Tecnologías y Educación

5 muestras de cuando el deporte sobrepasa los conflictos políticos

13-02-2018 17:00

La unión de las dos Coreas para competir en los juegos de invierno es el último de varios casos donde el deporte sobrepasa los problemas sociales, políticos o económicos.

Las dos Coreas desfilando juntas bajo una misma bandera en la inauguración de los juegos de invierno. Agrandar
Las dos Coreas desfilando juntas bajo una misma bandera en la inauguración de los juegos de invierno.

No importa la guerra ni las dificultades internas, los deportes siempre son la excusa perfecta para vivir un momento de paz y júbilo.

Las naciones de Corea del Norte y Corea del Sur, para sorpresa de muchos, decidieron competir en conjunto durante los juegos olímpicos de invierno en PyeongChang dejando de lado las tenciones políticas de los últimos años.

Sin embargo, esta no es la primera ocasión en que los deportes brindan la oportunidad para que naciones en conflicto olviden sus diferencias por un momento; o incluso brinden estabilidad social a una nación por algún problema que se viva dentro del país.

 

Te puede interesar: Como Neymar hay pocos. 45% de los futbolistas profesionales ganan menos de 19 mil pesos al mes, 6 de diciembre del 2017

 

La Tregua de Navidad

Uno de los acontecimientos más famosos en el que el deporte unió a gente de dos naciones en guerra fue la Tregua de Navidad, nombre con el que se apodó al momento en que soldados británicos y alemanes durante la primera guerra mundial detuvieron las hostilidades y organizaron un partido de futbol.

Este acontecimiento tuvo lugar en Ypres, Bélgica cerca de la frontera con Francia el 24 de diciembre de 1914, medio año después de iniciada la primera guerra mundial. En ningún otro momento de la guerra se registró un acontecimiento similar; con el pasar de los años, la guerra solo recrudeció.

El Milagro de Berna

En 1954, nueve años después de haber perdido la segunda guerra mundial y sumida en una crisis social y económica, Alemania Occidental se encontraba disputando una final mundial de futbol.

Por primera vez todos los partidos de la copa se transmitieron por televisión, incluida la final, por lo que muchos alemanes tuvieron la oportunidad de ver a su equipo enfrentarse al gran favorito, la Hungría de Ferenc Puskás, uno de los mejores jugadores en la historia de este deporte.

Para sorpresa de todos, la selección alemana derrotó a Hungría, convirtiéndose en campeona mundial por primera vez. Muchos especialistas han señalado este hecho como un impulsor de la unidad y desarrollo alemán durante la segunda mitad del siglo XX.

 

Te puede interesar: Estadios de sangre, mil 228 mueren en trabajos para cuatro Copas Mundiales, 28 de julio del 2017

 

Invictus

Cuando Nelson Mandela asumió la presidencia de Sudáfrica en 1994 se encontró con un país resentido por las heridas que dejó el apartheid, sistema de segregación racial que beneficiaba a la raza blanca y excluía a la negra.

La copa mundial de Rugby se celebró en 1995 en Sudáfrica y Mandela depositó en el equipo nacional de rugby la esperanza de unificar al país sin distinción de razas.

Al estar conformado en su mayoría por jugadores blancos, el equipo no era muy popular entre los habitantes de clase negra, pero con sesiones de entrenamiento dentro de los barrios de raza negra ordenadas por el mismo Mandela, los Springboks, como se le conoce comúnmente a la selección de rugby, lograron ganarse el cariño de todo el país. 

Apoyados por una nación con ansias de triunfo, los Springboks ganaron el mundial de rugby.

La celebración llenó las calles y avenidas las calles de las ciudades sudafricanas por personas sin distinción de color, dando pie a la unificación social de Sudáfrica e inspirando la película de Clint Eastwood, Invictus.

Trailer de Invictus, protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon 

Mundial Corea-Japón 2002

Japón ocupó militarmente Corea desde 1910 hasta 1945.  El resentimiento coreano hacia Japón por tal agresión perdura hasta nuestros días.

Estas dos naciones siguen en una disputa por grupo de islotes conocidos como las Rocas de Liancourt.

Sin embargo, a mediados de la década de 1990 los dos países, en un esfuerzo de entendimiento mutuo, se postularon en conjunto para ser sede de una copa mundial de futbol, la primera en el continente asiático.

En 1996 la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) anunció que Corea y Japón serían sede el mundial en el 2002, la primera vez que este evento se llevaría a cabo entre dos países.

 

MÁS INFORMACIÓN: The Christmas truce: The power of football, Federación Internacional de Futbol Asociación, 24 de diciembre del 2013.

MÁS INFORMACIÓN: El milagro de Berna que rehabilita a Alemania, La Prensa, 27 de Mayo del 2010

Comentar