Gobiernos y Finanzas Públicas

Gobernadores presidenciales, ¡campeones de la opacidad!

19-10-2017 09:15

Suenan como posibles candidatos a Los Pinos, pero una evaluación los exhibe como poco transparentes. ¡Mira quiénes son!

Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles reprobaron en materia de transparencia presupuestal. Agrandar
Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles reprobaron en materia de transparencia presupuestal.

Quieren ser Presidente de México, pero no son muy afectos a rendir cuentas a la ciudadanía. Opacos, así son cinco gobernadores o exgobernadores que han manifestado su interés de contender por Los Pinos en las elecciones del 2018 o bien que han sido mencionados como posibles candidatos.

Ni Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ni Eruviel Ávila quien hace un mes dejó de ser gobernador del Estado de México, ni Silvano Aureoles, mandatario de Michoacán, ni Graco Ramírez, de Morelos, ni el neoleonés Jaime Rodríguez Calderón, el “Bronco” brillan por la transparencia con la difunden su presupuesto y sus ingresos.

Únicamente Rafael Moreno Valle, aspirante panista a la presidencia y exgobernador de Puebla desde el 31 de enero de este año, ofrece buenas cuentas en materia de rendición de cuentas, de acuerdo con Índice de Información Presupuestal 2017, elaborado por el Instituto Mexicano para Competitividad (Imco).

Aureoles, Mancera, el Bronco y Ávila se encuentran entre los siete gobernadores peor evaluados por este organismo y aún así mantienen intactas sus sueños presidenciales. Graco Ramírez ocupa la posición 14 de de 32 gobernadores, lo que no es nada para presumir.

 

 

 

 

 

Moreno Valle es el otro lado de la moneda pues en los últimos cuatro años ha ocupado el primer lugar en este índice que  califica la disponibilidad y calidad de la información de los presupuestos de manejan año con año.

La transparencia presupuestal resulta relevante pues a juicio del Imco permite dimensionar las prioridades de los gobiernos estatales, son una herramienta fundamental para una mejor rendición de cuentas y ofrece información a los ciudadanos sobre cómo se utiliza el dinero público, quién lo gasta y con qué objetivos.

 

Te puede interesar: Mientras se investiga a Duarte y Borge, las finanzas estatales siguen vulnerables a más desfalcos, 16 de enero de 2017.

 

De hecho, Mancera, Eruviel, Silvano y el Bronco se han visto rebasado en materia de transparencia presupuestal por otros gobernadores sin pretensiones presidenciales en los últimos años.

En 2013, la administración de Mancera se ubicaba en la posición 15 de las administraciones más transparentes, para 2017, cayó al lugar 31. Hace cuatro año, Eruviel Ávila era el octavo gobernador más transparente, ahora hay 22 con mejores prácticas que él.

 

 

En 2015, Jaime Rodríguez llegó a la gubernatura de Nuevo León y la entidad ocupaba la posición 26 en materia de transparencia presupuestal; para el 2017 únicamente subió un lugar. Silvano Aureoles también recibió en 2015 la administración estatal michoacana en el lugar 31 del ránking de gobiernos transparentes y su “logro” ha sido bajar un lugar y ser el gobierno más opaco del país.

Graco Ramírez, en cambio sí ha mejorado un poco, pues en 2013 ocupaba la posición 20 y en cuatro años ascendió seis lugares.

 

El indicador

Desde hace 10 años, el Imco elabora el Índice de Información presupuestal Estatal que mide la calidad de la información presupuestal de las entidades federativas, verifica el cumplimiento de las obligaciones de contabilidad gubernamental, fomenta una serie de buenas prácticas contables y tiene como propósito eliminar condiciones de opacidad en el manejo de los recursos públicos estatales.

Y no se trata de un asunto menor, pues esta año, los 32 estados del país gastarán recursos por un billón 879 mil millones de pesos.

 

Te puede interesar: Presidenciables: Rafael Moreno Valle el hombre de “experiencia” y estirpe en Puebla, 21 de septiembre de 2017.

 

Para otorgar una calificación a cada entidad, el instituto evalúa a las 32 entidades federativas del país a partir de 116 criterios divididos en 10 secciones, de los cuales 64 (55%) están basados en la legislación, es decir, lo que por ley deben cumplir y los 52 (45%) restantes surgen a partir de buenas prácticas.

De esta manera, un gobierno estatal que cumpla con los 116 criterios tiene un porcentaje de 100% y esa será su calificación.

 

Este es el mapa de la transparencia elaborado por el Imco.

 

En cambio, una administración estatal que a duras penas cubra poco más de la mitad de los criterios -como es el caso de la Ciudad de México y Michoacán- tendrá una calificación reprobatoria.
 

MÁS INFORMACIÓN: Índice de Información Presupuestal Estatal 2017, Instituto Mexicano para la Competitividad, 2 de octubre de 2017.

Comentar