Energía e Infraestructura

Alertas previas al terremoto pudieron evitar o reducir los daños en la Ciudad de México

29-09-2017 11:30

Existían documentos que alertaban a los ciudadanos y a las autoridades sobre los riesgos en caso de sismo en la ciudad de México y principalmente en la delegación Cuauhtémoc, de las más afectadas.

Daños materiales y pérdidas de vidas humanas pudieron evitarse de haber hecho caso a investigaciones previas al terremoto. Agrandar
Daños materiales y pérdidas de vidas humanas pudieron evitarse de haber hecho caso a investigaciones previas al terremoto.

Hubo alarmas que pasaron de largo y de haberse atendido, los daños por el sismo del 19 de septiembre serían menos.

En el 2015 una investigación confirmó que edificios nuevos localizados en la parte más sísmica de la Ciudad de México, no cumplían con los requerimientos básicos del MCBC-2004 o mejor conocido como Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal.

Se trata de la investigación “Evaluation of building code compliance in Mexico City: mid-rise dwellings” realizado por Eduardo Reinoso, Miguel Jaimes y Marco Torres, investigadores del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Las irregularidades con las que contaban edificaciones nuevas con información técnica confiable disponible, podrían producir “un desempeño inadecuado durante un intenso terremoto”, se lee en el documento, lo cual ya es una advertencia que pasó ignorada por autoridades y empresas constructoras.

 

El antes y después del edificio ubicado en Álvaro Obregón 286 colonia Hipódromo delegación Cuauhtémoc.

 

Mientras que otro gran numero de edificios no tenían suficiente información confiable, resultaba imposible conocer su comportamiento durante un sismo.

Edificaciones de cuatro pisos o más, construidas después de 2004 y ubicados en las zonas más sísmicas, eran las características que reunía el muestreo de la investigación y el cual se comparó con lo estipulado en el MCBC-2004.

 

Te puede interesar: La tragedia del Rébsamen: ¿negligencia o corrupción? Ya hay carpeta de investigación: PGJ, 26 de septiembre de 2017.

 

Como resultado de la investigación, se identificaron edificios con deficiencias estructurales que incumplían con las normas del código. Construcciones disfuncionales ante catástrofes como la del pasado martes 19 de septiembre.

La delegación Benito Juárez, Cuauhtémoc y Venustiano Carranza resultaron las zonas más afectadas, lo que coincide con el muestreo que fue tomado por los investigadores debido a su vulnerabilidad a los sismos.  

Edificios más altos que lo indicado por la Secretaría de Finanzas según el predial de las propiedades, irregularidades en la distancia entre las edificaciones, bases débiles y columnas cortas y asimétricas fueron algunas de las deficiencias que se encontraron.

Y es que el reglamento hace hincapié en la importancia de algunos puntos que pasaron desapercibidos para las autoridades y para los encargados de las construcciones.

El artículo 55 exige se expida una licencia de construcción para ampliar, remodelar, reparar o demoler alguna obra, pero entre los edificios investigados se encontraron algunos más altos de lo que indicaba su registro.

El artículo 66 dice que si la modificación para la cual se expidió la licencia de construcción no coincide, se tienen que efectuar las modificaciones pues de no ser así la delegación no autorizará el uso u ocupación de la obra.

 

Te puede interesar: Mapa de edificios dañados y colapsados en CDMX, 20 de septiembre de 2017.

 

Aunque algunas edificaciones en el área dañada no cumplían con lo dicho, existían edificios con bases para soportar tres pisos y en vez de eso cargaban seis.

Entre las edificaciones no se contaba con una separación apropiada como se estipula en el artículo 141 con el fin de evitar un golpeteo entre las mismas que puedan generar afectaciones.

No se trata de deficiencias en la especificación de cada punto en el reglamento, sino de la ejecución de construcción e inspección por parte de autoridades.

Los realizadores del estudio al igual que otros expertos concluyen que el MCBC-2004 es un código completo y avanzado para la reglamentación de construcciones, el problema es que lo han dejado pasar por alto los encargados de supervisar su aplicación y han autorizado como aptos construcciones que no lo son.

 

La falla geológica, una alarma más en la delegación Cuauhtémoc

Siendo una de las más afectadas, la delegación Cuauhtémoc reporta 14 inmuebles colapsados y 155 en riesgo.

Su desafortunada geolocalización fue un factor más para los inminentes daños de la demarcación.

La Gaceta Oficial del Distrito Federal del 2013, señala (en el punto 4.7 Protección Civil, inciso b Elementos de Riesgo de Origen Geológico) las características de origen de la ubicación que ponen en riesgo a la población en esa zona en caso de sismos, erupciones volcánicas y movimientos diferenciales del subsuelo.

El documento especifica que un 95% de la delegación se encuentra sobre la zona lacustre.

 

Daños en la delegación Cuauhtémoc, tienen que ver con su geolocalización.

 

Por otro lado, cuenta con una falla geológica que cruza la parte central del territorio en las colonias Hipódromo Condesa, Condesa, Roma Norte, Juárez, Cuauhtémoc, Tabacalera, Guerrero, Morelos, Peralvillo y Maza.

En la gaceta se especifica también que “todo el territorio de la demarcación se encuentra en condición de peligro sísmico alto, razón por la cual se deben revisar edificaciones y todo tipo de estructuras, en especial las construidas antes de 1986, para establecer si cumplen con los lineamientos de seguridad estructural del Reglamento de Construcciones del Distrito Federal vigente y, en su caso, para emitir las recomendaciones e instrucciones necesarias a fin de que se refuercen las estructuras.”

 

Te puede interesar: 19 de septiembre: horror y esperanza tras el sismo. Suman 286 muertos, 20 de septiembre de 2017.

 

La negligencia por parte de autoridades y propietarios al no cumplir con los lineamentos del MCBC-2004 y no atender las recomendaciones de la Gaceta Oficial del Distrito Federal 2013 fueron causa de los daños que se pudieron evitar.

El terremoto que sacudió a la Ciudad de México el pasado 19 de septiembre era impredecible, sin embargo, los daños estructurales y la pérdida de vidas humanas pudo haberse evitado o al menos reducido.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reglamento de construcciones para el Distrito Federal.

MÁS INFORMACIÓN: Reglamento de construcciones para el Distrito Federal. Última reforma. 

MÁS INFORMACIÓN: Evaluation of building code compliance in Mexico City: mid-rise dwellings.

MÁS INFORMACIÓN: Gaceta Oficial del Distrito Federal del 22 de octubre de 2013. 

Comentar