Salud y Medio Ambiente

Si México quiere menos fumadores, que cobre por lo menos a 63 pesos la cajetilla

08-08-2017 06:55

Al menos el 75% del precio del cigarro debería estar constituido por impuestos. Actualmente es el 50% del precio lo que se destina al IEPS.

En México se requiere ser más estrictos con el incremento a los impuestos del tabaco, la medida disminuirá el número de fumadores y muertes al año. Agrandar
En México se requiere ser más estrictos con el incremento a los impuestos del tabaco, la medida disminuirá el número de fumadores y muertes al año.

Al menos 4.7 billones de personas en el mundo se beneficiaron de una de las estrategias más eficientes de la Organización Mundial de la Salud: el plan Mpower.

México, aunque forma parte de los 21 países americanos que respeta esas medidas, no ha elevado los impuestos sobre el tabaco al ritmo que otros países lo han hecho.  El país no solo forma parte del plan, sino que desde 2004 ratificó el Convenio para el Control del tabaco de la OMS, sin embargo, fue hasta 2012 que entró en vigor el Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS) para los cigarros.

Desde que se descubrió la conexión entre el cigarro y distintos tipos de cáncer se inició una batalla entre las grandes empresas tabacaleras y los sistemas de salud.

En 2007 se llegó a un compromiso. Esa estrategia, conocida como Mpower, ha hecho que en solo dos años 15 países llegaran al tope de las “buenas prácticas”, es decir, que cumplen con cada uno de los seis aspectos de ella: monitoreo, ambientes sin humo, programas de cese, advertencias en los paquetes, prohibir los anuncios, e incluir impuestos.

 

Te puede interesar: Impuestos al cigarro no alcanzan para pagar el daño que causa, 3 de mayo de 2017.

 

No obstante, hay un rubro en el que todo el mundo está fallando: los impuestos.

Mientras que en países como Argentina o Malta el precio del tabaco está constituido por 75% impuestos, en México los impuestos apenas alcanzan poco menos del 50% del precio total.

Sin este punto, la OMS advierte, no se podrá llegar a la meta de reducir la mortalidad prematura –de la cual el tabaquismo es el principal responsable- en un tercio para 2030, como se planteó en las metas de bienestar y salud de la organización.

“El impuesto específico (al tabaco en México) sería de 0.80, 1.20, 1.60 y 2.00 pesos por cajetilla de 20 cigarrillos en los años 2010, 2011, 2012 y 2013, respectivamente. Sin embargo, sin ajustes ascendentes automáticos por la inflación, la efectividad del impuesto específico recientemente introducido se desgastará con el tiempo”, de acuerdo con un reporte de la OMS centrado en México.

Si bien durante 2013-2014 los precios del tabaco habían aumentado comparativamente con el poder adquisitivo promedio de México, es decir, que para una persona que tenga el ingreso promedio para el país era más difícil destinar una parte de su ingreso a comprar una cajetilla, para 2015 y 2016 la tendencia se revirtió. El fallo, advierten, está en que no hay ajuste por inflación.

Esta falta de modificación representa un problema que se refleja en número de fumadores mexicanos. En el país los fumadores se inician desde jóvenes; la edad promedio es 16 años, de acuerdo con la OMS, lo cual pone el país como uno de los de mayor riesgo a nivel mundial.

 

El impuesto al tabaco en México es diminuto comparado con el incremento en otros países.

 

La falta de impuestos altos hace al tabaco más accesible, lo que implica que cualquier joven pueda tener acceso a una cajetilla advirtió la OMS.  Entre 2009 y 2015 aumentó 0.7% el número de adultos que fuman, de acuerdo a la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos 2015. En las áreas urbanas es el 20% de las personas los que fuman y son mayormente hombres los que tienen el hábito.

Al año, mueren 40 mil mexicanos por enfermedades relacionadas al tabaquismo. Pero los gastos en salud para atender enfermedades como enfisema, cáncer de pulmón o insuficiencia respiratorios derivadas del consumo del cigarro ascienden a 61 mil millones de pesos del presupuesto público, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

 

Te puede interesar: Fuerte avance de México en salud en las últimas tres décadas: The Lancet, 6 de julio de 2017.

 

El no cumplir con las modificaciones a los impuestos es uno de los motivos por los que a pesar de las políticas públicas y complir con casi todas las recomendaciones de la OMS las muertes por tabaco se multiplicaron en 10% de 2010 a 2015. 

 

La “batalla” contra el tabaco puede ganarse

Los países que cumplen con la regla de los impuestos son 21 de los 35 que existen en continente americano, y a nivel mundial son ya el 63%.  Desde el inicio de la estrategia Mpower, se triplicó el número de países que cumplen con los lineamientos de la OMS y se han prevenido al menos 7 millones de muertes al año, de acuerdo con la organización.

Los países que han tenido mejores rendimiento son aquellos de ingresos medianos y bajos. México está clasificado como un país de ingresos medianos, por el Banco Mundial por lo que podría adherirse a este patrón.

Ello significa que las personas que han tenido ventajas económicas y de salud, de acuerdo a los estimados coservadores de la OMS, representan el 42% de la población mundial (3.2 billones de personas), quienes se han visto alejadas del consumo del tabaco. Siete veces más que al inicio de la estrategia.

 

El excesivo precio del tabaco no ha sido un impedimento para que sus consumidores dejen este mal hábito.

 

Cada año aumentan los países que adoptan Mpower. Al menos uno de cada tres países en el mundo está trabajando junto con la OMS en alejar la disponibilidad de los cigarrillos de las personas y sobre todo de los “nuevos usuarios”, clasificados por el organismo como los jóvenes de 12 a 18 años que inician en el consumo del tabaco.

Incluso México ha avanzado en el área. Con la erradicación de las campañas mediáticas –que ya no se promuevan anuncios de tabaco en la televisión y radio- y las advertencias que existen en todas las cajetillas de cigarros, se ha alcanzado el mote de “buena práctica” de acuerdo con la OMS. Además, la Ciudad de México es una de las urbes más avanzadas en cuanto a regulación de los espacios donde se puede fumar. 

 

Te puede interesar: La OMS alerta sobre aumento y resistencia a los antibióticos de la Gonorrea, 8 de julio de 2017.

 

El monitoreo es la mejor oportunidad para acabar con una epidemia que es “enteramente prevenible”, como la califica el organismo. Para alcanzar el ritmo mundial, México debe elevar sus impuestos y ajustar por inflación, advierten, para bajar sus números de fumadores y disminuir su gasto público en salud.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reporte mundial sobre la epidemia del tabaco, 2017. OMS. 

MÁS INFORMACIÓN: La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México, 2016, OMS.

Comentar