Economía y Sistema Financiero

Capital del Banco de México se tiñe de números rojos, vulnerable a presiones

18-07-2017 18:48

El saldo negativo del banco central no significa la quiebra, pero lo vuelve vulnerable a presiones políticas.

El capital de Banxico se tiñe de rojo a cuatro meses de que Agustín Carstens deje la gubernatura. Agrandar
El capital de Banxico se tiñe de rojo a cuatro meses de que Agustín Carstens deje la gubernatura.

Los números del banco central se tiñeron de rojo.

Luego de siete meses de disminución continua, el capital del Banco de México (Banxico) finalmente registró un saldo negativo de 45 mil 606 millones de pesos el 14 de julio, según su Estado de Cuenta más reciente.

Su capital comenzó a mermar a partir de enero de 2017 por efecto de la revaluación del peso frente al dólar. En la última semana su saldo disminuyó 1.8 veces o 97 mil 750 millones de pesos, la mayor caída en lo que va del año, desde los 52 mil 144 millones de pesos que registró el 11 de julio.

Hace tan solo siete meses su capital superaba el billón de pesos, un dato que da cuenta de la magnitud con que ha caído el capital del banco gobernado por Agustín Carstens. 

 

Un saldo negativo en cualquier banco comercial -Bancomer, Citibanamex, Santander- es sinónimo de quiebra e implica que debe ser rescatado o intervenido por el gobierno, pero esto no sucede con el banco central, especialmente por dos razones.

Primera, el Banco de México es responsable de generar las monedas y billetes en circulación, por lo tanto, una de sus opciones en todo caso sería crear dinero para pagar sus deudas.

Segunda, el saldo negativo del capital podría revertirse a positivo si el peso vuelve a depreciarse frente al dólar.

El principal activo del capital del banco central son las reservas internacionales, que de manera tangible son dólares, aunque contablemente se registren en pesos.

Cuando el dólar sube de precio el saldo de las reservas internacionales crece porque al convertirse contablemente a moneda nacional se traducen en un mayor número de pesos y viceversa. Si el dólar baja de precio el saldo disminuye porque en la conversión hay menos pesos por cada billete verde.

 

Te puede interesar: Revaluación del peso juega contra Banxico, reduce 86% su capital contable en tres meses, 20 de junio de 2017.

 

Aunque el saldo negativo del Banco de México no signifique la quiebra, los números rojos lo dejan vulnerable.

Tener capital negativo compromete la independencia del banco central, pues lo expone a presiones políticas y levanta dudas sobre su capacidad de cumplir con su objetivo de salvaguardar el poder de compra de los ciudadanos, explica el artículo Las finanzas de los bancos centrales, elaborado por el Banco de Pagos Internacionales (BIS) en abril de 2013.

“El público, en general, puede ver en un patrimonio neto negativo a un banco central débil, a diferencia de lo que ocurre con un buen nivel de capital y reservas, que pueden mitigar los riesgos del banco central” señala el documento Capital óptimo de bancos centrales y criterios de distribución de utilidades, elaborado para el Banco Central de Bolivia.

 

Te puede interesar: Confirma BIS que Carstens permanecerá en Banxico al 30 de noviembre, 21 de febrero de 2017.

 

Pero Banxico no tendrá que hacer mucho para recuperarse, puesto que el peso volverá a depreciarse en 6% frente al dólar a diciembre de 2017, de acuerdo con las expectativas de los analistas del mercado encuestados por Citibanamex el 5 de julio, quienes esperan que el tipo de cambio cierre el año a 18.5 pesos por dólar, desde los 17.4 en que se sitúa actualmente.

Si las reservas internacionales, el principal activo del capital, se mantuvieran constantes en su nivel actual de 3.053 billones de pesos (173,877 millones de dólares), ganarían 163 mil 217 pesos cuando la moneda nacional se deprecie a 18.5 pesos por dólar.

En el mercado de compra-venta de dólares a futuro de Chicago también pronostican que a septiembre de 2017 el billete verde incremente su valo y se intercambie por 18 pesos, según una consulta hecha el 18 de julio.

El capital del Banco de México se tiñe de rojo a cuatro meses de que Agustín Carstens deje la gubernatura -30 de noviembre- para convertirse en gerente general de Banco de Pagos Internacionales (BIS).

No es la primera vez que el gobernador se enfrenta a los números rojos, al cierre de 2013 el banco central también registró un saldo negativo, en esa ocasión fue por 175 mil 200 millones de pesos, tres veces mayor que el actual.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estado de Cuenta del Banco de México, 18 de julio de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Las finanzas de los bancos centrales, Banco de Pagos Internacionales, abril de 2013.

MÁS INFORMACIÓN: Capital óptimo de bancos centrales y criterios de distribución de utilidades, Banco Central de Bolivia, 2005.

Comentar