Salud y Medio Ambiente

¿Los bosques podrán salvar al planeta en 2050? Científicos británicos lo investigan

07-07-2017 16:18

Un experimento británico quiere saber cuánto es lo máximo de CO2 que pueden absorber los bosques para ayudar a la humanidad a combatir la contaminación y el cambio climático.

Incluso si la humanidad dejara de emitir gases contaminantes el día de hoy, los efectos tardarían 40 años en notarse en cuanto a una disminución de la temperatura global. Agrandar
Incluso si la humanidad dejara de emitir gases contaminantes el día de hoy, los efectos tardarían 40 años en notarse en cuanto a una disminución de la temperatura global.

Una de las mejores herramientas que tiene la humanidad para luchar contra el cambio climático ha estado siempre a nuestra disposición: los árboles.

Sin embargo, puede que los contaminantes que estamos enviando a la atmósfera sobrepasen la capacidad de absorción de los bosques del mundo.

Para saber si esto ocurrirá, científicos británicos comenzaron un experimento en 2017 que bombeará dióxido de carbono (CO2), el principal componente de los gases nocivos que provienen de la actividad humana, a un bosque para ver cómo se comporta y si puede paliar los niveles crecientes de este en la atmósfera.

El experimento de la Universidad de Birmingham expondrá una sección aislada de bosque del Parque Norbury en Staffordshire, Inglaterra, a los mismos niveles de CO2 que se espera que existan en la atmósfera para 2050: 550 partes por millón.

 

 Los bosques absorben un poco más de CO2 porque ese es su principal nutriente. Pero no sabemos cuánto más podrán absorber y si podrán hacerlo indefinidamente

 

Michael Tausz, codirector del proyecto.

 

Los árboles usan el CO2 para realizar la fotosíntesis y al hacerlo lo succionan del aire, limpiándolo y ayudando al planeta a mantener una temperatura constante.

 

Te puede interesar: Turismo ecológico a la mexicana, es posible y urgente, 9 de junio de 2017. 

 

En el bosque se colocaron tubos que abarcan 30 metros de largo y 25 de alto. A través de ellos se bombea el CO2 concentrado hacia los árboles.

Los científicos esperan que con un mayor entendimiento de cómo los bosques ayudan a capturar el CO2 las autoridades puedan crear políticas de mitigación informadas.

“Podemos obtener (a través del experimento) una idea clara de si los bosques pueden seguir ayudándonos en el futuro a succionar más CO2”, dijo Tausz.

 

 

Conocer la potencial ayuda de los bosques es más necesaria que nunca

En 2013, por primera vez en la historia, el mundo alcanzó 400 partes por millón en promedio de concentración atmosférica de gases de efecto invernadero, los que contribuyen al incremento en la temperatura mundial y que son generados por la actividad humana.

Desde hace 400 mil años el nivel de CO2 en la atmósfera se había mantenido por debajo de las 300 partes por millón. En 1950 esos niveles empezaron a aumentar de manera exponencial y no se han detenido.

De seguir con el mismo patrón, para 2050 la concentración podría ser de 550 partes por millón lo cual podría elevar la temperatura mundial en 2° centígrados en promedio, a menos que los esfuerzos del mundo lo impidan, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Y si se mantiene el mismo nivel de expulsión de contaminantes a la atmósfera, la concentración podría llegar a mil 500 partes por millón en los próximos siglos, de acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), lo cual podría tener consecuencias catastróficas para la humanidad.

 

La deforestación hace que haya cada vez menos bosques capaces de absorber los crecientes niveles de contaminantes en la atmósfera.

 

Incluso si la humanidad dejara de emitir gases contaminantes el día de hoy, los efectos tardarían 40 años en notarse en cuanto a una disminución de la temperatura, según científicos del OMM.

Una vez que se emite el CO2 a la atmósfera este se acumula y se mueve a los océanos, plantas y tierra. Después de milenios es que puede regresar a su forma original en piedras, por ejemplo, pero en términos de vida humana, el CO2 se mantiene en el ambiente esencialmente para siempre.

La deforestación hace que haya cada vez menos bosques capaces de absorber los crecientes niveles de contaminantes en la atmósfera.

 

Te puede interesar: Tres inventos mexicanos que podrían cambiar el mundo,  20 de mayo de 2017 

 

Desde 1990 se han perdido unas 129 millones de hectáreas de bosques, una superficie casi equivalente a la de Sudáfrica, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés).

África y América del Sur experimentaron la pérdida anual neta más elevada de bosques en el período 2010-2015, con 2.8 y 2 millones de hectáreas, respectivamente.

Sin embargo, la tasa de pérdida de bosque ha disminuido del 0.18% en la década de 1990 al 0.08% durante el período 2010-2015 a nivel global.

Las industrias del aceite de palma, de la soya, del papel y la leña, así como la ganadera, son las responsables de la mayor parte de la deforestación mundial, de acuerdo con la FAO.

 

MÁS INFORMACIÓNLa deforestación se ralentiza a nivel mundial, con más bosques mejor gestionados, FAO, 2016.

MÁS INFORMACIÓNGráfica de CO2 en la atmósfera, Nasa, 2017

Comentar