipo de cambio ligeramente más depreciado que el actual nivel de paridad. No más revaluaciones.

La incertidumbre es razón suficiente para pensar así, pero una más para que descartemos una mayor revaluación del peso es el nivel del capital del Banco de México.


​Edificio del Banco de México

Le explico: Una vez que el banco central entregó sus ganancias cambiarias (‘remanentes de operación’) a Hacienda, es probable que su capital haya quedado en torno a los 80 mil millones de pesos, una cifra que podría soportar una revaluación de nuestra moneda hasta los 18.30 pesos, antes que el capital del Banco de México se torne negativo.

Esto lo sabremos con algo más de precisión mañana o pasado mañana cuando el banco central publique su estado de cuenta semanal al 31 de marzo y que ya incluirá los efectos en su capital de la entrega de las ganancias cambiarias al gobierno federal y sus pérdidas acumuladas por la revaluación del peso en el año.

 

Te puede interesar: Depreciación del peso dará al Gobierno ganancias históricas. Se estima 469 mil millones en 2016, 3 de enero de 2017.​

 

Así que un rango de 18.50 a 18.30 pesos por dólar es un ‘piso sicológico’ para los miembros de la Junta de Gobierno del banco central.

Incluso ya advirtieron sobre “nuevos episodios de depreciación” del peso en su comunicado de política monetaria del jueves pasado, en un claro mensaje de que no quieren más revaluación del peso frente al dólar.

En suma, difícilmente veremos una mayor revaluación del peso como la que hemos visto hasta ahora. La paridad ya está en el fondo marcado por el propio banco central y más bien se moverá por sobre los 19 pesos por dólar, o más si es que la incertidumbre crece.

Ésa será la constante para lo que resta del año.

 

El rezago de Bansefi

La semana pasada por pura curiosidad, entré a la única sucursal que tiene Bansefi (Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros) en Cuernavaca, Morelos. Una sucursal lúgubre, pequeña, con un letrero apenas perceptible, con muebles viejos, con una sola persona atendiendo en la zona de cajas, sin clientela, no por lo menos a la 1 de la tarde que fue a la hora en que estuve allí.

Así que Virgilio Andrade, el nuevo director general del banco del gobierno que promueve el ahorro popular y ex secretario de la Función Pública, tiene mucha tarea en “El banco que te incluye”, como reza su slogan.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.