Política Social y Seguridad

Corrupción en SCT para construir Paso Express se pagó con vidas

13-07-2017 16:03

Los funcionarios de la SCT permitieron que se construyera la ampliación carretera sin arreglar antes una tubería obsoleta que podía traer problemas. Y los trajo.

Vecinos advirtieron a la SCT que el cause del agua estaba por derrumbar el muro. Agrandar
Vecinos advirtieron a la SCT que el cause del agua estaba por derrumbar el muro.

El secretario sabía de los riesgos.

Pero no atendió el problema.

Dos personas murieron al formarse un socavón de al menos 12 metros de diámetro y ocho de profundidad en el tramo conocido como Paso Express, una ampliación del libramiento a Cuernavaca, Morelos en la carretera México-Cuernavaca, el 12 de julio.

El desgaste de una alcantarilla y un drenaje que cruza a más de 15 metros de profundidad por debajo del Paso Express fueron las responsables de reblandecer el subsuelo y provocar el socavón en el kilómetro 93, de acuerdo con la versión oficial de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Pues el tubo de drenaje fue rebasado por una acumulación extraordinaria de agua provocada por las lluvias y el exceso de basura, asegura la secretaría.

Fuente: Video de La Silla Rota. 

 

Pero hay una razón anterior, la corrupción.

Los funcionarios estatales y federales de la SCT dieron luz verde al proyecto -que inició en 2014- a pesar de saber que las aguas de una tubería -que los vecinos describen como obsoleta- desembocaba por debajo del terreno donde se construiría el Paso Express.

Las autoridades permitieron que, en lugar de arreglar la tubería, se construyera un muro para impedir que el agua pasara por debajo de la vialidad, pero era tal la cantidad de agua que desembocaba en ese punto, que la base del muro se derrumbó y -como antes de la obra- el agua siguió su cauce natural por debajo del ya construido Paso Express.

 

Oídos sordos a las advertencias

Días antes de que ocurriera el accidente los ciudadanos advirtieron del peligro a las autoridades.

El 3 de julio, Mario Meneses, el ayudante municipal del poblado de Chipitlán, Morelos, envió un oficio a la secretaría para advertir que el muro estaba en peligro de colapsar a causa de un tubo obsoleto que no había sido sustituido por otro que fuera apto para la construcción del Paso Express.

 

Te puede interesar: Peña pide 3,100 millones para Edomex como gobernador, ya como presidente los autoriza, 29 de mayo de 2017. 

 

“Para que tomen cartas en el asunto urgentemente y así evitar una desgracia mayor”, señaló Meneses nueve días antes del accidente. El oficio -en el que anexó fotos- fue dirigido a José Luis Alarcón Ezeta, director general de la delegación Morelos de la SCT.

El sábado 8 de julio finalmente colapsó el muro, un fin de semana antes del accidente. El usuario de Facebook, Irving Manzo Figueroa, subió un video que muestra claramente al muro derrumbado y el paso del agua por debajo del Paso Express.

Fuente: Video tomado del muro de Facebook de Irving Manzo Figueroa.

 

“Alerta! Gran riesgo de colapso de la carretera de la muerte (Paso Express) […] el agua busca su cause, pero parece que los ingenieros que hicieron esto no saben que contra la naturaleza no se puede, ojalá no haya vidas que lamentar”, advertía en su muro.

 

Fue culpa de la lluvia, asegura secretario federal

Los funcionarios de la SCT no asumen su responsabilidad y el hecho de que desoyeron las advertencias.

Se han justificado diciendo que el tubo no era su problema y que la culpa la tuvo la lluvia.

El boletín de tres párrafos donde la SCT federal informó sobre el accidente por la formación del socavón, se tomó unas líneas especialmente para aclarar que la alcantarilla y el drenaje no formaban parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Express.

El día del accidente un grupo de vecinos molestos acudieron al lugar con oficios en mano para recibir a Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes federal, con reclamos por lo ocurrido.

 

Te puede interesar: Aumenta tarifa del tren suburbano y persiste trampa en cobro, 7 de junio de 2017.

 

"¡Vengan a ver su cochinero!", "¡les dijimos que el tubo ya no aguantaba!", gritaban los pobladores. Mientras que Ruiz Esparza se limitó a calmar los ánimos señalando que las culpables eran las lluvias atípicas y la acumulación de basura, según reportó Reforma.

El 30 de junio un grupo de vecinos de Cuernavaca advirtió al delegado de la SCT en Morelos, sobre daños registrados en el Paso Express debido a las lluvias, pero fue hasta el 10 y 11 de julio, un día antes del accidente, que la dependencia envío a trabajadores a parchar el tramo afectado, reportó Reforma.

“Ya se veía venir, tratamos de prevenir esto con oficios a la SCT y la verdad nunca nos hicieron caso y ahí están las consecuencias. Les advertimos que podría haber una desgracia humana. No hay vuelta atrás”, dijo Mario Meneses, el ayudante municipal del poblado de Chipitlán, en entrevista con el Diario de Morelos.

 

Paso Express, con retrasos y más dinero del presupuestado

La licitación internacional a través de la cual se adjudicaron las obras de ampliación de la carretera México-Cuernavaca se autorizó el 14 de julio de 2014 “sin la certeza de poder llevarla a cabo en el tiempo y costo considerado” de acuerdo con el informe de Enrique Alcántara Gómez, testigo social del proceso, publicado el 5 de diciembre de ese año.

Y así fue.

El presupuesto para la obra con tan solo tres meses de vida se duplicó desde mil 045 millones de pesos hasta 2 mil 200 millones de pesos.

Lo mismo pasó con el tiempo. El plazo original previsto para la conclusión de las obras era el 28 de noviembre de 2016, es decir, 730 días naturales a partir del 29 de noviembre de 2014.

Pero la obra fue inaugurada cinco meses después por el presidente Enrique Peña, hasta 5 de abril de 2017.

Originalmente Banobras había propuesto -en 2012- que el Paso Express se construyera en un segundo nivel con base en un estudio de mejora de las condiciones de operación del libramiento a Cuernavaca.

“Sin embargo, después del análisis de niveles de servicio, determinaron que ampliar los carriles a 10 maximizaba los beneficios para los usuarios locales y los de largo itinerario”, explica el informe de Alcántara Gómez.

Construcciones Aldesem y Epccor fueron las empresas ganadoras de la licitación, esta primera, también será la responsable de construir la torre de control aéreo del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Boletín de la SCT federal que explica las causas de la formación del socavón en el Paso Express.

MÁS INFORMACIÓN: Auditoría de inversiones a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por los proyectos del Libramiento de Cuernavaca (Paso Express) y el Distribuidor Vial Palmira en el Estado de Morelos, ASF, 2014.

Comentar