El mañana del PAN

22-08-2017 14:13

Ya está todo a la luz del día para el PAN. Este partido goza de un segundo lugar en varias de las casas encuestadoras. Es capaz de disputar a PRI y a Morena el triunfo si se alinean los astros y se lanzan estrategias inteligentes. Se trata de un partido en definitiva competitivo.

Su capital político es evidente en regiones y ciudades. Ello no quiere decir que la suerte esté echada, que gane gubernaturas, que consiga una mayoría legislativa o que se lleve la presidencia de la República en 2018.

Hay quien afirma que el PRI debe ya dar a conocer a su candidato. Que el tiempo apremia porque López Obrador ya es candidato. Pero lo mismo podrá decirse del PAN. A pesar del anuncio sobre el frente PAN-PRD, lo mismo que permite unir fuerzas presumiblemente considerables, lo que no está resuelto en varias pistas es: La primera, quién se impone, si Margarita o Anaya. La segunda pista, reto difícil, conseguir que el PRD apoye al PAN.

En la opinión de no pocos analistas se ve muy difícil que el PRD ceda la candidatura presidencial al PAN. Pero existe una tercera posibilidad: la que al decir de Anaya y de Barrales, fuese un candidato que represente más a la sociedad civil y menos a su afinidad con los dos partidos.

 

Diferentes escenarios le esperan al PAN en las elecciones 2018.

 

Ya Ricardo Anaya ha dicho con claridad que el PRI piensa en impulsar candidatos independientes para “pulverizar” el voto. También ha afirmado que un Frente Amplio Opositor permitiría hacer un gobierno de coalición. Anaya es de la opinión de que es más lo que al PRD y al PAN los une, que lo que los separa.

En primer lugar existe una dificultad muy importante para lograr el Pacto: cómo se repartirían, y bajo qué procesos, los candidatos y candidatas de los dos partidos. En segundo lugar, pero no menos importante, es que hay perredistas que no están de acuerdo con este Pacto y que se irían a apoyar a López Obrador.

 

Te puede interesar: ¿Es terminal la crisis del PRI para 2018?, 20 de marzo de 2017.

 

Pero hay más que decir al respecto puesto que un candidato ciudadadano de los llamados independientes, divida aún más el voto. Este no es un tema menor. Digamos que un independiente obtenga en la justa del 2018 unos cinco puntos. Serían suficientes para alterar la correlación de fuerzas a la hora de la elección.

La hora del Frente, al decir de analistas, supone que no es lo mismo las cúpulas de los partidos que los militantes de a pie. ¿Acaso Mancera o la propia Margarita Zavala declinarían en favor de Ricardo Anaya? Es necesario recordar que la idea de un Frente Único que terminara con el partido de estado no llegó a buen puerto. En aquel año de 1999 el propio Cuautémoc apoyaba la puesta en marcha de un Frente.

Hoy en pleno 2017 la expectación no podía ser mayor. La racionalidad importante tras la idea del Frente PAN-PRD es, en buena medida, el hecho de que el candidato morenista ya está en campaña. También se esboza la racionalidad de que el PRI es un adversario formidable a pesar de la escasa popularidad del presidente. Hay encuestas por partido en la que Morena va la cabeza, seguido del PAN y luego el PRI.

 

Te puede interesar: El PAN que viene, 27 de marzo de 2017.

 

El tricolor necesita un milagro pero no deja de tener la fortaleza de su aparato. No es enemigo pequeño. Ante ello, algunos en el PAN piensan que el PRD no aportará de manera significativa al Frente. Difícil saber si eso verdad.

Lo que está claro es que diferentes cuadros del PAN, el PRD y hasta Emilio Álvarez Icaza han sido citado por Anaya, hasta ahora con buenos resultados. El logro de una conjunción de fuerzas entre PAN y PRD sería sin lugar a dudas un evento inédito de la mayor trascendencia, aún si no se se obtiene el triunfo en la pista presidencial.

 

Twitter: @CJonesTamayo

Comentar