Salud y Medio Ambiente

Dos megahuracanes impactan a EU, ¿y Trump sigue sin creer en el cambio climático?

06-09-2017 18:30

Dos huracanes categoría 5 impactaron Estados Unidos esta temporada. Expertos dicen que es a causa del cambio climático en el que el presidente no cree.

El huracán Irma podría ser más destructivo de lo que fue Harvey y Katrina. Agrandar
El huracán Irma podría ser más destructivo de lo que fue Harvey y Katrina.

Desde que Donald Trump estaba en campaña, no ha escondido sus creencias respecto al cambio climático.

De manera más específica, lo que no ha escondido es que “no cree que sea real”.

Actuando de manera acorde a sus creencias, desde que es presidente se ha dedicado a desestimar a científicos que dentro de su gabinete hablaban acerca de los peligros de este fenómeno, a sacar a estados Unidos de acuerdos internacionales que luchan contra este y a reestablecer las políticas que privilegian los combustibles fósiles.

Coincidentemente, esta temporada de huracanes dos tormentas categoría cinco azotaron el territorio de ese país. El primero, Harvey, tocó tierra en Texas y dejó daños que superarán los 150 mil millones de dólares, además de una decena de muertos y afectaciones graves al cableado eléctrico y telefónico.

 

Por más fenómenos climáticos, el escepticismo de Donald Trump no desaparece.

 

El segundo, Irma, tocará puerto en Estados Unidos en Florida y es el más peligroso jamás registrado en el Océano Atlántico. Con rachas de vientos promedio de 250 kilómetros por hora, pero que experimentan picos de hasta 350 km/h, tiene la capacidad de arrancar árboles de raíz y de causar inundaciones de al menos un metro de altura, de acuerdo con el centro meteorológico de Estados Unidos.

Y sí, aunque Donald Trump quiera negarlo, la explicación de la escalada tanto en magnitud destructiva como en periodicidad de esto fenómenos meteorológicos está en el cambio climático.

Estos eventos climatológicos de alto impacto son las consecuencias más visibles del aumento en las temperaturas globales, de acuerdo con Roger Pielke Jr.  del centro para la investigación en políticas de ciencia y tecnología,  pero no son los únicos. Lo que sí es que son los que de manera inmediata más dinero y vidas cuestan.

 

Te puede interesar: Huracán Irma amenaza al Caribe y continúa ganando fuerza, 4 de septiembre de 2017.

 

Ese centro ha hecho algunas predicciones, ninguna muy alentadora. “Tenemos confianza media en el que las fuerzas antropogénicas han contribuido a la intensificación de las precipitaciones intensas que se han visto en la segunda mitad del siglo XX”, publicaron desde 2013.

De hecho, en la última década la frecuencia con la que impactaban huracanes en el país del norte había descendido, pero eso era un patrón que no duraría de acuerdo con los expertos. Aunque es muy pronto para saberlo, puede que la tendencia ya se esté revirtiendo.

Antes que estos dos fenómenos, el más destructivo de los últimos 15 años había sido el huracán Katrina, que impactó Nueva Orleans en 2005 y lanzó a la zona a una recesión.  Los daños causados por “Harvey” son mayores que los de Katrina. Los causados por Irma bien podrían ser mayores que los de Harvey.

 

En Estados Unidos las afectaciones por los huracanes han incrementado.

 

No obstante, para el mandatario, el cambio climático se trata de un invento chino para hacer la manufactura Estadounidense menos competitiva, como tuiteo desde 2012.

 

México no se salvará

México siempre ha sido uno de los países que más perjudicados saldrían por el cambio climático, aunque no está cerca de los que podrían quedar inhabitables como consecuencia de ello, como la mayor parte de Africa, de acuerdo con las Naciones Unidas.

En el país los patrones de lluvias intensas y sequías se han incrementado en la última década, como consta en los datos recolectados por el Sistema Metereológico Nacional (SMN).

 

Te puede interesar: Tláloc desborda furia en 2017, CDMX con lluvias cada vez más fuertes 1 de septiembre de 2017.

 

En especial, la ciudad de México se ve afectada por el incremento en precipitaciones, por su ubicación geográfica en un Valle, rodeado por montañas que no permite la salida del agua a vertientes naturales como lagos y ríos. Además se debe considerar que el concreto de la ciudad tampoco permite que esta sea absorbida en la tierra, apuntan expertos metereológicos del SMN.

De igual forma, las inundaciones en la capital fueron este agosto de 2017 más frecuentes que el año pasado, y en el 2016 más frecuentes que en 2015. 

Comentar