Empresas y Empresarios

Taxis del aeropuerto: cobran $771 millones de más, los multan con $23 millones

11-09-2017 18:30

Las organizaciones se pusieron de acuerdo para cobrar de más a los pasajeros; el monto de la sanción equivale tan solo a lo que “estafan” a los usuarios en menos de dos meses.

Aunque son muchas organizaciones las que ofrece el servicio, en realidad actúan como monopolio. Agrandar
Aunque son muchas organizaciones las que ofrece el servicio, en realidad actúan como monopolio.

Para nadie es un secreto: las tarifas que cobran los taxis del aeropuerto son un abuso. Ahora sabemos que desde 2011 las compañías que ofrecen este servicio se pusieron de acuerdo para manipular los precios y afectar a los usuarios.

Y hay una cifra para dimensionar el abuso: 771 millones 713 mil pesos es el monto del daño al mercado ocasionado por estas organizaciones, tan solo en el periodo de 53 meses comprendido entre agosto de 2011 y diciembre de 2015.

Es decir, en promedio, el daño a los miles de usuarios del aeropuerto que no tenían otra alternativa que usar los taxis del aeropuerto es de 14.5 millones de pesos al mes o de poco más de 485 mil pesos diarios.

Por esta práctica, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) determinó sancionar a las agrupaciones de taxistas Confort y Servicios en Transportación Terrestre (Confort), Porto Taxi Terrestre Ejecutivo (Porto Taxi), Taxistas Agremiados para el Servicio de Transportación Terrestre Sitio 300 (Sitio 300), Yellow Cab del Nuevo AICM -antes Sitio 300 Yellow Cab- y Transportación Terrestre Nueva Imagen (Nueva Imagen) con multas que, en conjunto suman 23 millones 627 mil pesos.

Es decir, la sanción por cobrar de más a unas 12 millones de personas a lo largo de casi cuatro años y medio, la pagaran estas agrupaciones con lo que “estafan” en menos de dos meses.

 

 

Sin embargo, la Cofece presume que se trata del monto máximo que puede aplicar para sancionar este tipo de prácticas.

“Estos montos son los máximos que permite la Ley Federal de Competencia Económica en función de la capacidad económica de cada uno de los sancionados, con base en los ingresos que las agrupaciones reportan ante el Servicio de Administración Tributaria”, justificó el organismo en el comunicado en que dio a conocer la sanción.

 

 

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en la Ciudad de México, al cierre de 2016, existen mil 794 unidades de Transportación Terrestre de Pasajeros de y hacia Puertos y Aeropuertos.

Si el monto de la estafa fuera equitativo para cada uno de estos vehículos, en 53 meses cobró 430 mil 163 pesos de más por los servicios que brindó, en tanto que la multa por unidad equivale a 13 mil 170 pesos.

 

¿Cómo cocinaron el abuso?

De acuerdo con la información de la Cofece, las empresas sancionadas cometieron prácticas monopólicas absolutas en el mercado del servicio del autotransporte terrestre de pasajeros, en la modalidad de taxi con origen o destino al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)

En el 2014, la Cofece inició una investigación por las tarifas que cobran los taxis autorizados en el AICM cuyo resultado apenas dio a conocer este lunes 11 de septiembre de 2017 y establece que las organizaciones de taxistas se pusieron de acuerdo para fijar, elevar y manipular el precio del servicio de taxi.

 

Te puede interesar: ¿Ticketmaster es un monopolio? La autoridad parece no tener prisa en resolverlo, 25 de agosto de 2017.

 

 

Y es que el reglamento que enmarca la actividad de estas agrupaciones de taxistas no establece límites para las tarifas que cobran a los usuarios, ya que, en el papel, se estimaba que fuera la libre competencia la que regulara los costos de los viajes.

 “En principio, dada esta libertad tarifaria, la participación de diversos agentes económicos en el mercado generaría condiciones de competencia que presionarían a la baja los precios del servicio”, explica la Cofece.

 

 

Sin embargo, en abril de 2011 todas las agrupaciones sancionadas contrataron a una empresa (Santaló Estudios y Proyectos) para que, mediante un estudio, determinar el monto de las tarifas por viaje del AICM a diversos puntos de la capital del país para los próximos 10 años.

“Para ello, los sitios entregaron a la consultora información estratégica que en condiciones normales de competencia las empresas no comparten, como sus costos de operación, tarifas, ganancias, número de unidades y estadísticas de ventas, entre otras”, añade el comunicado de la Cofece.

Por eso, hubo acuerdo y unanimidad en el monto de las tarifas y porcentaje de incrementos desde agosto de 2011 y para los periodos subsecuentes.

 

¿Qué sigue?

Además de la multa, la Cofece envió su dictamen a las autoridades del AICM para que toman las medidas que corresponda, “toda vez que el contrato que el aeropuerto tiene celebrado con cada una de estas agrupaciones establece como causal de rescisión la realización de prácticas monopólicas absolutas”.

Si las autoridades del AICM determinan cancelar las concesiones otorgadas a los permisionarios del servicio de taxi en la terminal aérea, deberá licitar nuevamente estos servicios, para lo cual deberá tomar en cuenta la opinión de la Cofece.

 

Te puede interesar: ¿Dirigirá Ochoa Reza al PRI como a sus taxis? Si es así, mala noticia para el partido, 30 de mayo de 2017.

 

Ya desde noviembre de 2016 la Cofece recomendó a las autoridades aeroportuarias de la Ciudad de México abrir aún más la competencia del servicio de taxis en la terminal aérea para reducir las tarifas.

La propuesta incluía un llamado al Congreso de la Unión y a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte para que otorgaran permisos de operación a todos los solicitantes que cumplieran con los requisitos establecidos para brindar el servicio.

“Con ello se permitiría que los taxis locales, agrupaciones o empresas de redes de transporte, que cuenten con dicho permiso, tengan libre acceso a las instalaciones aeroportuarias, previo pago de una cuota (tarifa de acceso), la cual se ajustaría, a la baja o alta, según las condiciones de oferta y demanda”, señalaba la propuesta de la Cofece.

 

Para salir del aeropuerto, los taxis autorizados cobran mucho más caro que lo regulares, incluso que Uber.

 

La nueva normatividad, explicó el organismo, debe limitarse a establecer reglas de seguridad y calidad, sin tocar el tema de tarifas, para promover la competencia.

Además, los taxis exclusivos que salen de las terminales aéreas regresan sin pasaje, lo que les obliga a elevar sus costos.

“Como sólo se permite la operación de ciertas asociaciones a las que concesionan el servicio, se generan condiciones preferenciales para las agrupaciones ya establecidas y la exclusión de otros agentes económicos”, concluye la Cofece.

 

MÁS INFORMACIÓN: Sanciona Cofece a sitios de taxis del AICM por pactar convenio para aumentar de manera coordinada sus tarifas, Comisión Federal de Competencia Económica, 11 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Recomendaciones sobre las reglas de operación de los sitios de taxis del AICM, Comisión Federal de Competencia Económica, 10 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas Básicas del Autotransporte Federal, Secretaría de Comunicaciones y Transportes, 2016.

 

Comentar