Gobiernos y Finanzas Públicas

Pide Trump en migración lo que no cumple ni su Gabinete

09-08-2017 18:16

La propuesta de reforma migratoria busca ser restrictiva. ¿Cuántos miembros del gabinete no estarían ahí si una ley como esta hubiera entrado en vigor décadas antes?

Donal Trump no cesa su interés por modificar las leyes migratorias, por el contrario su posición ante el tema es más estricta.  Agrandar
Donal Trump no cesa su interés por modificar las leyes migratorias, por el contrario su posición ante el tema es más estricta. 

Dice el dicho popular "lo que en la calle no puedes ver, en tu casa has de tener". 

Donald Trump quiere que solo la clase correcta de migrante llegue a Estados Unidos.

Y planea hacerlo con un sistema de puntos, mediante el cual las 140 mil visas de trabajo disponibles anualmente se den a personas que “puedan aportar a Estados Unidos”.

Esa reforma a la ley migratoria, abreviada como RAISE (Acta para la Reforma de la Inmigración norteamericana para una economía fuerte) especifica qué debe cumplir una persona que busque llegar al país del norte de manera legal para trabajar allí.

El aplicante debe estar certificado en el dominio del inglés, contar con estudios universitarios y si tiene estudios de posgrado ganará más puntos.

Deben tener una oferta laboral lucrativa, que se traduzca más del 150% del ingreso promedio de un hogar estadounidense, es decir, percibir un salario mensual de mínimo 9 mil 162 dólares, lo equivalente a 164 mil 665 pesos, de acuerdo con los datos del ingreso promedio de los hogares de ese país disponibles del último censo en 2014.

Por último, se privilegia a las personas que estén en la “edad correcta”, que de acuerdo con la ley RAISE es de 26 a 30 años, a los que se les otorgará una calificación de 10 puntos.

 

Te puede interesar: ¡No le digas a Trump! Estas son las 20 zonas metropolitanas de EU con más indocumentados, 23 de junio de 2017.

 

Lo que esa propuesta no toma en cuenta es que, Mike Pence no habría sido nunca el vicepresidente de los Estados Unidos si esta regla hubiera aplicado a su abuelo migrante. John F. Kelly no sería su jefe de gabinete si su abuelo irlandés hubiera tenido que acreditar estudios universitarios para entrar a su país. Alexander Acosta, Secretario de trabajo, nunca habría estado cerca de la esfera de influencia de Donald Trump si sus padres cubanos hubieran tenido que demostrar que son "el migrante correcto". 

ARENA PÚBLICA hizo un análisis de las familias de los ciudadanos estadounidenses que forman la esfera de influencia de Donald Trump, para ver cuántos de ellos podrían estar ahí si se hubieran tomado pasos como este anteriormente “para liberar la presión de las personas de Estados Unidos que trabajan en sus manos y pies” con quienes el gobierno “no está comprometido”, de acuerdo con las declaraciones del presidente.

 

 

 

De las 15 personas que conforman el gabinete presidencial, seis tienen ascendencia directa o son ellos mismos migrantes. Sus antecesores no habrían pasado la prueba de oferta lucrativa o educación superior, pero algunos habrían pasado la prueba de inglés.   

La primera Dama, Melania Trump, no hubiera pasado la prueba por no tener educación, dominio del idioma ni oferta laboral.

 

Melania Trump es de origen esloveno y no concluyó sus estudios universitarios por lo que tampoco cumple con los requisitos propuestos por su esposo.

 

Otras restricciones

En el caso de las visas laborales, si una pareja quiere obtener este tipo de permiso de trabajo, deberá pasar el sistema de puntos por separado. Ya no se otorgará el permiso al cónyuge en automático.

Una persona que tenga una visa de trabajo bajo el sistema de puntos no será elegible para obtener ningún beneficio social del Estado durante los primeros cinco años de su estancia en el país.

En cuanto a las “prioridades migratorias familiares”, es decir, los parientes de una persona que ya reside en Estados Unidos y quieren migrar al país también serán más estrictas. La edad de los hijos se redujo de 21 años a 18.  Es decir, una persona que viva en Estados Unidos y quiera que su hijo de 20 años vaya a vivir con ella ya no podrá solicitar su residencia de manera automática.

 

Te puede interesar: Melania, un perfil para equilibrar la escasa aprobación de Donald Trump, 12 de julio de 2017.

 

Si se llegara a aprobar, esta reforma reduciría el número de migrantes admitidos al país en 41% en el primer año y en 50% en los diez años subsecuentes, de acuerdo con Tom Cotton, senador republicano.

De pasar la ley RAISE disminuirá también el número de refugiados aceptados en EU a 50 mil al año. Durante la administración de Barack Obama se admitían 85 mil y había planes de elevar el número hasta 110 mil al año.

 

MÁS INFORMACIÓN: Acta para la Reforma de la Inmigración norteamericana para una economía fuerte, 2017.

Comentar