Gobiernos y Finanzas Públicas

Más recursos para el ejército y la marina en 2018, menos para el campo y la cultura

12-09-2017 06:30

La seguridad nacional es el rubro del presupuesto que más creció, se le asignaron 18% más recursos para 2018 respecto de 2017 para un total de 102 mil millones de pesos.

La fuerza aérea mexicana fue una de las más beneficiadas con el proyecto de presupuesto de egresos 2018. Agrandar
La fuerza aérea mexicana fue una de las más beneficiadas con el proyecto de presupuesto de egresos 2018.

Más armas, petróleo y beneficencia, pero menos arte, caminos y apoyos para el campo.

En resumidas cuentas es la lógica que sigue el proyecto de presupuesto de egresos 2018 que entregó José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, a la Cámara de Diputados el 8 de septiembre.

El presupuesto que podría financiar la operación del gobierno durante el año de elecciones presidenciales tiene un fuerte énfasis en la repartición de apoyos a grupos vulnerables, la seguridad nacional y los proyectos relacionados con el petróleo y la energía.

Rubros que recibieron generosos incrementos respecto de 2017, al igual que el presupuesto para pagar los intereses de la deuda pública, un gasto que si bien es necesario, no representa un beneficio directo para la ciudadanía.

Ya que el presupuesto es limitado, los recursos para el desarrollo de actividades agropecuarias se sacrificarán junto con los destinados a la creación y conservación de carreteras o puertos y la inversión en cultura y deportes.

El bolsillo de los ciudadanos también se sacrificará. La secretaria de Hacienda planea obtener casi 6 de cada 10 pesos del ingreso gubernamental a través del cobro de impuestos y tarifas.

Pero la moneda está en el aire, la propuesta de ingresos que impulsa Meade debe discutirse, en su caso modificarse, y aprobarse por los diputados federales a más tardar el 20 de octubre y luego por los senadores como máximo el 31 de octubre.

Posteriormente los diputados deberán discutir –modificar- y aprobar la propuesta de egresos con fecha límite al 15 de noviembre de 2017.

 

Encajar el diente al ciudadano

El bolsillo de los mexicanos y no el petróleo será el principal financiador del gasto público.

La secretaría de Hacienda estimó que en 2018 recibirá ingresos por 5.236 billones de pesos, 7% más recursos que el año anterior.

El 60% de los ingresos provendrá de dos rubros que implican un desembolso para el ciudadano: impuestos y aprovechamientos.

La recaudación de impuestos crecerá 8% respecto de 2017 para acumular 2.961 billones de pesos, su principal fuente será el Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), juntos recabarán 8 de cada 10 pesos del total de tributos.

Los ingresos por el cobro de ISR e IVA crecerán en promedio 9.7% anual para el presupuesto 2018, aunque son los impuestos con más peso, no son la recaudación que más se incrementó.

Hacienda planea incrementar en 22% anual los ingresos por el cobro del impuesto sobre autos nuevos en el presupuesto 2018.

 

Hacienda plantea que los ingresos por el cobro del impuesto sobre autos nuevos aumente 22% anual en 2018 para registrar 10 mil 623 millones de pesos, aunque su monto aun sería poco significativo respecto de la recaudación total.

El presupuesto 2018 no plantea la creación de nuevos impuestos ni el aumento de los existentes en respeto al Acuerdo de Certidumbre Tributaria que firmó Enrique Peña en 2014, a través del cual se comprometió a congelar los tributos en lo que restaba de su sexenio.

 

Te puede interesar: ¡Atole con el dedo! Gobierno reduce estimación de ingresos en presupuestos, para gastar más, 1 de noviembre de 2016.

 

Sin embargo, las tarifas y cuotas del gobierno -establecidas en 2014- sufrirán una actualización para 2018 conforme a la inflación de más de 10% acumulada desde noviembre de 2013, de acuerdo con David Cuéllar, líder de impuestos y servicios legales de PWC.

De ahí que los aprovechamientos serán el rubro del ingreso que más crecerá según la propuesta de Meade en 2018, 32% anual, en este se incluyen por ejemplo, las multas, intereses moratorios, indemnizaciones, cuotas por trámites, entre otros.

La economía mexicana se despretroliza a fuerza de recaudación, solo 16% de los ingresos provendrán de la producción, venta o impuestos alrededor del petróleo, 835 mil 575 millones de pesos en total.

 

Seguridad, petróleo y beneficencia, las prioridades

El presupuesto para el último año de gobierno de Enrique Peña tiene énfasis en reforzar la seguridad, incluye partidas especiales para fortalecer el desempeño de la seguridad pública, la seguridad nacional y el Sistema Nacional Anticorrupción.

Sin contar la organización de procesos electorales, la seguridad nacional es el rubro del presupuesto de egresos que más creció con la asignación de 18% más recursos para 2018 respecto de 2017 para un total de 102 mil millones de pesos.

El presupuesto de egresos 2018 es una fuerte apuesta a reforzar la seguridad pública y nacional, aunque quita presupuesto al campo.

El presupuesto en clasificación funcional divide al gasto en tres grandes asuntos: Gobierno, Desarrollo Social y Desarrollo Económico, y a estos a su vez en rubros.

La seguridad nacional junto con los rubros de justicia y asuntos de orden público y seguridad interior representaron el 70% del presupuesto asignado a Gobierno.

El énfasis en la seguridad se aprecia también en la distribución del presupuesto para las secretarias, las relacionadas con la seguridad fueron las que registraron los mayores incrementos de recursos públicos.

 

Te puede interesar: Gobierno de EPN gasta 32 millones de pesos al día ¡en viáticos!, 31 de julio de 2017.

 

El presupuesto de la Secretaría de Marina dio un salto de 19% anual en 2018 al pasar de 26 mil 300 millones de pesos en 2017 a 31 mil 300 millones. A la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) le asignaron 17% más recursos para 2018, un total de 81 mil millones de 69 mil 400 que le otorgaron para gastar en el año que corre.

En la Sedena, por ejemplo, se incrementaron los recursos para el programa “Operación y desarrollo de la Fuerza Aérea Mexicana” y se incluyó un programa llamado “Previsión para el fortalecimiento de Infraestructura Naval y Militar”, de acuerdo con el análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados (CEFP).

La entrega de apoyos a grupos vulnerables es una de las prioridades del presupuesto que propuso José Antonio Meade para el año electoral 2018.

 

Después de la seguridad, los proyectos relacionados con el petróleo y la energía son la segunda gran apuesta del gobierno.

Les destinaran 759 mil 700 millones de pesos que equivalen al 20% del gasto programable total, presupuesto mayor al gasto que se planea ejercer en educación y salud.

La tercera gran apuesta del año electoral será la beneficencia, Hacienda planteó un incremento de 8% al presupuesto destinado a los apoyos que otorga el gobierno a población vulnerable como personas de la tercera edad, mujeres, indígenas y enfermos, entre otros.

En monto es el incrementó más grande de entre todos lo rubros con 66 mil 830 millones de pesos extras para un total de 883 mil 450 millones de pesos que representan casi una cuarta parte del presupuesto programable total.

 

A pagar las deudas

Los recursos asignados al pago de la deuda pública, los intereses, las comisiones y las transferencias de recursos a los gobiernos estatales –gasto no programable- creció 12% anual para 2018.

Más del doble que el presupuesto destinado a la operación del gobierno federal –gasto programable- que incrementó 5% bajo la misma comparación.

Para 2018 se tendrán que destinar más recursos a pagar la deuda pública que comenzó a crecer desde 2013 por decisión del anterior secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

 

El aumento del gasto no programable se debe a que se planean destinar 16% más recursos al pago de intereses y comisiones de la deuda pública respecto de lo que se asignó en 2017.

El incremento equivale a 90 mil 917 millones de pesos extras, es incluso mayor que el aumento al presupuesto para los proyectos de petróleo y energía.

Al llamado costo financiero de la deuda se le destinarán 663 mil 480 millones de pesos, casi el mismo presupuesto que se gasta en educación.

En 2018 la secretaría de Hacienda apostará por reducir la deuda del gobierno federal, Pemex y CFE a 2.5% del PIB desde el endeudamiento de 2.9% que se aprobó para cerrar el año en curso, los denominados Requerimientos Financieros del Sector Público.

 

Transporte, campo y cultura, los prescindibles

Hacienda considera que puede prescindir de los caminos, los frutos del campo mexicano y las bellas artes.

Sin embargo, la tijera más dura pasó por el presupuesto destinado a las actividades agropecuarias, la silvicultura, pesca y caza, que sufrieron una reducción de 10% anual para el presupuesto 2018 equivalente a 7 mil 675 millones de pesos.

El presupuesto para el rubro quedó en 66 mil millones de pesos de 73 mil 680 que recibió en 2017.

En concordancia, el presupuesto para la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) fue la que registró el mayor recorte de entre las dependencias de gobierno federal con 9% anual.

 

Te puede interesar: Intocable, gasto del Poder Judicial no conoce de austeridad, crece 156% en una década, 12 de septiembre de 2016.

 

Los recursos se redujeron principalmente en los programas sujetos a reglas de operación, principalmente el “Programa de Fomento a la Agricultura” que tiene como objetivo incrementar la productividad de las unidades económicas rurales, aseguró el centro de estudios de la Cámara de Diputados.

El segundo rubro prescindible fue el de transportes que registró un recorte de 8% anual que se traduce en 6 mil 153 millones de pesos menos para la construcción y conservación de caminos y puertos.

La secretaría del ramo sufrió un recorte de 9% anual. Para 2018 se eliminaron los presupuestos para financiar tres programas: “Proyectos de infraestructura de ciencia y tecnología”; “Conservación de infraestructura marítimo-portuaria” y “Proyectos de construcción de carreteras Alimentadoras y caminos rurales”.

A este último los diputados federales suelen otorgarle recursos en el proceso de aprobación del presupuesto de egresos, de acuerdo con el centro de estudios de la Cámara de Diputados.

Además, registraron significativos recortes los programas “Proyectos de Infraestructura Ferroviaria” y “Sistema Satelital”.

Si se aprueba el proyecto presupuestal como lo propusieron en 2018 habrá 296 millones menos para actividades culturales y deportivas.

 

La recreación y la cultura fueron el tercer rubro afectado. Si de recortes se trata la tijera suele comenzar por las bellas artes y el deporte.

El presupuesto para el rubro quedo en 17 mil 780 millones de pesos luego del recorte de 2% anual para 2018 equivalente a 296 millones.

Ni el monto, ni el porcentaje de recorte es significativo en comparación con los que sufrieron los rubros de transportes y actividades agropecuarias.

Sin embargo, es importante si se toma en cuenta que la cultura y el deporte apenas figuran en el gasto, representan un nimio 0.4% del presupuesto de egresos total.

La cultura y el deporte pertenecen al asunto desarrollo social y de este grupo fue el único rubro que sufrió un recorte.

 

MÁS INFORMACIÓN: Presupuesto de egresos en clasificación funcional, proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, septiembre 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Aspectos Relevantes de Finanzas Públicas en el Paquete Económico 2018, Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, 8 de septiembre de 2017.

Comentar