Economía

Salarios de millennials baja a 6 mil 800 pesos mensuales, crece brecha salarial con el mercado

Mientras que el salario promedio en México es superior a los 10 mil pesos, los ingresos de la población ocupada millenial disminuyó en 2018 en 0.9% real

15-02-2019 06:31 Por : Arena Pública
La población de 20 a 39 años es la que mayor peso tiene en la población ocupada del país, pero el 42% gana apenas hasta 2 salarios mínimos.
La población de 20 a 39 años es la que mayor peso tiene en la población ocupada del país, pero el 42% gana apenas hasta 2 salarios mínimos.

La generación millennial ha visto mermados sus ingresos en el mercado laboral en el último año.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el ingreso promedio de los millennials alcanzó los 6 mil 800 pesos hasta diciembre de 2018; es decir el equivalente a 2.6 salarios mínimos, el dato significó una reducción real de 0.9% anual.

 

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al cuarto trimestre de 2018 revela que la población de 20 y 39 años es la que domina el mercado laboral ya que representa el 45.7% del total de los mexicanos que cuentan con una ocupación al sumar 24.7 millones de jóvenes.

Pese a ser mayoría en el mercado laboral, sus ingresos van a la baja, lo que pone en evidencia la precaria situación que vive el grueso de la población en México.

Si bien la situación de un estancamiento en los salarios reales de los trabajadores en México es generalizada, la brecha salarial de los millennials con el promedio del mercado creció este año y llega a superar los tres mil pesos.

Las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señalan que al cierre de 2018 los salarios promedio en el sector formal eran de 354.35 pesos; es decir, al mes el ingreso promedio del trabajador es de 10 mil 600 pesos.

El salario promedio en México, prácticamente se ubica al mismo nivel previo al de la crisis financiera de 2008, ya que en agosto de ese año, el salario promedio expresado a precios actuales era de 10 mil 678 pesos al mes.

 

Te puede interesar: Trabajadores que laboran en condiciones críticas creció 9% en 2018, ya son 8.3 millones

 

Las causas del deterioro salarial son diversas: un avance de la inflación, un estancamiento de la competitividad, un bajo coeficiente de inversión respecto al PIB, un crecimiento económico insuficiente y competencias laborales rezagadas respecto a las exigencias del mercado, entre otras.

Pese a ser la generación que creció desarrollando competencias digítales, la mayoría de los menores de 39 años tiene empleos en los que dominan los ingresos bajos.

De acuerdo a las cifras de la ENOE, el 42% de la población millenial con empleo (cerca de 10.3 millones de jóvenes), obtiene ingresos de hasta dos salarios mínimos, apenas 5 mil 300 pesos al mes, este rango de ingresos viene en aumento, ya que en 2016 era de sólo el 38%.

El efecto contrario se observa en aquellos jóvenes que se  emplean en ingresos superiores a cinco salarios mínimos (más de 13 mil 500 pesos mensuales). Este segmento apenas alcanzó el 4.4% al acumular las 1.09 millones de personas.

 

El bono demográfico que representa la generación millennial para impulsar el crecimiento económico está siendo desaprovechado.

Los bajos ingresos de la población joven se traducen en una demanda interna débil, menores recursos en los sistemas de pensiones, una baja recaudación y un consumo interno insuficiente para ser un motor de la economía.

Diversos organismos como la Organización Mundial del Trabajo, el Foro Económico Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico,  entre otros,  han insistido en la necesidad del país de generar competencias laborales digitales y tecnológicas para elevar la productividad y aspirar a mayores salarios por parte de la población.

La actual administración de Andrés Manuel López Obrador heredó un problema laboral enorme que implica muchos retos, programas como “jóvenes construyendo el futuro” y el incremento al salario mínimo fueron unas de las primeras medidas tomadas para reducir la precarización del empleo entre los jóvenes.

Pero en el largo plazo se requiere mejorar en la competitividad, generar competencias laborales enfocadas a la tecnología y la digitalización si se quiere aspirar a nivele salariales más altos, también para elevar el coeficiente de inversión y aspirar a tasa de crecimiento mayores.

MÁS INFORMACIÓN: Población Ocupada por rango de edad e ingreso al cuarto trimestres de 2018, ENOE.