Cultura

La nueva película de Ted Bundy que muestra el amor de Hollywood por los asesinos seriales

A 30 años de la ejecución del infame asesino Ted Bundy, un documental y una película sobre su vida fueron lanzados.

31-01-2019 12:30 Por : Arena Pública
Fotografía del auténtico asesino en serie Ted Bundy.
Fotografía del auténtico asesino en serie Ted Bundy.

El 24 de enero de 1989 Theodore Robert Bundy fue ejecutado en la silla eléctrica.

Para “recordarlo”, el cine nos regala dos producciones sobre uno de los asesinos seriales más infames de Estados Unidos.

A 30 años de la muerte de Ted Bundy, Netflix lanzó el documental Conversaciones con asesinos: las cintas de Ted Bundy.

De la misma manera, el festival de Sundance fue elegido para el estreno de Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile, el 26 de enero.

Esta película protagonizada por Zac Efron causó un enfrentamiento entre opiniones y críticas.

 

 

Por un lado, están los detractores que, con base en el tráiler, acusan a la cinta de romantizar al violador y asesino, mostrándolo como un tipo fascinante y encantador.

Por otra parte, se encuentran los que ya vieron la película y opinan que el tráiler no refleja el verdadero contenido.

Kathy Kleiner Rubin, una de las pocas víctimas de Bundy que lograron sobrevivir, defendió el trabajo realizado por el director Joe Berlinger. “Es importante que lo muestren tal cual era […] cuándo dicen cosas maravillosas sobre él, es lo que la gente veía, es lo que Bundy quería que vieran en él”.

No obstante, es un hecho de que este nuevo “furor” por Ted Bundy es un ejemplo más de la insistencia de Hollywood y el público general de romantizar a los psicópatas. Lo vimos con Hannibal, Mr. Brooks y, más todavía, con la serie de televisión de Dexter.

Estas producciones se esfuerzan por resaltar las “cualidades” de los asesinos que las protagonizan e, incluso, tratan de mostrar sus lados más humanos, justificar sus crímenes.

El problema no está en el contenido de las películas en sí, sino en el criterio de los espectadores.

Con la película sobre la vida de Ted Bundy, comenzaron a circular por redes sociales memes con comentarios acerca del atractivo físico, tanto de Zac Efron caracterizado como del auténtico asesino en serie.

El asunto escaló tanto, que Netflix publicó en twitter que pide a la gente dejar de idealizar a un criminal convicto.

 

 

El servicio de streaming distribuye la contraparte de Extremely Wicked.

Las cintas de Ted Bundy es producida por el mismo Joe Berlinger, como si fuese un intento por equilibrar la balanza.

El documental se centra en los juicios del criminal con el que se acuñó el término “asesino en serie”. Muestra la naturaleza fría, calculadora y manipuladora de Bundy, un monstruo que se regodeaba al revivir sus crímenes durante sus procesos penales.

Este tipo de actitudes no es nada nuevo. Tan sólo hace falta recordar que el verdadero Bundy contaba con un grupo de admiradoras, entre ellas una vieja amiga de la infancia, que terminó casándose con él mientras esperaba su segunda sentencia de muerte.

¿En quién recae la responsabilidad de una sociedad que repudia el crimen, pero al mismo tiempo lo celebra y se ve fascinada por él? ¿En los medios de entretenimiento, en el público sin criterio o en el propio sistema de educación?

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué tienen en común el documental de Netflix y la película de Zac Efron?

MÁS INFORMACIÓN: Zac Efron revive al asesino serial Ted Bundy en película.