Política Social y Seguridad

En México se mata a 9 adolescentes por cada 100 mil, el doble que en EU

03-11-2017 06:30

Estudio de la Unicef pone énfasis en las diversas formas de violencia que enfrentan los menores de edad alrededor del mundo.

Cada siete minutos un menor de entre 10 y 19 años es asesinado en el mundo. Agrandar
Cada siete minutos un menor de entre 10 y 19 años es asesinado en el mundo.

¿Qué tan normalizada está la violencia en México? En nuestro país, el homicidio se ha vuelto tan cotidiano que no genera alarma que tenga una tasa de nueve asesinatos de adolescentes por cada 100 mil.

Solo para dimensionar la cifra, el país con el indicador más elevado en el mundo es Venezuela con más de 70  homicidios de adolescentes por cada 100 mil, pero en Estados Unidos –donde gente armada entra a una escuela y arma una masacre- la tasa de homicidio de adolescentes por cada 100 mil es de cuatro.

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef por sus siglas en inglés) da una muestra de cómo tratamos a nuestros niños y adolescentes en el país y el mundo.

Violencia en el hogar desde bebés por parte de sus cuidadores, acoso en las escuelas, sexo forzado o sin consentimientos y muerte por homicidio. Estas son algunas de las amenazas cotidianas que enfrentan los niños y adolescentes.

 

Te puede interesar: Un desatino comparar muertes de niños por violencia con decesos por enfermedades, 11 de septiembre de 2017.

 

Según el reporte “Una situación habitual: violencia en la vida de los niños y adolescentes”, México no se encuentra entre los países de más riesgo para los menores, pero dista mucho, mucho de verdad, en tener los mejores indicadores que señalen una situación con la que bebés, niños y adolescentes puedan desarrollarse en paz.

“El daño infligido a los niños en todo el mundo es realmente preocupante; bebés que reciben una bofetada en la cara; niñas y niños forzados a realizar actos sexuales; adolescentes asesinados en sus comunidades: la violencia contra los niños no escatima a nadie y no conoce fronteras”, afirmó Cornelius Williams, jefe de Protección Infantil de Unicef.

 

La casa, donde todo comienza

Alrededor de tres de cada cuatro niños entre 2 y 4 años en México son víctimas habituales de algún tipo de disciplina violenta por parte de sus cuidadores en casa, de 75 países analizados por la Unicef, hay al menos 48 que entregan peores cuentas que México.

En 2015, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), había 12 millones 713 mil niños entre 0 y 5 años de edad, el 75% representa poco más de 9.5 millones de menores.

Por ejemplo, en Egipto, Túnez, Ghana y Palestina, el porcentaje de niños que experimentan disciplina violenta por parte de sus cuidadores rebasa el 90%, pero hay otras naciones como Qatar, Cuba y Turkmenistán, donde menos de la mitad de los menores sufren este tipo de maltrato.

 

En esta gráfica se ilustra lo normalizada que está la violencia contra los niños de 2 a 4 años. Fuente: Unicef.

 

A nivel global, la Unicef estima que son cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años en todo el mundo los que habitualmente sufren algún tipo de disciplina violenta por parte de sus cuidadores; 250 millones de ellos son castigados por medios físicos.

Los cálculos de la Unicef ubican que alrededor de cinco de cada 100 niños en México sufren de manera habitual un severo castigo físico, muy lejos de Egipto donde casi la mitad de los menores enfrentan esa situación, pero también el dato contrasta con Kazajistán, Serbia y Ucrania, donde esta conducta es menor a uno de cada 100 casos.

 

En algunos países los severos castigos corporales contra los niños son comunes, en México no tanto, pero no es nada para celebrar. Fuente: Unicef.

 

Y bueno, al menos hay que decir que a medida que el niño crece en México, baja el porcentaje de menores que son sujetos de castigo físico, pues poco más de 40% de los menores entre 5 y 14 años sufren esta situación.

Según el Inegi, en 2015 había poco menos de 20 millones 039 mil menores entre 6 y 14 años, y el 40% representa más de 8 millones de niños.

 

De la casa a la escuela

A medida que los niños crecen, pasan más tiempo fuera de sus hogares y comienzan a encontrarse e interactuar con más personas. Esta ampliación del mundo social, aunque beneficiosa en muchos aspectos, también crea situaciones en las que los niños pueden estar expuestos a nuevas formas de violencia

La intimidación escolar o bullying es un ejemplo de violencia que sufren unos 130 millones de estudiantes de entre 13 y 15 años en todo el mundo.

En México, 33% de los niños entre 11 y 13 años reconocieron haber sido víctima de bullying en sus escuelas, para dimensionar la cifra, en República Dominicana el porcentaje llega al 60%, pero en Cuba es apenas de 13%

 

Te puede interesar: Alumnos estresados y ansioso, un mal global que se acentúa en México, 22 de mayo de 2017.

 

El estudio de la Unicef compara el porcentaje de niños entre 13 y 15 años que sufren acoso escolar, pero en México no existen datos al respecto.

Para poder realizar plenamente su potencial, los niños necesitan un entorno seguro, enriquecedor e inclusivo en el que puedan crecer, aprender, prosperar y tener éxito. La Convención sobre los Derechos del Niño establece explícitamente que se proteja a los niños de la disciplina violenta en la escuela; sin embargo, en 73 países del mundo no existe una protección legal total contra esta forma de violencia en la escuela. 

 

Las legislaciones en varios países aún tienen que hacer más por los niños. Fuente: Unicef.

 

Ello ha generado que unos 732 millones de niños en edad escolar, entre 6 y 17 años, (lo que representa el 50% del total global) viven en países donde el castigo corporal en la escuela no está completamente prohibido.

A pesar de ello, aproximadamente 3 de cada 10 adolescentes de 39 países de Europa y Norteamérica (17 millones) admiten que acosan a otros en la escuela.

 

Al encuentro del mundo y del abuso sexual

Con los años, el entorno social de los menores crece e interactúan con un mayor número de personas, lo que genera otro riesgo: la violencia sexual.

Si bien tanto los niños como las niñas pueden ser blanco de la violencia sexual, los datos de la Unicef sugieren que las niñas generalmente corren un mayor riesgo; para su estudio, México no tiene datos de jóvenes entre 18 y 29 años que reconozcan haber experimentado sexo forzado antes de los 18 años, pero a nivel global se da en una de cada seis mujeres y en uno de cada 25 hombres.

Ruanda, Ghana, República Democrática del Congo y Camerún tiene porcentajes superiores al 10% de mujeres en esta situación,

 

Te puede interesar: Dime qué edad tienes y te diré qué tan machista eres, 29 de agosto de 2017.

 

Una razón fundamental por la cual la violencia contra los niños permanece oculta es la renuencia de muchas víctimas a revelar su abuso, buscar ayuda para enfrentar la experiencia o tomar medidas para protegerse de una mayor victimización. 

Solo 1% de las adolescentes que habían tenido relaciones sexuales forzadas dijeron que habían buscado ayuda profesional, según la Unicef; las razones son varias, pero pueden incluir miedo a represalias, culpa, vergüenza, confusión, falta de confianza en las habilidades o disposición de otros a ayudar, o falta de conocimiento de los servicios de apoyo disponibles.

 

Al final, la muerte

Cada 7 minutos, en algún lugar del mundo, un adolescente es asesinado en un acto violento.

La Unicef estima que tan solo en 2015, 82 mil adolescentes de entre 10 y 19 años en todo el mundo fueron asesinados.

Las personas entre 15 y 19 años son particularmente vulnerables, ya que tienen tres veces más posibilidades de morir violentamente que las personas adolescentes de 10 a 14 años.

 

Las tasas de homicidios de adolescentes en algunos países de América Latina son para encender las alarmas. Fuente: Unicef.

 

América Latina y el Caribe es la única región del mundo en la que la tasa de homicidio entre los adolescentes de 10 a 19 años va al alza. En esta región viven menos de 10% de los adolescentes del mundo, pero ahí ocurre casi la mitad de todos los homicidios de personas entre 10 y 19 años.

En América Latina se encuentran los cinco países con mayores tasas de homicidio entre los adolescentes que son Venezuela (97 por cada 100 mil), Colombia (71 por cada 100 mil), El Salvador (66 por cada 100 mil), Honduras (65 por cada 100 mil) y Brasil (59 por cada 100 mil).

 

Te puede interesar: Cada cuatro horas muere por homicidio un menor de 19 años en México, 18 de septiembre de 2017.

 

En Honduras y Venezuela la violencia contra los adolescentes es tal que en ambas naciones más de la mitad de las muertes de jóvenes entre 10 y 19 año son por homicidio, es decir, mueren más jóvenes asesinados que por enfermedades.

En México la situación no es tan alarmante, pero dista mucho de ser para estar tranquilos. 9 de cada 100 mil personas entre 10 y 19 años muertas por homicidio son muchos, pues en un país con más de 22 millones de habitantes en ese rango de edad, la tasa de homicidio significa una condena de muerte para casi 2 mil de ellos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Una situación habitual: violencia en la vida de los niños y adolescentes, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 1 de noviembre de 2017 (documento en inglés).

MÁS INFORMACIÓN: Una situación habitual: violencia en la vida de los niños y adolescentes, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 1 de noviembre de 2017 (resumen ejecutivo en español).

MÁS INFORMACIÓN: Una situación habitual: violencia en la vida de los niños y adolescentes, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 1 de noviembre de 2017 (visualización de datos y bases de datos).

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta intercensal 2015, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 2015.

 

Comentar