Empresas y Empresarios

Con o sin Kevin Spacey, el crecimiento en el valor de las acciones de Netflix está imparable

17-11-2017 19:00

El anunció del rompimiento de la empresa con el doblemente ganador del Óscar solo le costó a la compañía 7.65 dólares por cada acción en la Bolsa Nasdaq.

En cuatro año las acciones de Netflix pasaron de costar 25.95 dólares a 199.76 en la Bolsa Nasdaq Agrandar
En cuatro año las acciones de Netflix pasaron de costar 25.95 dólares a 199.76 en la Bolsa Nasdaq

En su momento Kevin Spacey y House of Cards fueron el motor de Netflix, pero cuatro años después la empresa vuela tan alto que ya no los necesitan. 

El anunció del rompimiento de la empresa con el doblemente ganador del Óscar por los señalamientos de acoso sexual, solo le costó a la compañía de entretenimiento a la carta, 7.65 dólares por cada acción en la Bolsa Nasdaq.

Lo que significó una caída desde su precio máximo histórico de 199.76 dólares la acción, al que había llegado el 30 de octubre cuando se difundieron las acusaciones del actor Antony Rapp, a 192.11 dólares en un periodo de siete días.

Una cosa menor si se compara con los 166 dólares que ganó el valor de cada acción desde la salida de la primera temporada de la serie House of Cards, donde Spacey tenía uno de los dos roles principales, hasta la publicación de las acusaciones en contra del actor.

Mientras que, durante el día del estreno de la serie, el 1 de febrero de 2013, la acción de Netflix se cotizaba en 25.95 dólares en la Bolsa Nasdaq, para el estreno de la segunda temporada, el 14 de febrero de 2015, el valor se había poco más que duplicado para llegar a 61.71 dólares.

 

Te puede interesar: Incremento en costo de Netflix podría responder a un problema de modelo de negocio, 27 de octubre de 2017. 

 

Un año después, al revelarse la tercera temporada solo subió seis dólares. No obstante, con forme pasaron los años y las temporadas, la diferencia en valor se fue incrementando en cantidades de 30 dólares.

Es más, la diferencia del valor de su acción entre la salida de la cuarta temporada en marzo 2016 y la quinta en mayor 2017 fue de 65.41 dólares, lo que elevó el precio hasta llegar a los 165 dólares.

 

 

Crecimiento en la cotización de las acciones de Netflix. 

 

La magia en la producción de House of Cards

Si bien House of Cards no es la única serie de Netflix que generó suscriptores, sí fue la primera producción original de la empresa y la prueba de que su método de análisis de comportamiento de suscriptores funcionaría a la perfección.

El secreto de Netflix se centra en toda la información o “Big Data” que recolectan del comportamiento de cada usuario, es por ello que asegura que “saber lo que le gusta a sus suscriptores es la clave en [sus] decisiones sobre si adqui[eren] un contenido”.

Dicho sistema es el encargado de proponer a los usuarios las películas que les gustaría ver en la sección “sugerencias para ti” o “porque viste…”.

 

 

Jonathan Friedland, director de comunicaciones de la compañía, aseguró que esta relación directa con la información de los usuarios “Nos dio cierta confianza de que podríamos encontrar una audiencia para un programa como House of Cards."

Y es que hay un dicho en inglés que dice Go big or go home (Hazlo en grande o vete casa) y Netflix simplemente apostó todo a su primera serie, que hasta la fecha sigue siendo una de las producciones más caras que tienen.

De acuerdo con las declaraciones del agente literario Peter Micelli, los episodios más baratos de Netflix cuestan alrededor de 3.8 millones de dólares cada uno.

 

Te puede interesar: Y tú... ¿eres adicto a Netflix?, 10 de marzo de 2017. 

 

En comparación House of Cards comenzó con un costo de 4.5 millones por capítulo, pero el productor ejecutivo David Fincher lo había llevado más allá de eso, aseguró Micelli sin dar un costo actual estimado.

Bajo este costo inicial se puede decir que los 65 episodios que llevan lanzados de la serie no han costado menos de 292 millones de dólares, una cantidad muy cercana a los 300 millones de dólares que costó producir Piratas del Caribe: En el fin del mundo, el filme más caro de toda la historia de acuerdo con Forbes.

Dicha inversión le atrajo a Netflix 3 millones de suscriptores en el mundo durante el primer trimestre de 2013, cuanto lanzó la serie protagonizada por Spacey, de acuerdo con lo publicado por The Atlantic en abril de aquel año.

Actualmente, Netflix cuenta con más de 5.3 millones de suscriptores enganchados con esta y más series originales de la compañía, por lo que cuatro años después de haber lanzado House of Cards ya no parece necesitar la serie o a Kevin Spacey para continuar con su éxito.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cotización de acciones de Netflix Inc, Bolsa Nasdaq. 

MÁS INFORMACIÓN: Netflixa casi ha pagado por House of Cards en nuevos suscriptores, The Atlantic, 2013

MÁS INFORMACIÓN: Dando a las audiencias lo que quieren, NYT, 2013. 

Comentar